Una explosión ocurrida el 4 de agosto en el puerto de Beirut afectó a gran parte de la capital de Líbano. (AFP).
Una explosión ocurrida el 4 de agosto en el puerto de Beirut afectó a gran parte de la capital de Líbano. (AFP).
/ -
Carlos Novoa Shuña

La explosión en Beirut no solo mató a más de 150 personas y dejó heridas a más de seis mil, sino que también descubrió la descomposición social que este atribulado país sufre por una lucha sectaria de grupos que buscan el poder, entre ellos el proiraní Hezbolá.