Redacción EC

El centro de Quito es escenario este martes de nuevos disturbios debido a enfrentamientos entre manifestantes y policías durante el noveno día consecutivo de las protestas en contra el Gobierno del presidente por la carestía de la vida. Estos altercados ocurrieron cuando grupos de manifestantes trataron de llegar al parque El Arbolito, epicentro hace cerca de tres años de la ola de protestas que paralizó al país durante cerca de diez días, en octubre de 2019, y que dejó un saldo de una decena de fallecidos y unos 1.500 heridos a nivel nacional.

MIRA ACÁ LA TRANSMISIÓN EN VIVO:

Un indígena amazónico murió en una “confrontación” con la fuerza pública, en el marco del noveno día de protestas informó a la AFP una dirigente de un grupo de organizaciones de derechos humanos.

“Se presentó una confrontación y a esta persona le disparan en el rostro, al parecer una bomba de gas lacrimógeno”, dijo la abogada Lina María Espinosa, de la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos. La noche del lunes un joven falleció tras caer en una quebrada durante las protestas y la fiscalía decidió abrir una investigación por presunto homicidio.

Las Fuerzas Armadas dijeron que no permitirán que la protesta en rechazo a las políticas económicas del presidente Guillermo Lasso atenten contra la democracia, en medio de enfrentamientos de los manifestantes indígenas con la fuerza pública en Quito.

Desde el domingo por la mañana, las fuerzas de seguridad tomaron la Casa de la Cultura Ecuatoriana, que se encuentra anexa a ese parque, para evitar que, como en 2019, albergara a los miles de indígenas de otras provincias que llegaban al país para concentrar nuevamente la movilización en la capital.

MIRA: ¿En qué países de Latinoamérica gobierna la izquierda? (y dónde podría ser su siguiente victoria)

Pese a los reiterados llamados del líder indígena Leonidas Iza, principal promotor de las protestas, para que las movilizaciones sean pacíficas y sin violencia ni vandalismo, algunos manifestantes realizaron ataques a las instalaciones de la Fiscalía General del Ecuador, cuya sede se ubica cerca de la zona de los enfrentamientos.

El gobierno ha respondido a las demandas en una comunicación con los líderes indígenas y está a la espera de novedades. También aceptó ofertas de mediación de organizaciones de la sociedad civil, dijo.

Las fuerzas pública y los manifestantes se enfrentaron en la capital la tarde del martes, y algunos participantes de las marchas arrojaron palos y se encontraron con gases lacrimógenos y proyectiles no letales, según un testigo de Reuters.

“Las Fuerzas Armadas no permitirán que se intente romper el orden constitucional o cualquier acción contra la democracia y de las leyes de la República”, dijo el ministro de Defensa, Luis Lara, en una declaración de prensa junto a jefes militares.”

Convocamos a los ecuatorianos a la unidad nacional”, añadió, al señalar que detrás de la violencia de las protestas “está la mano del narcotráfico y la delincuencia organizada”.

La Fiscalía denunció que su sede central fue atacada, y que puso “a buen recaudo la información sensible de los casos que lleva adelante”, al tiempo que también hizo “un llamado público a la paz y el respeto a la ley”.

También hubo incidentes en torno a la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), que denunció “actos vandálicos por parte de manifestantes” contra su sede central, donde además “miembros de la Policía Nacional han ingresado sin autorización”.

La policía dispersa a los manifestantes que bloqueaban una vía cerca del parque El Arbolito en Quito, el 21 de junio de 2022. (VERONICA LOMBEIDA / AFP).
La policía dispersa a los manifestantes que bloqueaban una vía cerca del parque El Arbolito en Quito, el 21 de junio de 2022. (VERONICA LOMBEIDA / AFP).

La PUCE denunció que ha sufrido “la destrucción de la puerta de ingreso” a su campus, y también hizo “un llamado a la paz y al diálogo con la finalidad de que cesen estos actos de violencia”.

El comandante de la policía, Fausto Salinas, dijo que confiscaron diésel y gasolina, así como armas blancas a algunos manifestantes. Al menos 80 personas fueron arrestadas y unos 100 miembros de las fuerzas de seguridad resultaron heridos, agregó.

Manifestantes se enfrentan a agentes de policía en las calles de Quito, Ecuador. (EFE/ José Jácome).
Manifestantes se enfrentan a agentes de policía en las calles de Quito, Ecuador. (EFE/ José Jácome).

TRANSPORTE SUSPENDIDO

En otros puntos de la ciudad también hubo numerosos cortes de vías que obligaron a la Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros de Quito a suspender los servicios “hasta que las condiciones en las vías sean favorables”.

Desde el lunes, las protestas se han concentrado en Quito con la llegada de miles de indígenas de las provincias andinas del norte y del centro y sur del país para hacerse sentir con más fuerza y desafiar el estado de excepción decretado por el Gobierno en seis provincias, entre ellas Pichincha, donde está la capital nacional.

Manifestantes se enfrentan a agentes de policía en las calles de Quito, Ecuador. (EFE/ José Jácome).
Manifestantes se enfrentan a agentes de policía en las calles de Quito, Ecuador. (EFE/ José Jácome).

Hasta ahora, el líder indígena Leonidas Iza, principal promotor de la movilización, rechaza las reiteradas invitaciones para sentarse a dialogar con el presidente, Guillermo Lasso, quien el fin de semana aprobó parte del decálogo de demandas exigidas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

Los manifestantes chocan con la policía cerca de la Casa de la Cultura en Quito, Ecuador, el 21 de junio de 2022. (VERONICA LOMBEIDA / AFP).
Los manifestantes chocan con la policía cerca de la Casa de la Cultura en Quito, Ecuador, el 21 de junio de 2022. (VERONICA LOMBEIDA / AFP).

Sin embargo, el movimiento indígena encabezado por Iza exige también que se aprueben el resto de demandas pendientes, como la congelación y reducción de los precios de todos los combustibles, el control de precios de los productos esenciales, un mejor pago a productores agrícolas y frenar la expansión de la minería.

Las protestas dejan hasta ahora un fallecido y 61 manifestantes heridos, de ellos 18 graves, así como 86 detenidos, según los datos de las las organizaciones de derechos humanos, mientras que el Ministerio del Interior reporta 61 policías con algún tipo de lesión, así como una decena de militares.

Fuente: EFE / Reuters / AFP

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más