Los padres vendieron la empresa familiar para pagar el viaje.
Los padres vendieron la empresa familiar para pagar el viaje.
/ Instagram: @edithlemay

Una nueva historia ha enternecido a los internautas en las últimas horas. Edith Lemay y Sebastien Pelletier contaron su experiencia en redes sociales y para diversos medios de su país, .

Los dos están casados y tienen cuatro hijos. De esos, tres sufren de una rara enfermedad que probablemente los dejará ciegos cuando alcancen la adultez. Debido a esto, los papás decidieron dejarlo todo y recorrer el mundo con los menores.

Mira: Canadá quiere construir un híbrido entre tren y avión que viajará a 1.000 km por hora | VIDEO

En 2019 empezó la pesadilla para la familia. En ese entonces, su hija Mia, de apenas tres años, comenzó a tener problemas en su vista. Luego la siguieron Colin, de siete y Laurent, de cinco, con los mismos síntomas.

Los padres preocupados los llevaron a un oftalmólogo que confirmó que los pequeños sufren de una rara condición. 

La enfermedad se conoce como retinosis pigmentaria y los tres hijos sufren de esto, excepto por uno, llamado Leo.”No hay nada que puedas hacer, realmente. No sabemos cuán rápido avanzará, pero prevemos que se quedarán completamente ciegos en la mediana edad”, expresó la mamá, Edith Lemay, para ‘CNN’.

Luego del diagnóstico, los padres tomaron una decisión radical. Armaron sus maletas, dejaron atrás la vida como la conocían y emprendieron un recorrido por el mundo. Su razonamiento fue que querían crear “recuerdos visuales” para los hijos.

”Pensé: ‘No voy a enseñarle un elefante en un libro, voy a llevarla a ver un elefante de verdad y voy a llenar su memoria visual con las mejores y más bellas imágenes que pueda”, explicó Lemay.

La familia creó una cuenta de Instagram solo para documentar sus aventuras.
La familia creó una cuenta de Instagram solo para documentar sus aventuras.
/ Instagram: @edithlemay

Los viajes

Para costear los viajes, el papá, Sebastián Pelletier, vendió su empresa y recibió el dinero que necesitaban. En marzo de 2022 dejaron su casa en Canadá y viajaron a África a tener nuevas aventuras y ver paisajes diferentes.

La familia estuvo primero en Namibia, Zambia, Tanzania y luego tomaron un avión hacia Turquía, donde se quedaron por un mes descubriendo el país. De allí pasaron a Mongolia y posteriormente a Indonesia.

El papá explicó que su objetivo es que los pequeños vean paisajes e imágenes que no verían en su país. También quieren acercarse a animales, bosques y ríos que les queden de recuerdo para cuando sean adultos.

”Nos centramos en las vistas. También nos centramos mucho en la fauna y la flora. Vimos animales increíbles en África, pero también en Turquía y otros lugares. Así que intentamos que vean cosas que no habrían visto en casa y que vivan experiencias increíbles”, manifestó el padre.

Los papás no pierden la esperanza de que los pequeños no queden ciegos, sin embargo tienen programado volver a su casa en marzo de 2023. La retinosis pigmentaria es una enfermedad que se presenta en 1 de cada 4,000 personas en los Estados Unidos.