Francesca Raffo

Basta escribir “” en el buscador para que decenas de ofertas aparezcan. Estas no son ofertas cualquiera, si estás interesado en un terreno, el único requisito a cumplir es ser mayor de 18 años. No importa si estás en Infocorp y con 100 soles puedes ya reservar un terreno.

Una señora - quien parece ser asesora de ventas - se graba haciendo una coreografía frente a unos planos. Baila al ritmo de una canción en inglés bastante conocida. Mientras tanto, en pantalla sale “cuotas S/ 220 x 24 meses” y “aprovecha y reserva hoy S/ 100″. Además menciona que en 24 horas termina la pre venta.

Empresas inmobiliarias anuncian lotes a 100 soles por TikTok
Ofrecen lotes accesibles y el único requisito es tener más de 18 años. Especialistas dan recomendaciones para hacer una compra segura.

En otro video, una mujer también está haciendo una coreografía de una canción en español de “fiesta”. Está en la playa, a orillas del mar, y en pantalla muestra que se puede separar un lote con tan solo S/ 100 y únicamente con DNI. Los lotes están en Supe - Barranca e indica que puedes obtener tu lote propio con esta oportunidad.

Así son las modalidades de venta de terrenos que se han apoderado de la plataforma de moda TikTok. Con bailes que se hacen virales, coreografías que recorren el mundo y visitas virtuales por el predio, inmobiliarias ofertan terrenos en diferentes zonas como Huaral, Barranca, Cieneguilla e Ica.

V09044g40000cb9i49bc77u7cm4jrlu0
V09044g40000c67hehbc77u6toob2u0g

Diversas empresas han ingresado al mundo del TikTok para ofrecer proyectos inmobiliarios que todavía están por ser construidos. Mediante videos hacen el primer contacto con los interesados en comprar un lote. Su gancho principal es la accesibilidad: pueden reservar el terreno con solo 100 soles y no importa si estás reportado en Infocorp por alguna deuda.

Las cuotas también son accesibles: algunos ofrecen cuotas sin intereses y, otros, cuotas de 220 soles por 24 meses por la preventa.

PUEDES LEER: Cómo evitar que te estafen con el sueño del ‘depa’ Nuevo
V09044g40000cam8m5jc77u6nacm57hg

En los videos, aseguran que todos los lotes se venden con título de propiedad y con servicios básicos como agua y desagüe. Sin embargo, especialistas consultados por este Diario enfatizan en que se debe tener mucho cuidado al apostar por esta compra, pues al estar recién en fase inicial es posible que estas ofertas nunca lleguen.

Álvaro Espinoza, investigador de GRADE, explica que “En los últimos 20 años, el 93% del nuevo suelo urbano producido en el Perú es informal. De este más de 90%, la mitad es invasión y el otro 45% se hace a través de lotizaciones informales que podrían ser estas de TikTok”.

Agrega que: “La modalidad es adquirir un terreno, por ejemplo, comprarle a un agricultor su terreno, se lo compran a precio chacra, lo limpian, lotizan y lo venden. Entonces la empresa puede ser formal, puede estar inscrita en registros públicos, ellos pueden tener la escritura del terreno matriz porque lo compraron, pero ese terreno no tiene zonificación para ser urbano, es un terreno agrícola. Evidentemente no está independizado en lotes y no tiene agua, no tiene desagüe, no tiene luz, pistas, veredas y parques, que son requisitos para vender un lote”.

Especialista Grade
Espinoza explica sobre la demanda de vivienda en las ciudades del Perú y la falta de oferta para esta. "La demanda insatisfecha de vivienda es como de 100 mil viviendas al año".

Espinoza explica que esta modalidad de venta de terrenos no es nueva, existe hace años, pues “es la forma como se viene produciendo ciudad hace 60 años”. Lo que sí es nuevo es el uso de esta plataforma, antes ofertaban con carteles, en la zona, boca a boca, ahora han pasado al TikTok.

Los especialistas explican que a pesar de que la empresa sea formal, la modalidad de trabajo puede ser informal. Jose Carlos Fernández, investigador principal de Conurb, grupo de investigación en urbanismo de la PUCP, indica que hay tres niveles importantes en estos proyectos: propiedad del terreno, planificación de la zona y licencias del proyecto.

