"Nunca me ha gustado el término Consenso de Washington, pues da a entender que se trata de políticas impuestas desde afuera cuando en realidad fueron impulsadas por los mismos países afectados".(Ilustración: Giovanni Tazza).
"Nunca me ha gustado el término Consenso de Washington, pues da a entender que se trata de políticas impuestas desde afuera cuando en realidad fueron impulsadas por los mismos países afectados".(Ilustración: Giovanni Tazza). / Giovanni Tazza
Ian Vásquez

Se repite, como si fuera verdad, que el Consenso de Washington –ese paquete de reformas de mercado de los 80 y 90– fracasó. Se dice que ni siquiera logró mejorar el crecimiento económico. Eso sostiene un columnista en “La República” recientemente, que se pregunta: “Después del periodo neoliberal, ¿qué?”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más