Izq: Otoniel Villafañe y Wilson Parra.
Izq: Otoniel Villafañe y Wilson Parra.
/ Policía Nacional de Colombia
Grupo GDA

En , en especial en , las autoridades se encuentran en máxima alerta por el incremento de las y por la ubicacón de laboratorios para el procesamiento de alcaloides.

MIRA: Desde Sudamérica hasta Australia: el poder del Cártel Jalisco Nueva Generación, la mafia más violenta de México

Ese modus operandi lo llevaron narcos colombianos que tienen claro que es más fácil, y genera menos pérdidas en caso de una incautación, transportar la base y pasta de coca y procesarla allá.

Las alarmas se prendieron en 2016, tras una operación de la Policía española que ubicó un rústico laboratorio para procesar cocaína en una finca de Alcázar de San Juan, en Ciudad Real.

En el lugar se incautaron 31 kilos de coca, gran cantidad de precursores químicos y se dio captura a seis personas. La investigación determinó que la red transportaba la droga hacia Madrid, en caletas ubicadas en carros particulares.

Desde esa época, las autoridades españolas tuvieron en su radar a dos ciudadanos colombianos: Wilson Humberto Parra Murcia y Otoniel Villafañe Montoya, a quienes señalan como “integrantes de una red internacional de narcotráfico”, por lo que son sindicados de tráfico de drogas y de la responsabilidad en la producción, procesamiento y comercialización de cocaína en Europa.

El Tiempo tuvo acceso al dossier en contra de Parra y Villafañe que señala que en medio de las Investigaciones adelantadas por la Unidad Central de Droga y Crimen Organizado de la Policía Nacional de España, se “los vinculan como integrantes de una red internacional de narcotráfico, la cual tenía su accionar delictivo en Ciudad Real y Orcoyen (España), donde desplegaban sus actividades ilícitas del tráfico de cocaína”.

¿Cuál era su papel en la red?

España había solicitado a Interpol que se emitiera circular roja para su captura.
España había solicitado a Interpol que se emitiera circular roja para su captura.
/ Policía Nacional de Colombia

Las autoridades de España le pidieron a Interpol que emitira una circular roja por considerarlos “delincuentes de alta peligrosidad” y así facilitar su ubicación y captura en los 195 paíse que hacen parte de este cuerpo élite.

De acuerdo con las autoridades españolas, Parra Murcia es sindicado de la instalación de un laboratorio de estupefacientes en Ciudad Real.

Allí “se habría encargado de la fabricación y procesamiento de clorhidrato de cocaína mediante la adquisición de base de coca y productos químicos aliados para su elaboración”, se lee en el dossier.

Por otra parte, Villafañe se habría encargado de la distribución y comercialización de la cocaína en la ciudad de Orcoyen, “priorizando zonas de afluencia turística y de tolerancia para el tráfico del alcaloide”.

De hecho, en el documento se indica que en 2020 las autoridades españolas realizaron una operación en contra Villafañe, a quien le fue registrada una de sus viviendas en la Comunidad Baleares, España, “logrando la incautación de cantidades considerables de estupefaciente cocaína, documentos y libros de contabilidad, donde registraba todos los movimientos delictivos de la comercialización, distribución del alucinógeno y el control financiero de las ventas realizadas”.

Capturados en medio de operación entre España y Colombia

En un trabajo coordinado entre las policías de España y Colombia detectaron que los dos hombres habrían retornado a Colombia, “con el fin de evadir las autoridades europeas”.

En Colombia, un grupo élite de la Policía Nacional inició la investigación con el fin de ubicarlos y tras varios meses de investigación los encontraron en Cartago y Buga (Valle del Cauca), “donde se dedicaban a actividades cotidianas para mantener un bajo perfil y eludir a las autoridades”.

La ubicación de Parra y Villañafe se coordinó con la Unidad Central de Droga y Crimen Organizado de la Policía Nacional de España, “en una muestra de las buenas relaciones en la lucha contra el narcotráfico entre las dos policías de los países mencionados”, aseguró el investigador frente al caso.

Los connacionales están solicitados en extradición y ya las autoridades judiciales avanzan en ese proceso.

Por: “El Tiempo”, de Colombia / GDA

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más