Caracas. El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció el jueves el reforzamiento de la presencia militar en el estado fronterizo de Táchira y anticipó que creará un plan especial para atender el ingreso masivo de colombianos al país.

"Ya basta, llegamos al punto límite de la agresión de los grupos armados, de los bachaqueros (compradores que revenden productos a altos precios) y de los contrabandistas contra un pueblo noble y trabajador como el venezolano", dijo Maduro en cadena de radio y televisión al anunciar que se va a "elevar al máximo nivel la presencia de las fuerzas del Estado" en la frontera.

Tras ratificar la decisión de cerrar por 72 horas los pasos fronterizos de las localidades de San Antonio y Ureña, en Táchira, el mandatario sostuvo que "va a llegar crecientemente fuerza militar de apoyo".

Maduro dijo que entre enero y julio ingresaron a Venezuela 121.834 colombianos, lo que consideró "el éxodo más grande que se da en el campo migratorio en el mundo".

"También estamos llegando al punto límite que puede aguantar ese éxodo y esa migración masiva", expresó el gobernante al anunciar que se creará "un plan humanitario especial", para el que pidió el apoyo de organizaciones humanitarias. Agregó que la cancillería pedirá a las autoridades de Colombia una reunión para definir una "política superior" para atender los problemas de seguridad y migración en la región fronteriza.

"¿Quiénes son los que vienen de Colombia? Es un pueblo que viene casi sin educación, que viene sin un medio en el bolsillo. Se vienen los pobres de la tierra huyendo de la violencia, de la guerra, huyendo de la miseria, de la necesidad, buscando en la Venezuela socialista la protección", dijo Maduro y pidió el "cese de la manipulación antivenezolana en los medios de comunicación de Colombia".

Las autoridades venezolanas activaron el jueves un plan especial de seguridad en Táchira para capturar a seis personas que habrían participado en el ataque contra tres militares y un civil, lo que llevó al cierre de algunos pasos fronterizos.

La canciller colombiana María Ángela Holguín, tras calificar de infortunado el incidente, dijo que la medida de Caracas era soberana.

"Es una medida por parte del gobierno venezolano, una medida soberana de bloquear los puentes y tratar -tanto la guardia venezolana como la policía colombiana- de bloquear las posibles pasadas de estos delincuentes a territorio colombiano", sostuvo la ministra de Exteriores en rueda de prensa en Bogotá.

La funcionaria hizo hincapié en que apenas la policía colombiana tuvo conocimiento del incidente dio inicio a un trabajo conjunto con sus pares venezolanos.

Añadió que la lucha contra las mafias del contrabando en la frontera es una prioridad para el gobierno colombiano y que muy posiblemente el 14 de septiembre se reunirá con su colega venezolana Delcy Rodríguez para tratar, entre otros temas, los problemas de la frontera.

Los tres militares y el conductor fueron atacados con armas largas la tarde del miércoles cuando realizaban un recorrido por San Antonio como parte de las acciones de combate al contrabando. Los cuatro hombres sufrieron heridas por arma de fuego.

En la frontera de unos 2.200 kilómetros que comparten Venezuela y Colombia operan delincuentes comunes, contrabandistas y grupos irregulares.

El gobierno venezolano activó en agosto del año pasado un plan de combate al contrabando que implicó el cierre nocturno por siete horas diarias de las fronteras que comparte con Colombia y endureció los controles militares y las penas de prisión para quienes son descubiertos contrabandeando.

Opositores y analistas han desestimado las acciones del gobierno para combatir el contrabando de alimentos y combustible alegando que esa situación es consecuencia de los controles de cambio y precios que se mantienen desde hace 12 años que permiten a muchos adquirir a muy bajos precios productos en Venezuela y luego venderlos en Colombia por valores muy superiores.

Fuente: AP