Brasil: Militares entran en favela en misión de reconocimiento
Brasil: Militares entran en favela en misión de reconocimiento
Redacción EC

Río de Janeiro (Agencias)

Días antes de ocupar las de Maré, en las afueras de, militares brasileños ingresaron esta mañana a este inmenso complejo como parte de una misión de reconocimiento, informó la agencia AFP.

El gobierno de Río también anunció el arresto de un importante traficante en esta barriada. El hombre, que respondía al apodo de Menor P, no solo era buscado por narcotráfico, sino también por homicidio y tortura.

La operación militar, realizada conjuntamente con la policía, buscaba preparar la ocupación de este conjunto de 16 favelas controladas por el narcotráfico, donde viven unas 130.000 personas. Según el diario "O Dia", la pacificación está prevista para este domingo pero las autoridades prefieren mantener en reserva la fecha exacta para no arruinar el operativo.

Los policías de élite, que ya ingresaron a estas favelas el fin de semana pasado, trabajan en la elaboración de un mapa que delimite las zonas de conflicto entre facciones rivales de narcotraficantes.

El opertivo se dará a menos de tres meses del , donde Río de Janeiro será una de las sedes principales.

En el complejo de Maré "hay armas, drogas, autos y motos robadas y criminales que se refugian allí como si fuese su territorio", dijo el lunes el gobernador de Río, Sergio Cabral. La ocupación del Maré, prevista desde hace meses pero aplazada en varias oportunidades, "es un paso decisivo en nuestra política de seguridad", añadió.

La ocupación militar de Maré será similar a la realizada a fines del 2010 en las favelas del Complejo de Alemao, también en Río Janeiro, donde viven unas 300.000 personas. La reconquista de Alemao de manos del narcotráfico tuvo lugar una semana después de enfrentamientos armados entre policías y narcotraficantes que dejaron 35 muertos.

"La ocupación de Maré es prioritaria", dijo esta semana el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo.

Territorio del narcotráfico

confirmó el lunes que fuerzas del ejército reforzarán la seguridad en Rio de Janeiro tras una ola de ataques sufridos por la policía en las últimas semanas, atribuidas al crimen organizado.

Rio de Janeiro, que además será sede de los Juegos Olímpicos en el 2016, lanzó en el 2008 una política de ocupación y pacificación de favelas, durante décadas controladas por el narcotráfico o milicias.

Desde ese año se han instalado 38 Unidades de la Policía Pacificadora (UPP) que vigilan 174 favelas, con un personal de 9.500 oficiales.