Fotografía cedida que muestra al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien habla durante su conferencia en Palacio Nacional, en Ciudad de México. (EFE/PRESIDENCIA).
Fotografía cedida que muestra al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien habla durante su conferencia en Palacio Nacional, en Ciudad de México. (EFE/PRESIDENCIA).
Agencia EFE

Agencia de noticias

El presidente de México, , rechazó este jueves pronunciarse sobre la violencia en Washington causada por los seguidores del mandatario saliente . Argumentó que la política exterior mexicana es de no intervención.

MIRA: Trump reconoce que su mandato ha terminado y pide una “transición en orden” en Estados Unidos

“No vamos nosotros a intervenir en estos asuntos que competen a los estadounidenses, esa es nuestra política, eso es lo que puedo comentar”, comentó López Obrador cuestionado por la prensa en su conferencia matutina en Palacio Nacional.

Las declaraciones del líder izquierdista ocurren un día después del asalto al Capitolio de los seguidores de Trump que se niegan a reconocer su derrota electoral, un asedio que duró casi cuatro horas y dejó cuatro muertos, 14 policías heridos y al menos 52 detenidos.

Países como Canadá, España, Reino Unido, Francia, Australia, y otros latinoamericanos como Chile, Argentina, Uruguay, Colombia e incluso Venezuela se pronunciaron, pero López Obrador insistió en que la Constitución de México no permite opinar.

“La Constitución establece en los conflictos internacionales la solución pacífica de las controversias, y esto también debe ser norma en lo interno, por lo demás no tomamos postura, deseamos que siempre haya paz, que prevalezca la democracia, que es el poder del pueblo, y que haya libertades, eso es todo”, comentó.

La postura de López Obrador contrasta con la del presidente del Senado, Eduardo Ramírez, y el líder de la bancada de la Cámara Alta del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Ricardo Monreal, quienes sí condenaron los hechos.

“Nos unimos al rechazo generalizado ante el asalto al Capitolio por quienes desean obstruir el proceso legislativo de transición del poder en Estados Unidos, que ya ha costado vidas. Nuestra solidaridad con legisladores, personal del Congreso y el pueblo norteamericano”, expresó Ramírez.

Aunque el líder izquierdista ha defendido su neutralidad exterior, ha despertado críticas de la oposición mexicana por ofrecer asilo político al expresidente de Bolivia, Evo Morales, y al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Los políticos de oposición también lo acusaron de ayudar a la campaña de reelección de Trump con su visita a Washington en julio pasado, el único viaje al extranjero que ha hecho como jefe de Estado.

Además, López Obrador tardó cerca de un mes en reconocer a Joe Biden como presidente electo al recordar el fraude electoral que él afirma que padeció en 2006, cuando perdió la presidencia frente al ahora expresidente Felipe Calderón.

El mandatario, quien ha presumido de su “muy buena relación” con Trump, se limitó a pedir este jueves que prevalezca la paz.

“Siempre es muy lamentable el que se pierdan vidas humanas, en eso sí podemos expresarnos, siempre hemos buscado que todos los conflictos, y esto aplica para política exterior y para política interna, se resuelvan mediante el diálogo y la vía pacífica”, sostuvo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Trump pide a los manifestantes: “Vayan a sus casas en paz”

TE PUEDE INTERESAR