MDN
Qué se sabe de los pilotos del vuelo MH370 de Malaysia Airlines - 1
Redacción EC

La policía de Malasia abrió una investigación en torno a los dos pilotos del de , en un nuevo esfuerzo para lograr ubicar el avión que desapareció el pasado 8 de marzo. También los tripulantes de la aeronave están siendo investigados.

Pero el capitán Zaharie Ahmad Shah y su copiloto Fariq Abdul Hamid se han convertido en los hombres que están bajo mayor escrutinio después de las numerosas revelaciones que se han escuchado en los últimos días.

Las autoridades malasias confirmaron esta semana que los dispositivos que permitirían rastrear la aeronave fueron desactivados desde la cabina.

Los funcionarios creen que el sistema de comunicaciones fue deliberadamente desarmado a sabiendas de que se iba a cambiar el curso de la aeronave.

Sin embargo, las autoridades también destacaron que los pilotos no pidieron estar juntos en ese vuelo. Aún continúan buscando alguna pista en las viviendas de ambos pilotos, que residen en el mismo barrio de Shah Alam de Kuala Lumpur.

También se revisaron los perfiles sicológicos, su vida familiar y sus posibles conexiones.

El capitán Zaharie Ahmad Shah

Shah tiene 53 años y una larga experiencia pilotando aviones de pasajeros. Ingresó a Malaysia Airlines en 1981 y tiene unas 18.000 horas de vuelo en su expediente.

Es padre de tres niños y vive con su esposa en Kuala Lumpur.

Sus mayores pasiones, de acuerdo a lo que dicen sus familiares, es cocinar y pescar en sus ratos libres.

Muchos de sus compañeros lo califican como un gran profesional y de comportamiento bondadoso. Además es considerado por muchos de los pilotos más jóvenes como un mentor.

"Un buen tipo, apasionado por volar y uno de los más respetados dentro de la comunidad de pilotos en Malasia", le dijo al The New York Times uno de sus colegas.

Un confeso geek de la aviación, Shah construyó un similador de vuelo en su casa que pudiera imitar los controles del Boeing 777-200 que él pilotaba.

Pero esa muestra de pasión ahora es objeto de un profundo análisis y escrutinio.

Los investigadores confirmaron que el simulador de vuelo ha sido confiscado y está siendo examinado en las instalaciones de la policía.

Pero expertos en aviación indican de manera casi unánime que no es inusual que un piloto tenga un simulador en su casa.

"Se sabe que Shah conoce a muchas personas en la comunidad de los simuladores de vuelo debido a su empeño a la promoción en internet del disfrute de volar", dijo Roberto Randazzo, presidente de la empresa PMDG, dedicada a crear software para simuladores de vuelo.

El capitán ha posteado varios videos tutoriales de pilotaje relacionados a los simuladores, con temas como "cómo regular el aire acondicionado del avión para ahorrar energía".

Un amigo cercano del capitán insiste que es muy injusto implicar al piloto en algo que ha sido totalmente malinterpretado, como tener un simulador de vuelo en la casa.

"Es todo lo contrario, es una muestra de su generosidad, que él quiere mostrarle a sus amigos la alegría de volar", dijo Peter Ching a la cadena CNN.

Pero ese no ha sido el único foco de polémica: en las últimas horas se conoció que Shah es familiar del líder opositor malasio Anwar Ibrahim, que había sido sentenciado a cinco años de prisión pocas horas antes del despegue del MH370.

Anwar Ibrahim había negado que conociera al piloto, pero después admitió que Shah es familiar de uno de sus yernos.

También confirmó que reunieron en muchas ocasiones y añadió que el capitán es un "hombre decente" y un "amigo cercano" del partido de oposición.

Esta revelación fue la que causó la especulación en la prensa amarillista británica que afirma que el capitán es un "fanático político", que secuestró el avión para vengar la sentencia de Anwar.

El mismo líder de la oposición rechazó el reporte afirmando que era una "campaña de miedo" contra el político y contra su partido.

Copiloto Fariq Abdul Hamid

Hamid fue contratado por Malaysia Airlines en 2007 cuando tenía 20 años, pero solo hace poco había comenzado a pilotar el Boeing 777.

Es hijo de un funcionario civil en el estado de Selangor. Estudió aviación en la escuela de pilotos de la isla de Langwaki.

El copiloto había acumulado 2.700 horas de experiencia de vuelo cuando el MH370 desapareció.

Las autoridades creen que el copiloto dijo las últimas palabras a los controladores aéreos malasios antes de que no se volviera a tener rastro del avión.

"Entendido. Buenas Noches", se reportó que dijo 12 minutos después de que el sistema que permite rastrear la aeronave fuera desactivado y dos minutos antes de que el segundo transmisor fuera apagado.

Amigos describen a Hamid como un hombre religioso y muy dedicado a su carrera. Se conoció que el copiloto estaba comprometido y que se casaría en los próximos días.

Pero también se conoció hace poco la entrevista a una joven sudafricana llamada Jonti Rood que afirmó que el copiloto la había invitado a ella y a una amiga a la cabina durante un vuelo en 2011.

Rood dijo que Hamid le coqueteó y denominó la experiencia como "algo de muy poca calidad".

Ella respaldó sus afirmaciones con un par de fotografías que la muestran al lado del copiloto.

Los directivos de Malaysia Airlines expresaron su sorpresa y dijeron que investigarían a Hamid por quebrar las normas de seguridad.

Sin embargo, un imán que conoce al copiloto afirmó que el joven es "un buen muchacho, un buen musulmán, humilde y tranquilo".

"Yo no pienso que sea un playboy. Pero no conozco su vida privada", dijo Ahmad Sarafi, el líder de la mezquita del barrio de Hamid en Kuala Lumpur.