Carlos Zanabria

La Semana Santa en está marcada por las solemnes procesiones de Lunes Santo y Viernes Santo, la primera con el patrón jurado de la ciudad, El Cristo de la Caridad; mientras que la segunda con el Santo Sepulcro y la Virgen de las Angustias. Pero la actividad más concurrida es sin duda la del Jueves Santo en que miles de personas concurren al Centro Histórico al recorrido de las 14 iglesias, el mismo número de estaciones de la pasión de Cristo.

Además en cada templo se realiza la misa de instauración de la Eucaristía lo que convoca a los fieles. Es tal la afluencia de gente que la Policía debe cerrar el en las calles adyacentes a los templos.

La actividad es también aprovechada por cientos de comerciantes dedicados a la venta de artículos religiosos, pero también de tradicionales potajes como caparinas, buñuelos y bebidas como ponche y diana.

Los templos más concurridos son los más próximos a la Catedral, como la Compañía, San Agustín, Santa Catalina, San Francisco y la Tercera Orden. En Jueves Santo no se realizan procesiones en el Centro Histórico.

TAGS RELACIONADOS