Gavin Cook

Solo en el , los Centros de Emergencia han atendido casi 120 mil casos en lo que va del 2022. Eso es 328 al día, un caso cada cinco minutos. Esto es inaceptable y alzar nuestras voces es nuestra responsabilidad.

Por eso, el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, es una fecha importante para unir fuerzas y hacerle frente a este horror.

Pero la violencia contra la mujer no es solo física o sexual, también se da en aspectos emocionales y psicológicos. Empieza en todo lo que genera dependencia, relaciones asimétricas y, frecuentemente, miedo y discriminación.

Desde pequeños aprendemos expectativas sociales que favorecen la normalización del machismo y las microagresiones. Cuando se da por sentado que un hombre no llora, es fuerte y debe tomar las decisiones, o cuando asumimos que una mujer debe dejar atrás sus sueños para ocuparse de su familia, ahí nacen comportamientos que pueden devenir violencia. El enfoque de género es la herramienta que nos permite identificar estos estereotipos nocivos y erradicarlos.

Por eso, debemos ser aliados de la equidad, estar listos para escuchar y unir nuestras voces en favor de esta lucha. Solo así lograremos un cambio sostenible en el tiempo.

El Perú tiene en el Reino Unido a un aliado para hacerle frente a esta problemática, construyendo una sociedad más justa y pacífica, en la que las mujeres no vivan con miedo y puedan ser libres y sentirse seguras.

La evidencia muestra que la equidad de género va de la mano con el desarrollo económico y la prosperidad de los países; es decir, ganamos todas y todos. Entonces, debemos sumarnos a la causa feminista.

La colaboración del Gobierno Británico se centra en compartir nuestra experiencia y casos de éxito para fortalecer la autonomía de la mujer a través de tres ejes: la lucha frontal contra la violencia, el acceso a la educación de calidad para niñas y el empoderamiento económico y político.

Este año, hemos lanzado un proyecto piloto de atención a víctimas de violencia sexual bajo el modelo británico: el Centro Violeta en el Callao. Este tiene un enfoque integral para evitar un sistema de revictimización y capacitación en habilidades blandas para el personal. Esperamos poder apoyar la replicación de este proyecto en otros lugares del Perú. Además, promovemos la inclusión de la mujer en sectores tradicionalmente dominados por hombres, como la minería, la política y los campos ‘STEM’ (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Queda mucho por hacer. Hoy más que nunca debemos unir esfuerzos para combatir la violencia y, para eso, necesitamos del enfoque de género. Miro con preocupación la ley 31498 que afecta la inclusión de este enfoque y la educación sexual integral en el currículo escolar nacional. Si queremos cambiar los patrones de inequidad y desigualdad es indispensable trabajarlos desde la niñez. Este es el camino para la prevención. Necesitamos políticas basadas en evidencia que promuevan entornos seguros; seguir ampliando los servicios integrales y de acompañamiento para las víctimas; y orientar a las mujeres sobre sus derechos y detectar cuando estos han sido vulnerados.

Este 25 de noviembre también marca el inicio de los 16 días de activismo contra la violencia de género, campaña liderada por la ONU. Los invito a sumarse y a hacer de esta su propia lucha, a través de la empatía, el respeto y la tolerancia hacia las peruanas y peruanos del mañana. Es tarea de todos.

Gavin Cook es embajador del Reino Unido en el Perú

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más