La crisis en Bolivia se agravó desde que este pasado domingo Evo Morales anunció su renuncia a la Presidencia, con una ola de saqueos, incendios y otros disturbios en buena parte del país. (Foto: AFP)
La crisis en Bolivia se agravó desde que este pasado domingo Evo Morales anunció su renuncia a la Presidencia, con una ola de saqueos, incendios y otros disturbios en buena parte del país. (Foto: AFP)
Gisella López Lenci

La incertidumbre política en continúa. El 22 de enero se acaban las funciones del actual Congreso, y para esa fecha ya se deben haber realizado las nuevas elecciones. Entre tanto, la presidenta interina debe trabajar contra el tiempo para poder liderar una transición que se presume difícil, en medio de las protestas de los seguidores de .

El politólogo boliviano Eduardo Gamarra, profesor de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de Florida, explica a este Diario que la designación de Áñez se hizo dentro de la Constitución y que Morales está atizando la situación.

¿Cuál va a ser la estrategia de Evo Morales desde México?

Tanto Evo Morales como Álvaro García Linera están completamente negados a reconocer que lo que hicieron en las elecciones en Bolivia fue un crimen electoral, por el que deberían ser acusados formalmente en el Ministerio Público y procesados. Así como los exmiembros de la corte electoral están siendo procesados, ellos también son pasibles a eso por ser los autores intelectuales de este fraude. Por otro lado, está el Evo que va a México y dice: "A mí me han discriminado solo porque soy indígena, me hicieron un golpe porque soy indígena”. Así que yo creo que va a tratar de lograr el gran apoyo internacional y, a la vez, quiere continuar incendiando Bolivia.

¿Su estrategia sería regresar como el salvador?

No, yo creo que su estrategia es quedarse afuera y dirigir. No hay que olvidar que él sigue siendo el secretario general de las seis federaciones de cocaleros, y los cocaleros ya le declararon la guerra al Estado boliviano. En la dimensión política, el MAS -el partido de Morales- no va a permitir que haya quórum en el Congreso, van a tratar que no se logre hacer nuevas elecciones, van a tratar de que no se pueda elegir un nuevo tribunal electoral. Es una estrategia absolutamente destructiva.

El martes no hubo quórum para sesionar, pero pese a ello la vicepresidenta del Senado se proclamó presidenta…

No se proclamó. La Constitución en el artículo 170 dice que, si renuncia el presidente, se necesita un acto del Congreso; pero si hay una vacancia, el Congreso no tiene que actuar. Morales y García Linera se fueron del país, Evo dejó vacante el cargo de presidente y se creó un vacío de poder.

Jeanine Áñez asumió el martes la presidencia interina de Bolivia en una sesión parlamentaria con la ausencia de los representantes del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), partido de Evo Morales. (Foto: Reuters)
Jeanine Áñez asumió el martes la presidencia interina de Bolivia en una sesión parlamentaria con la ausencia de los representantes del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), partido de Evo Morales. (Foto: Reuters)

¿Y la renuncia que él firma?

Deja de ser legítima cuando él se va del país. Se va del país y ya no es presidente y hay una vacancia de poder, de acuerdo a la Constitución que él mismo aprobó. Uno podría interpretar eso como abandono de su trabajo. Cuando hay una vacancia se va a la línea de sucesión, y en la línea de sucesión le tocaba a Jeanine Áñez.

No es una autoproclamación, es una interpretación de la Constitución, que además tiene la valorización del Tribunal Constitucional. Cuando uno dice que alguien se autoproclama, convalidaría la tesis de que se hizo un golpe, cuando se ha seguido el hilo constitucional. Hay una presidenta que está sustituyendo a Evo Morales hasta el 22 de enero, ese es su único mandato.

¿Cómo se va a llegar hasta el 22 de enero, la fecha en que terminan las funciones del Congreso y ya se tiene que proclamar el nuevo gobierno?

El Congreso solo está hasta el 22 de enero y hay un serio problema, porque tienen dos tareas fundamentales: elegir a un nuevo Tribunal Electoral, que se hace en conjunto con el Parlamento, y para lograr eso, el MAS tiene que tener presencia en él. Segundo, se tiene que dar la convocatoria a elecciones y realizar las elecciones, porque el 22 de enero no habría ni Congreso ni Poder Ejecutivo.

Hablemos del tema del racismo. Usted dice que el propio Morales está poniendo en su discurso que a él lo discriminan por ser indígena, pero por redes sociales se compartieron antiguos ‘tuits’ de Áñez con palabras peyorativas sobre los indígenas. En el ambiente hay una sensación de polarización con el tema del racismo en el medio…

No sé si esos tuits sean reales. En todo caso, en Bolivia hay una ley antirracismo que la aprobó el Senado y la cámara baja, y que tiene penas muy fuertes. Si ella escribió eso alguna vez, sería pasible a sanciones. De las pocas cosas que yo rescato de Evo Morales es que en las últimas dos décadas Bolivia progresó muchísimo en el tema del racismo. No es algo que mágicamente se pueda eliminar, pero la legislación es fuerte al respecto y yo creo que los políticos lo entendieron mejor que nadie. El que está atizando el tema es el propio Evo Morales porque él cree que sigue en la Bolivia del 2005, y la Bolivia del 2019 es muy diferente, por lo que él mismo hizo. Ahora hay una administración pública mucho más indígena y mestiza de la que habíamos tenido en el pasado.

Evo Morales dijo este miércoles en México, donde se encuentra en calidad de asilado, que regresaría para "pacificar" su país si los bolivianos se lo piden. (Foto: AFP)
Evo Morales dijo este miércoles en México, donde se encuentra en calidad de asilado, que regresaría para "pacificar" su país si los bolivianos se lo piden. (Foto: AFP)

Áñez también está utilizando un discurso religioso, blandiendo la Biblia…

Para mí es fundamental el Estado laico porque la separación entre Estado e Iglesia es un principio básico de un estado democrático y liberal. Pero en toda América Latina ha surgido con fuerza este movimiento pentecostal, evangélico. En las pasas elecciones, el candidato coreano Chi Hyun Chung tuvo el 8% del voto y sí es fundamentalista, presentándose con un discurso antimujer y antigay. Luis Fernando Camacho, de Santa Cruz, es un cristiano evangélico. Estos movimientos no católicos están surgiendo con fuerza en el oriente boliviano por la conexión con el gran movimiento misionero evangélico que hay en Brasil, y que tiene influencia en toda América Latina.

¿En las nuevas elecciones que se convoquen Camacho le disputará el lugar a Carlos Mesa?

Sí, porque no hay ninguna relación amistosa entre los dos, más bien es una relación muy competitiva. Yo sí creo que él probablemente sea candidato, pero los comités cívicos no son partidos, y para ser candidato tiene que estar en un partido, a menos que forme uno inmediatamente.

¿Cuál va a ser el futuro político de Evo? ¿Regresará a Bolivia?

Evo transformó Bolivia, para bien o para mal. Tiene muchos seguidores, el problema es que ni él ni Alvaro García Linera diseñaron una línea de sucesión en el MAS. Ese es el gran problema de los caudillos, y ese fue su gran error. Porque Evo podía haberse ido, pese a la corrupción y el autoritarismo, por la puerta grande. Si él hubiese elegido a un sucesor y entregaba el mando el 22 de enero, el MAS hubiera ganado la elección sin ninguna duda frente a esa oposición totalmente desorganizada.

El boliviano Eduardo Gamarra es un reconocido politólogo y profesor en la Universidad Internacional de Florida.
El boliviano Eduardo Gamarra es un reconocido politólogo y profesor en la Universidad Internacional de Florida.