Jorge Falen

Pocos lugares en el mundo poseen las características de . Este sitio arqueológico, ubicado en la provincia de Casma (), es considerado el observatorio solar más antiguo de América con más de 2.300 años de historia. A diferencia de otros complejos astronómicos, su estructura –con un templo principal y 13 torres en lo alto de una colina– permite divisar el movimiento del Sol todos los días del año.

Las cualidades descritas le han valido el reconocimiento de arqueólogos de todo el mundo, y fueron suficientes para que el (Mincul) postule este monumento a la Lista de Patrimonio Mundial de la a inicios del 2019.

Sin embargo, a pocos meses de la culminación de este proceso, existe el riesgo de que Chankillo no alcance la nominación por falta de compromiso del Ejecutivo.

(Video: Proyecto Chankillo)

—Temas pendientes—

La voz de alerta la dio el arqueólogo Iván Ghezzi, presidente del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y director del proyecto Chankillo, quien advirtió que el Mincul no ha implementado en su totalidad los planes para la conservación y gestión del monumento.

“Para completar el proceso de postulación, la propiedad debe estar saneada, pero aún no ha sido inscrita en Registros Públicos. Otro documento importante como su plan de gestión, que le dice a la Unesco cómo será manejado luego de la inclusión en la Lista de Patrimonio Mundial, ni siquiera se ha aprobado oficialmente”, dijo.

Ghezzi puntualizó que ambas observaciones fueron hechas por la Unesco durante la Misión de Observación Técnica realizada en agosto del 2019. Estas fueron reiteradas a fines del año pasado, cuando la entidad internacional solicitó al Mincul información adicional para completar la evaluación.

“Las preguntas sobre el tema de gestión son básicamente las mismas; no las consideran subsanadas. Han transcurrido meses, se han hecho observaciones por escrito, he hablado mucho con los funcionarios del ministerio, pero temo que llegará el fin de mes y van a responder con argumentos que no van a satisfacer a la Unesco”, opinó Ghezzi.

La decisión final sobre la inclusión de Chankillo a la lista de la Unesco será tomada durante la 44 sesión del Comité del Patrimonio Mundial, que se realizará en julio próximo en la ciudad de Fuzhou, en China.

—Postura oficial—

En un comunicado, el Mincul señaló a El Comercio que actualmente viene cumpliendo con las recomendaciones de la Unesco respecto a Chankillo.

Asimismo, reconoció que a fines del 2019 el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) –organismo consultor de la Unesco– requirió mayor información sobre la conservación e interpretación de Chankillo, la participación de la comunidad local, el sistema de gestión y el financiamiento.

“En estos momentos nos encontramos resolviendo dichas preguntas con apoyo del Instituto de Investigaciones Arqueológicas. [La respuesta a] esta solicitud de mayor información [de Icomos] será remitida a través de la cancillería antes del 28 de febrero”, explicó el sector.

El ministerio informó que el saneamiento legal del predio donde se ubica el observatorio se encuentra “en su etapa final” ante la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp). Añadió que está en proceso la formulación del proyecto de inversión pública del plan de manejo de Chankillo, destinado a “gestionar responsablemente y sostenidamente el sitio”.