Mayté Ciriaco Ruiz

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El 5 de octubre se autorizó la aplicación de de la vacuna del laboratorio Pfizer y AstraZeneca para el personal de salud de primera línea. Hasta la fecha ya se ha inoculado al 22% de este grupo.

LEE TAMBIÉN | Vacunas fantasmas: se registran más de 200 inoculaciones contra el COVID-19 a personas fallecidas

Tanto el Seguro Social de Salud (EsSalud) como las diferentes Direcciones Regionales de Salud (Diresas) han iniciado con la inoculación de esta tercera dosis a su personal que labora en áreas COVID-19, emergencias y unidades de cuidados intensivos (UCI). “Todos los trabajadores de salud con las dos dosis serán inoculados con una de refuerzo”, dijo Jorge Sotomayor, director de la Diresa Puno.

Según el Repositorio Único Nacional de Información en Salud (Reunis), hasta el 19 de octubre 93.757 profesionales de la salud de la primera línea (el 22%) recibieron esta dosis. El promedio de terceras dosis brindadas al día es 18.751. “Si se continúa con este ritmo de vacunación, se cumplirá con la meta en un breve plazo”, asegura Eden Galán, representante del Colegio Médico del Perú (CMP) en la Comisión Consultiva de Inmunizaciones.

LEE TAMBIÉN | Los problemas de las 112 plantas de oxígeno del país: inoperatividad, mala infraestructura, mercado negro y más

Galán explica que el principal objetivo es vacunar a todo el personal de salud que realiza atención presencial, un grupo de 424.566 personas que incluye también a administrativos y personal que brinda servicios en áreas críticas, y personal de salud que realiza trabajo presencial en áreas de hospitalización y consultorios externos. Completar su vacunación tomaría aproximadamente 19 días. Es decir, podrían contar con la tercera dosis entre la primera y la segunda semana de noviembre.

“Es muy importante que todo el personal de salud que recibió la segunda dosis sea inoculado con la dosis refuerzo, sobre todo por su alta exposición frente al COVID-19″, asegura Galán quien recalca que existe una disminución de la eficacia de las vacunas frente a la infección con el paso del tiempo.

Vacunación de los médicos

Hasta el 19 de octubre se había inoculado con una tercera dosis a aproximadamente 10.500 médicos, según cifras del CMP. Si bien este colegio registra 77.296 profesionales, solo el 92% de ellos cuenta con las dos dosis. De este último grupo, 58 mil han superado los seis meses y ya están aptos para recibir la inoculación de refuerzo.

A la fecha, aún hay 1.919 médicos que sólo cuentan con una dosis y 4.072 que no tienen ninguna vacuna contra la COVID-19. El doctor Armando Rodríguez, presidente del Comité de Salud Pública del CMP, mencionó que esta situación se pudo dar debido a que algunos médicos viajaron al extranjero y no se tenía información de ellos, no están ejerciendo o no quisieron vacunarse.

Galán afirma que otra razón para estas cifras es que aún hay problemas con el registro de la información, que no permite visibilizar las brechas existentes con mayor certeza. “El registro no cuenta con información actualizada. Hay colegas que recibieron su segunda dosis en mayo o junio, que a la fecha no figuran en el sistema, y no pueden recibir la dosis de refuerzo aún”, advierte.

Ante la advertencia del CMP, el Ministerio de Salud (Minsa) ha manifestado que por falta de capacidad logística y recursos humanos aún hay brechas en el registro que se encuentran regularizando.

Según el Repositorio Único Nacional de Información en Salud (Reunis), hasta el 19 de octubre 93.757 profesionales de la salud de la primera línea (el 22%) recibieron su tercera dosis.
Según el Repositorio Único Nacional de Información en Salud (Reunis), hasta el 19 de octubre 93.757 profesionales de la salud de la primera línea (el 22%) recibieron su tercera dosis.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

¿Cómo busca regular la vacancia presidencial y la cuestión de confianza el Gobierno? - LPD
El Gobierno presentó el martes al Congreso un proyecto de ley para modificar las causales de la vacancia presidencial y el procedimiento de la cuestión de confianza. La presidenta del Consejo de Ministros Mirtha Vásquez dijo que el objetivo del proyecto es asegurar un uso apropiado de la cuestión de confianza y regular la vacancia por incapacidad moral.