LEE TAMBIÉN: El drama de vivir en la zona de Lima con menos áreas verdes y parques | VIDEO, DRON Y FOTOS

Una familia ve, visita el lugar, da la impresión que parece serio porque tienen casetas de ventas, desembolsa el dinero, pero luego ve que el proyecto tarda. Ahí es donde el problema puede derivarse en cualquiera de esos tres puntos: que no tienen los papeles de propiedad, o que la zona es rústica y no urbana, o que Sedapal, por ejemplo, no da el certificado de factibilidad”, dice.

Especialista Grade
Explica sobre por qué hay tanta demanda de este tipo de proyectos en diversas ciudades.

La mayoría de estas inmobiliarias dan facilidades para la compra de los lotes y tienen precios accesibles por lo que familias apuestan por esto. Los especialistas consultados por este Diario dieron ciertas recomendaciones para que la compra sea más segura.

1
Zona

En la medida de lo posible, confirmar que la zona del terreno sea zona urbana y no rural. Uno debería evitar las urbanizaciones que no tienen la habilitación que se puede ver: pistas, veredas, tuberías, parques, etc.

2
Lote registrado

Comprobar que el lote esté inscrito en registros públicos a nombre de la empresa o el dueño de la empresa. Ahí también se puede ver si es un predio rústico o zona de expansión urbana.

3
Más visitas

Tratar de visitar otros proyectos para comparar y ver cuál de todos es más seguro. Especialistas recomiendan visitar más de tres proyectos.

4
Experiencia

Buscar experiencias de otras personas con la empresa inmobiliaria o constructora. Muchas veces se puede encontrar en redes sociales. Además, ver cuántos proyectos o etapas de un proyecto han entregado antes. Comprobar que la empresa sea formal y no tenga deudas con Sunat ni sanciones en Indecopi.

Afectados en Lurín

Hace unos días, llegó al WhatsApp de #PasaEnLaCalle el testimonio de una persona que había sido víctima de una inmobiliaria que en su momento parecía segura: Talentus Group INM S.A.C. Cientos de familias habían apostado por comprar un lote en el proyecto Lurima en Lurín, sin embargo, meses después el terreno fue incautado ().

Fue en 2020 que la mayoría de familias se pusieron en contacto con dicha empresa que conocieron por anuncios en Facebook Market. “Las propagandas eran muy pomposas con planos y ubicación, llamaba la atención los precios, decía: si los accesos a una casa propia son muy complicados, nosotros lo facilitamos con precios accesibles en Lurín”, cuenta Joel Suárez, uno de los afectados. También mencionaban que podían separar el terreno con 100 soles.

PUEDES LEER: Una empresa que engaña a clientes con el sueño del auto nuevo

Joel se contactó con la inmobiliaria y fue a visitar el terreno, se veía bastante seguro explica él. Sin embargo, “nos llega un comunicado en enero [predio fue incautado el 30 de diciembre] que dice que el predio ha sido incautado porque ha sido comprado mediante ilícitos por terceras personas. Iban a dejar en stand by el proyecto hasta próximo aviso”, cuenta Joel.

Hasta ese momento él había pagado más de 29 mil soles entre la separación, cuota inicial y cuatro cuotas más. El caso de Andrea, a quien llamaremos así pues prefirió no publicar su nombre por miedo a represalias, es casi igual. Ella pagó más de 16 mil soles entre cuota inicial y tres cuotas más por su lote el Lurima.

Hasta la fecha ninguno de los dos, ni las más de 100 personas que esperan su devolución, han logrado obtener un reembolso. Esto a pesar de que la empresa firmó un contrato con ellos donde decía que si al 31 de agosto del 2021 no resolvían el problema del terreno, les devolverían el dinero por completo.

Primera adenda de pago por parte de la inmobiliaria.
Primera adenda de pago por parte de la inmobiliaria.

Más de 100 personas buscamos la devolución de nuestro dinero, no la reubicación porque ellos tienen otros proyectos [otros afectados han optado por esta salida]”, dijo Andrea.

Quienes están detrás de esta empresa son el señor Jaime Orestes Ñato Gómez, quien figura en Sunat como gerente general desde el 2019. Además, junto a él, firmaron los contratos de venta Joel Moises Chite Alejandro y Jesús Víctor Caracusma de la Cruz. Sin embargo, desde mitad de este año, quien ha firmado los convenios de pago es el señor Edder A. Casas Toscaino y menciona ser el gerente general.

Al cierre de esta nota, El Comercio intentó comunicarse con la empresa involucrada, pese a la insistencia, no fue posible.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más