Agenda de campaña, por Patricia del Río
Agenda de campaña, por Patricia del Río
Patricia del Río

Periodista

La campaña electoral ha empezado pronto y ya se vislumbran ciertos temas que serán caballitos de batalla de las distintas agrupaciones políticas. ¿Qué temas marcarán la contienda electoral? ¿Cuáles serán los puntos débiles y los fuertes de los candidatos que buscan llegar a Palacio en el 2016? Tal vez es un poco prematuro para decirlo, pero podemos ir barajando algunas posibilidades:

1. La corrupción: Será tema central, pero no determinante. La estrategia ya está planteada y es clara: “Todos somos corruptos” parece ser la forma como se tratará el tema. , narcoindultos, Lava Jato, pagos de estudios en el extranjero, ¿cuáles son los ingresos del candidato?, ¿de qué vive su pareja? Todo vale y se van a ventilar datos relevantes e irrelevantes. No habrá agenda, chat, cuenta bancaria, mensaje de texto, papel con mocos que se salve. Nos guste o no todo se meterá en un mismo saco y la ciudadanía desconcertada asistirá a un desfile de “sinvergüenzas” entre los que tendrá que elegir. Olvidémonos de investigaciones serias y de pesquisas relevantes. Una vez terminadas las elecciones habrá honras manchadas, grandes robos impunes, mucha felonía olvidada.

2. Seguridad ciudadana: Se ofrecerá “pena de muerte”, amenazas de cortarles la mano a los ladrones, pedidos del uso de la fuerza bruta. Ayer, Toledo ya amenazó con militarizar las calles e imponer nuevamente el servicio militar obligatorio. Está claro que el candidato que construya el perfil más duro tendrá una ventaja frente a los demás y para conseguirlo proliferarán las promesas más ridículas y populistas. 

3. Tú eres gringo, yo soy cholo: ofreció renunciar a su nacionalidad estadounidense y ahora no sabe cómo cumplirlo. Por eso ha decidido ridículamente acusar a otros candidatos de tener doble nacionalidad como si esto fuera un pecado. Los argumentos, que ojalá no prosperen, están cobrando ridículos ribetes xenófobos. 

4. El gas: Si en las elecciones pasadas la ‘vedette’ de la discusión fueron las inversiones mineras y su afectación al medio ambiente, esta vez el que entra con fuerza en campaña es el gas. Ollanta Humala no logró reducir su precio como lo había prometido, pero las denuncias de supuestos . El que prometa combustible barato tendrá un punto a su favor, independientemente de cuán peligrosa e irreal sea la promesa.

5. Igualdad de derechos: , lucha contra la violencia que sufre la mujer, despenalización del aborto por violación, uso de la píldora del día siguiente, rechazo a la discriminación... dejaron de ser temas de minorías y son causas que la juventud abraza con entusiasmo. La defensa o no de estos valores dividirá a los candidatos entre conservadores y progresistas. Para todos hay público, pero fijar posición será obligatorio.

6. El modelo económico: Esta vez quienes defienden el actual modelo económico la tienen complicada. Ollanta Humala siguió al pie de la letra los pedidos de la Confiep y la economía no creció. ¿Es culpa del modelo? ¿De Humala? ¿De los empresarios? La verdad da un poco lo mismo, porque con crecimiento tan disminuido buena parte de la población probablemente pida cambios más concretos.