Redacción EC

Un frente de aire del Ártico golpea la región central de Estados Unidos y genera las temperaturas más bajas en dos décadas