(Foto: Universidad Católica San Pablo)
(Foto: Universidad Católica San Pablo)

El vicegobernador regional de Arequipa, Walter Gutiérrez Cueva, interpuso una querella contra el gobernador regional, Elmer Cáceres Llica, por haberlo difamado públicamente. Gutiérrez puntualizó que Cáceres Llica lo acusó de organizar un complot para que este sea sacado de su cargo y de insinuar que quería asesinar a la máxima autoridad regional. 

La querella se basa en las declaraciones que dio Cáceres Llica el pasado 15 de marzo, cuando decidió que ya no esperaría los 100 días para hablar con la prensa. En esa ocasión, indicó que su vicegobernador estaría detrás de un complot en su contra y que temía por su vida. Cáceres tomó como ejemplo lo ocurrido con el gobernador del Callao, al cual, aparentemente, su vicegobernador tenía intenciones de mandarlo a matar para sumir su cargo. 

“El gobernador ha declarado que mi patrocinado está planificando matarlo para quedarse con el poder, eso es calumnia. El delito es homicidio calificado y está dando a entender a toda la población que mi patrocinado estaría confabulando un atentado contra la vida del gobernador para quedarse con el cargo, pero no es cierto”, indicó el abogado del vicegobernador, Luis Gutiérrez. 

-Acusa daño-

El vicegobernador considera que las declaraciones del gobernador han afectado gravemente su honra y su buena reputación y dice que, al mismo tiempo, compromete su proyecto político. Además, explicó que ha dañado su imagen ante la población porque lo calificó de ocioso y de que no realiza ningún trabajo.

“Lo lógico hubiera sido que, si tenía las pruebas de que querían atentar contra su vida, haya ido a la prefectura para solicitar garantías para su vida. Nunca lo hizo porque no notificaron a mi patrocinado para una audiencia. El daño ya está hecho”. 

Ante esa situación, el abogado del vicegobernador indicó que el pasado miércoles 3 abril envió una carta notarial a Cáceres Llica para que se rectifique públicamente sobre su declaración. Acotó que le dieron 48 horas al gobernador regional para que lo haga, pero no lo realizó y por esa situación se vieron obligados a interponer la querella. 

Walter Gutiérrez ha pedido que al gobernador se le imponga una pena privativa de libertad de 18 meses y que le pague una reparación civil de un millón de soles. La defensa espera que la querella sea aceptada. 

-Conflictos internos-

Walter Gutiérrez Cueva es dueño del movimiento regional Unidos por el Gran Cambio y es el que aportó económicamente para la campaña. El distanciamiento entre ambas autoridades electas se dio a mediados de diciembre, luego que ganaran las elecciones y se convirtieran en las autoridades para el periodo 2019-2022. 

Desde que Elmer Cáceres Llica asumió el cargo, las diferencias con su vicegobernador se fueron agravando. El gobernador hizo a un lado a su vicegobernador en las decisiones para designar a los gerentes y sobre los proyectos para la región. Walter Gutiérrez asegura que desde que asumió el cargo nunca se ha reunido con Elmer Cáceres Llica y que cada vez que se encuentran en los pasillos del gobierno regional de Arequipa, el gobernador lo esquiva y se corre de su lado. 

“Se puede tolerar muchas cosas, pero que te acusen de quererlo matar, no. Tengo familia, hijos, presido una organización política. Ha dañado mi imagen. Yo esperé sus disculpas, pero no quiso hacerlo. Soy consciente del daño que puede generar a la región, pero quien está generando toda esta situación es el mismo gobernador”, manifestó Gutiérrez a El Comercio. 

Hasta el momento Cáceres Llica no se ha pronunciado sobre la demanda. Quien sí habló es su esposa, Jennifer Neira. Ella pido al vicegobernador que deje trabajar a su esposo y que, más bien, “se ponga la camiseta y también trabaje por la región”. 

-Repercusiones-

El abogado Jorge Sumari explicó que en una querella existe un proceso. Primero, se presenta la denuncia penal de manera directa al juzgado (no pasa por la fiscalía). Si el juez admite la denuncia penal, notifica al señor Elmer Cáceres Llica para que haga sus descargos y ahí recién tendría la calidad de procesado. Luego, técnicamente, se cita a una audiencia y, si en esa audiencia no se llega a un acuerdo entre las partes, el proceso continúa. 

“En el supuesto caso de que condenen a Elmer Cáceres Llica en primera instancia y luego esto sea ratificado en sala de apelaciones, Walter Gutiérrez asumiría el cargo de gobernador. Ante una condena viene la suspensión del cargo. Si en la Corte Suprema se confirma la sentencia, ya estamos hablando de vacancia, la cosa es muy seria. Todo ese proceso puede demorar nueve meses”, indicó Sumari. 

Agregó que esta situación que se vive entre las autoridades regionales es atípica. Lamentó que se tenga un gobernador soberbio, grosero, que no respeta a nadie y que siempre lanza acusaciones sin medirse. Y, por otro lado, un vicegobernador con muchas ambiciones y que está a la espera de los errores de Cáceres para sacarle provecho. 

El abogado advirtió, que más allá de las rencillas internas que hayan tenido, Elmer Cáceres Llica no puede gobernar solo, lo tiene que hacer con su vicegobernador.

“¿Qué va a pasar cuando el gobernador viaje a una comisión o tenga que ausentarse del país? Quien lo tiene que remplazar -por mandato de la ley- es el vicegobernador. Cáceres Llica no puede decir que porque no le tiene confianza a su vicegobernador va a cerrar la región hasta que regrese, o que le va dejar el cargo a su gerente general. Eso no se puede hacer”, manifestó Sumari.