El presidente Martín Vizcarra responde a los medios de prensa desde el aeropuerto Jorge Chávez, el pasado lunes 5 de octubre. (Foto: GEC).
El presidente Martín Vizcarra responde a los medios de prensa desde el aeropuerto Jorge Chávez, el pasado lunes 5 de octubre. (Foto: GEC).
Federico Salazar

Periodista

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El presidente ha anunciado que las clases escolares presenciales empezarían . Es en extremo irresponsable.

El presidente no se sostiene en ningún criterio técnico. Lo único que lo sostiene es, al parecer, su apetito por la popularidad.

PARA SUSCRIPTORES: Cuando llegue la vacuna, por Patricia del Río

Los escolares no pueden ser vacunados. No hay ninguna prueba de vacuna que incluya a menores de edad. Los escolares no serán vacunados.

¿Cuál es, entonces, la seguridad biosanitaria para ellos? Una especulación.

“Si tenemos a la vista que en el primer trimestre del próximo año colocamos vacunas y el 40% de la población ya ha tenido el y tienen el anticuerpo, entonces se puede garantizar que el próximo año, en el mes de marzo, deben empezar las clases presenciales”.

Esto es lo que ha dicho el presidente Vizcarra. El retorno será con “estrictos protocolos de seguridad”, según declaró el lunes pasado.

Un primer lote de vacunas, de Pfizer, puede llegar en enero. . Solo alcanza para un grupo específico.

Con suerte y eficiencia inédita, podríamos hablar de fines de marzo para la distribución de este lote.

Las vacunas de otros laboratorios llegarían a partir de abril. “Llegar”, sabemos, no es igual a “distribuir”.

El presidente suma a estas estimaciones una cifra de contagiados. Según él, el 40% de la población ya se contagió de COVID-19.

La ecuación es así: “contagiados más vacunados, más medidas de protección, es igual a clases escolares”.

Es un muy mal cálculo. ¿Puede garantizar el Gobierno la vigilancia sobre el cumplimiento de las medidas biosanitarias en los colegios del Perú?

¿Hay programas de capacitación a directores y profesores sobre medidas biosanitarias? ¿Se ha ampliado las aulas para crear aforos para distancia social?

El Gobierno, ¿restableció la infraestructura y los servicios de agua potable ? ¿O piensa que puede haber protección biosanitaria sin agua y jabón?

La cifra de un 40% de contagiados es, también, especulativa. El último estudio de seroprevalencia, conocido en julio, . Hubo, además, serias dudas sobre su metodología muestral.

En ese momento, un estudio en Iquitos indicaba más del 70% para cierto grupo de distritos y, otro, 2,65% para la provincia de Cusco.

Estos estudios no son confiables. Se hicieron con pruebas rápidas, no con cuantitativas o moleculares. Además, no se pueden extrapolar los resultados locales.

El señor Vizcarra da una cifra de población contagiada sin ningún sustento. Ni siquiera hay, al momento, ningún estudio a nivel nacional.

La cifra de Vizcarra es una especulación. Sobre esta especulación suma otra. ¡Bastaría un 43% para obtener la inmunidad de rebaño!

No pueden empezar las clases en marzo. No, al menos, hasta que se muestre un plan. Mucho más sensato sería apuntar al segundo semestre del 2021.

Se tiene que programar, además, una nivelación sobre los estudios de este año. Las tabletas no son una solución. A no ser que se haga cursos complementarios, virtuales, en verano.

No podemos seguir improvisando y especulando. Y no debemos aceptar que el presidente lo haga a nombre de los niños y los jóvenes del Perú.