Para un vehículo particular el límite máximo de velocidad en carreteras es de 100 Km/h; para buses de transporte público es 90 Km/h. (Foto: Archivo El Comercio)
Para un vehículo particular el límite máximo de velocidad en carreteras es de 100 Km/h; para buses de transporte público es 90 Km/h. (Foto: Archivo El Comercio)
Enrique Vera

El 2020 está cada vez más cerca y, como de costumbre, miles de limeños se alistan para salir de la ciudad y recibir el en alguna playa del sur, del norte o en el campo. El panorama es previsible: vías llenas de autos y buses de transporte público, congestión y viajeros en apremio por llegar pronto a sus destinos. En un año cargado de fatalidades en las pistas, el riesgo en estas fechas aumenta.

Hasta el 16 de diciembre, hubo 717 fallecidos en 3.925 en las vías nacionales. Esta es la cifra más alta de la década según la Policía Nacional. Las emergencias más frecuentes fueron el despiste y el choque de vehículos, que en conjunto representaron el 90% de los casos reportados durante este año. A estos les siguieron el atropello (4,4%), el atropello seguido de fuga (2,1%), y otras razones (3,5%).

Para evitar que en estas fiestas la situación se torne caótica y disminuyan las posibilidades de que ocurran más accidentes de tránsito, desde el pasado 21 de diciembre la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías () puso en marcha el plan Verano 2020. La principal innovación en esta iniciativa quizá sea el proceso de fiscalización electrónica contra el exceso de velocidad, mediante el uso de cinemómetros, es decir dispositivos diseñados para medir en tiempo real la velocidad de vehículos particulares y de transporte público.

Según informó la Sutran a El Comercio, 30 de estos dispositivos han sido colocados en lugares estratégicos de las carreteras Panamericana Sur, Panamericana Norte y de la Carretera Central. El jefe de la Unidad Desconcentrada de Lima y Callao de la Sutran, Hugo Reátegui García, dijo que ocho cinemómetros fueron distribuidos en las salidas de la capital por las referidas vías. Detalló además que, en coordinación con la Policía Nacional, todo vehículo detectado en exceso de velocidad va a ser intervenido y, en ese momento, se emitirá la notificación correspondiente por la infracción cometida.

“De los accidentes en vías nacionales, el 68% corresponden a exceso de velocidad”, remarcó el funcionario.

Los fiscalizadores de la Sutran están desplegados en vías de Lima, Junín, Arequipa, Puno, Ica, Ancash y La Libertad. (Foto: Archivo)
Los fiscalizadores de la Sutran están desplegados en vías de Lima, Junín, Arequipa, Puno, Ica, Ancash y La Libertad. (Foto: Archivo)

Para un vehículo particular el límite máximo de velocidad en carreteras es de 100 Km/h; para buses de transporte público es 90 Km/h; para un vehículo de transporte de mercancías, 80 Km/h; y para un vehículo de transporte de materiales peligrosos, 70 Km/h. Además, si la carretera cruza una zona residencial de un centro poblado, la velocidad máxima debe ser 55 Km/h. En caso la vía pase por una zona comercial, la velocidad máxima es de 35 Km/h; y si atravesara una zona escolar, 30 Km/h.

Sobre estos parámetros las multas por exceso de velocidad, según el código de infracción tipo M20, equivalen al 18% de 1 UIT (S/756) y 50 puntos en el Registro Nacional de Sanciones. El funcionario Reátegui subrayó que el 21 de diciembre se inició este proceso con una especie de marcha blanca o fase informativa a los conductores, pero desde hoy, 27 de diciembre, las papeletas por exceso de velocidad ya son efectivas.

-Control de alcoholemia-

El plan Verano 2020 también incluye el control de alcoholemia. La Sutran informó a este Diario que ha desplegado alcoholímetros en otros 10 puntos estratégicos de la Panamericana Sur, Panamericana Norte y Carretera Central para el control de conductores tanto de vehículos particulares como de transporte público.

El proceso es el mismo que realiza la policía de Tránsito en los operativos por Lima Metropolitana: un chofer debe soplar por una cánula y el equipo medirá los gramos de alcohol por litro en su sangre. De exceder los límites permitidos, la policía activará su protocolo de intervención en cuanto a dosaje etílico y las sanciones respectivas.

El coronel PNP Erlyn Silva, jefe de la Dirección de Protección de Carreteras, precisó a este Diario que para el límite para conductores de transporte público es 0.25 gramos de alcohol por litro de sangre, y para conductores de vehículos particulares el límite es 0.5 gramos de alcohol por litro de sangre.

El funcionario Reátegui refirió que en los controles de alcoholemia los conductores no solo estarán supeditados a temas de carácter administrativos por parte de la Policía Nacional y Sutran, pues toda ingesta de alcohol que ponga en riesgo la vida de otras personas también es un delito.

“Dependiendo del grado de alcohol en la sangre, un conductor puede recibir como máximo ocho años de prisión”, indicó el oficial Silva. Lo más leve en estos casos, añadió, serían las infracciones del tipo M1 y M2, cuyos multas ascienden a S/4.200 y S/2.100, respectivamente.

La Policía Nacional tiene desplegados más de dos mil agentes para las inspecciones. La Sutran dio cuenta de que sus fiscalizadores se ubican en vías de Lima, Junín, Arequipa, Puno, Ica, Ancash y La Libertad.

-Empresas con más infracciones-

De acuerdo con un balance realizado por la Sutran entre las empresas de transporte público que registran más papeletas por exceso de velocidad, entre enero y noviembre del 2019, estas son las cinco que encabezan la lista:

Turismo CIVA S.A.C.: 1.233 papeletas.

Expreso Antezana Hnos. S.A.: 1.206 papeletas.

Empresa de Transporte Nuevo Turismo Barranca S.A. - Transnuba: 914 papeletas.

Empresa de Transportes José Huapaya Soriano S.A.: 727 papeletas.

Movil Bus S.A.C : 409 papeletas.