Familiares y amigos de José Francisco Guerrero lloran su muerte en el estado de Táchira. (Reuters).
Familiares y amigos de José Francisco Guerrero lloran su muerte en el estado de Táchira. (Reuters).
Redacción EC

Un manifestante de 15 años murió en el convulsionado estado Táchira (oeste), lo que iguala el trágico resultado de 43 fallecidos en las protestas de 2014 que también exigían la salida del poder del presidente de Nicolás Maduro.

La Fiscalía confirmó este miércoles en su cuenta de Twitter que investiga la "muerte de un adolescente de 15 años durante una protesta en San Cristóbal", capital de Táchira, en la frontera con Colombia, que será militarizado por orden de Maduro.

José Francisco Guerrero, de 15 años, falleció en un centro de salud al que ingresó la noche del martes tras ser herido por un disparo de arma de fuego en medio de unos disturbios que se registraron en el sector de Sabaneta de la ciudad suroccidental San Cristóbal, donde se reportó la actuación de más de 80 motorizados armados, que era supuestos seguidores del gobierno, indicó a The Associated Press Patricia Gutiérrez, alcaldesa de esa localidad. A inicios de semana fallecieron Luis Alviarez, de 18 años, y Diego Hernández, de 32 años, en protestas en el Táchira.

Gutiérrez confirmó que decenas de guardias nacionales con tanquetas tomaron desde el amanecer algunos puntos San Cristóbal, capital del estado, que ha sido escenario en los últimos días de protestas y bloqueos de vías por parte de manifestantes, y saqueos de decenas de comercios. Las fuerzas de seguridad han lanzados gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los manifestantes que han bloqueado las vías.

“La situación es desolación”, afirmó la alcaldesa al reconocer que por tercer día consecutivo las calles de San Cristóbal están casi desiertas, con centenares de comercios cerrados y el transporte público restringido. Agregó que en algunas zonas como Sabaneta durante la noche del martes se reportaron decenas de saqueos de comercios y la presencia en las calles de motorizados armados, presuntamente vinculados al gobierno, que son llamados “colectivos”.

El general Vladimir Padrino López indicó en una transmisión de la televisora estatal que se enviarán 2.000 guardias nacionales y 600 uniformados del grupo de operaciones especiales como parte de la "segunda fase" del programa de seguridad denominado Plan Zamora que activó el gobierno a mediados del mes pasado en respuesta a las manifestaciones casi diarias que realiza la oposición desde fines de marzo.

El ministro acusó a la oposición de promover acciones violentas y de tratar de entorpecer el abastecimiento de alimentos y combustible.

"No se equivoquen, porque ya estamos cansados de ver correr sangre en las calles producto de la irresponsabilidad de estos actores políticos que no quieren ver sino una guerra civil", dijo Padrino López tras denunciar que una instalación militar de Táchira fue asediada por manifestantes que le lanzaron bombas incendiarias.

San Cristóbal, a unos 600 kilómetros al suroeste de Caracas, fue epicentro hace tres años de violentas protestas callejeras contra el gobierno que se extendieron por casi cuatro meses.

El jefe militar defendió la actuación de la guardia nacional y dijo que utilizan equipos para contener las manifestaciones de acuerdo con los estándares internacionales. "No usamos armas de fuego letales", agregó.

Fuente: AP

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO:

TAGS RELACIONADOS