“Lo más probable es que los primeros 4 voten a favor del Ejecutivo y los segundos 3 a favor del Legislativo”.
“Lo más probable es que los primeros 4 voten a favor del Ejecutivo y los segundos 3 a favor del Legislativo”.
Fernando Cáceres Freyre

Director de Síntesis Consultoría

El historial de votos en casos polémicos/divididos más algunos hechos y declaraciones de las últimas semanas nos permiten anticipar cómo resolverían los jueces del TC una acción competencial sobre la cuestión de confianza (CdC).

Ledesma: Cuando el TC analizó la CdC, enfatizó la responsabilidad de los parlamentarios en el procedimiento de formación deliberativa de normas y procedimientos. Y en el nuevo caso podría argumentarse justamente que el Congreso no siguió procesos deliberativos regulares (falta de tachas de candidatos, simulación del voto de Foronda, etc.). Además, ha denunciado presiones para votar a favor de Fujimori a cambio de mantenerse en el cargo.

Espinosa-Saldaña: Cuando analizó la CdC, señaló que es preferible una salida conversada frente a una crisis política, pero cuando esto no es posible sería constitucional usar la CdC para que el pueblo elija. Ha señalado que la elección de Ortiz de Zevallos, que lo reemplazaría, no ha culminado, al estar pendientes dos pedidos de reconsideración y no haberse publicado. Suele votar junto con Ledesma, Ramos y Miranda.

Ramos: Con relación a la CdC, él consideró que es un instrumento para equilibrar el ejercicio del poder a favor del Ejecutivo, sin el cual habría un desbalance. Con esto en mente, y considerando que suele votar alineado a Ledesma y Espinosa-Saldaña, podría oponerse a que se haya vaciado de contenido la CdC con la votación de OZ.

Miranda: Su historial de votos muestra que apoya posiciones cercanas a las de Espinosa-Saldaña y Ramos. Su voto parece el más difícil de predecir. Pero dada la aprobación de la disolución del Congreso, y sus votos previos más cercanos a Espinosa-Saldaña y Ramos, podría apoyar al Ejecutivo.

Sardón: Cuando se analizó la CdC, consideró que la inconstitucionalidad radicaba en que no había sido objeto de una segunda votación. Lo cual muestra una visión que presta valor a las formas, algo cuestionable con la denegatoria expresa. Además, declaró públicamente que el TC no se había pronunciado sobre si cabía hacer CdC por reformas constitucionales, quitándole piso al Ejecutivo.

Ferrero Costa: Cuando se cuestionó la constitucionalidad de que los congresistas “tránsfugas” puedan crear un nuevo grupo parlamentario, él razonó junto con Blume que es la voluntad de los partidos y no de los individuos la que sustenta la democracia representativa, una interpretación cauta o conservadora de la Constitución. Podría adoptar una posición contraria a la denegatoria fáctica de la CdC. Suele estar más cercano a Sardón.

Blume: Suele votar junto con Sardón, pero no siempre ha sido así. Si el TC se toma demasiado tiempo en resolver, su pragmatismo podría llevarlo a votar de forma que favorezca al Ejecutivo.

Así, lo más probable es que los primeros 4 voten a favor del Ejecutivo y los segundos 3 a favor del Legislativo. Tal parece, que la suerte está echada a favor del Ejecutivo.