El Comercio se contactó con Diana Baratta, quien aún permanece en Wellington, y se reafirma en su denuncia de explotación y maltrato contra Javier Prado Miranda. Señala que hasta el momento la Cancillería no le da respuestas y que no regresa al Perú por temor a represalias. (Foto: Captura de pantalla Newshub Nation / Oficina de la Gobernadora General de Nueva Zelanda)
El Comercio se contactó con Diana Baratta, quien aún permanece en Wellington, y se reafirma en su denuncia de explotación y maltrato contra Javier Prado Miranda. Señala que hasta el momento la Cancillería no le da respuestas y que no regresa al Perú por temor a represalias. (Foto: Captura de pantalla Newshub Nation / Oficina de la Gobernadora General de Nueva Zelanda)
Thalía Cadenas

Nota de la redacción: En las últimas horas la redacción de El Comercio recibió un correo de Diana Baratta solicitando que se retirara esta publicación; sin embargo, por políticas de este Diario no borramos los artículos publicados. A continuación, por respeto a nuestros lectores pasaremos a explicar lo sucedido.