“La banda”, un cebichito thai
“La banda”, un cebichito thai
Redacción EC

Vaya que ha aprendido a buscar formatos. no la ha comprado en , la feria de TV más conocida de Occidente, sino en Tailandia. , el hombre de (la empresa productora que se hace cargo del programa junto a Canal 2), me contaba el año pasado de su shock cultural, al ver en Bangkok las extrañas similitudes de los usos y rituales latinos con los asiáticos.

“La banda” es más exigente, como formato, que y que . Mezcla muchas cosas: varios géneros en una sola presentación, varios músicos (cantantes e instrumentistas) que se reparten el protagonismo, y un set de reglas de juicio algo complicado: de cuatro jueces, basta que dos suban una palanca que acerca sus butacas al escenario mientras un muro se va cerrando sobre los pobres desgañitados. O sea, varias tensiones y líneas de fuga, desde y hacia un escenario sobrepoblado.

Para que el menú thai esté completo con un toque sentimental, y entrevistan a orgullosos familiares de bajistas, bateristas y primeras voces. Como ven, es un arroz con mango, pero ese plato existe de veras en la rica gastronomía thai.

Para remate, Morán y su productor de campo, , juegan a convertir a en ícono del disfraz, cual forzada Lady Gaga. Too much. Lo que sí me gusta es que el jurado vacila a los concursantes tanto como se vacila entre sí. juega a ser el más exigente, y a no parecer tan buenote. Un formato recargado, que bien harían en depurar para pasar del arroz con mango al cebichito thai.

Y tú, ¿qué piensas de "La banda"?