Redacción EC

El empresario , conocido como ‘’, presentó en la ciudad de Tarapoto (San Martín) un habeas corpus en el marco de una nueva investigación en su contra por presuntamente liderar una organización criminal dedicada al negocio del narcotráfico.

El fiscal Álvaro Rodas Farro, de la Primera Fiscalía Supraprovincial de Crimen Organizado, inició la investigación contra Arévalo en el 2018. El magistrado declaró la investigación en reserva por un año ya que por tratarse de un caso muy complejo se quiso evitar entorpecer las diligencias.

En diálogo con El Comercio, Rodas precisó que en noviembre del 2019 abrió el caso a las partes e intentó notificar a Arévalo, pero en todas sus direcciones en Tocache, de acuerdo al Reniec, negaron conocerlo.

Luego de ello, Arévalo interpuso un hábeas corpus en la Corte Superior de San Martín para que se paralicen las investigaciones del Ministerio Público y de la Policía Antidrogas.

“Él se dio por notificado cuando interpuso un hábeas corpus en Tarapoto. De declarar el juez fundado la demanda paralizaría en primera instancia la investigación que se viene llevando a cabo", dijo Rodas.

Arévalo argumenta que en anteriores oportunidades el Ministerio Público le abrió investigación por lavado de activos y narcotráfico, pero que estos procesos que fueron archivados, por lo que ahora se estaría vulnerando el debido derecho y el principio de no incriminar doblemente a una persona por los mismos hechos.

Ante esto, el fiscal Rodas afirma que este nuevo caso se trata del presunto delito de crimen organizado, pues existen nuevos indicios en contra de Arévalo. “Hay información que amerita una nueva investigación, elementos no evaluados en las anteriores investigaciones”, señaló el fiscal Rodas.

Las diligencias de este nuevo caso las están llevando a cabo la Primera Fiscalía Supraprovincial de Crimen Organizado y la Dirandro.