Suman cuatro los alcaldes amenazados de muerte en Áncash
Suman cuatro los alcaldes amenazados de muerte en Áncash

Hoy se cumple un mes desde que el Gobierno decretó la ampliación del estado de emergencia por 45 días en las provincias del Santa y Casma, en , debido a la ola delictiva que se registra en estas jurisdicciones. La medida fue dada tras el asesinato del alcalde del distrito de Samanco, Francisco Ariza, ocurrido el 20 de octubre del año pasado.

Pese al incremento del resguardo policial, la delincuencia continúa operando. Desde la declaración de emergencia, cuatro alcaldes distritales han denunciado que reciben amenazas de muerte.

Ayer, el burgomaestre del distrito de Coishco, en la provincia del Santa, Manuel Aldave Boyd, denunció que el último lunes recibió una llamada en la que le dicen que “volarán su cabeza” si no deja la alcaldía.

Además de Aldave, son amenazados los burgomaestres de Nepeña, Manuel Figueroa Laos; de Macate, Érika Pérez Ruiz; y de Yaután, José Luis del Carpio Melgarejo. Este último caso corresponde a la provincia de Casma. Todos los casos ya son investigados.

No dejará el cargo

Manuel Aldave señaló que no cederá a los chantajes y no contratará los servicios de seguridad privada porque considera que la policía debe tomar las acciones para evitar que atenten contra su vida o la de algún miembro de su familia.

“Los únicos que me pueden sacar son el pueblo o el Poder Judicial”, manifestó.
La autoridad sospecha que las amenazas vendrían de un grupo de pobladores que impulsan su revocación y de algunas ex autoridades y ex trabajadores, ya que acusa a la gestión anterior de malos manejos económicos.

En tanto, el jefe de la División Policial de Chimbote, Miguel Acuña, anunció que patrullarán la vivienda y la municipalidad para evitar un atentado.

Lee también:

TAGS RELACIONADOS