Maritza Zapata con su invención, la cual tiene numerosas utilidades prácticas. (Foto: UNS)
Maritza Zapata con su invención, la cual tiene numerosas utilidades prácticas. (Foto: UNS)
Redacción EC

Talento e innovación a favor del medio ambiente son dos cualidades que caracterizan a Maritza Zapata, una joven ingeniera civil de 26 años que se ha ganado el reconocimiento nacional e internacional tras inventar unos ladrillos a base de lodo orgánico. Este último insumo mismo es extraído de la Bahía El Ferrol de Chimbote, que viene acumulando este material desde hace más de 60 años.

Maritza Carolina Zapata Altamirano es egresada de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional del Santa (UNS) y participó con su invento en la Feria Internacional de Invenciones de Corea del Sur (KIWIE 2020), donde ganó la medalla de bronce.

“El propósito principal de esta invención es extraer todo el lodo acumulado para descontaminar la bahía El Ferrol y aprovecharlo en la producción de los ladrillos para construcción”, explicó la inventora.

Zapata destacó que su ladrillo puede ser usado para la construcción de cercos, divisiones y paredes; además, su fabricación artesanal es de bajo costo. Los bloques ecológicos incluso pueden ser una alternativa para la edificación de viviendas en zonas rurales.

PATENTADO

Desde la UNS se indicó que en el año 2019, Maritza fue seleccionada por el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) junto a otras 28 creadoras, investigadoras y emprendedoras peruanas.

”Ladrillos macizos artesanales de arcilla con adición de lodo orgánico para mejorar sus propiedades físicas y procedimiento de elaboración” fue el nombre de su tesis y con la que se presentó al programa Patenta del Indecopi.

Tras esto, su solicitud de patente fue aceptada y la seleccionaron para ser exhibida en Corea del Sur. “El material era resistente a la comprensión y superaba lo mínimo establecido por el Reglamento Nacional de Edificaciones”, precisó la UNS.

CONCURSO EN COREA

El KIWIE 2020 fue organizado por la Asociación de Mujeres Inventoras de Corea del Sur, en colaboración con la Oficina Coreana de Propiedad Intelectual (KIPO).

Además de la egresada de la UNS, en este certamen participaron investigadoras de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), la Universidad Privada del Norte (UPN), la Universidad Continental, empresas e inventoras independientes.

Entre los inventos presentados, destacan dispositivos para prevenir y contrarrestar los efectos de la COVID-19, así como los procedimientos para el cuidado del medioambiente y protección de la biodiversidad. Otros proyectos mostraban dispositivos para la construcción y arquitectura, aparatos y prótesis para la medicina, rehabilitación, odontología, aprovechamiento de los residuos de la agroindustria, entre otras tecnologías de innovación.

VIDEO RECOMENDADO

El drama de la falta de oxígeno para muchos enfermos de COVID-19 en América Latina
El drama de la falta de oxígeno para muchos enfermos de COVID-19 en América Latina