"Es un plan de la policía para la policía", refiere del titular del sector Interior. (Foto: Jesús Saucedo / GEC)
"Es un plan de la policía para la policía", refiere del titular del sector Interior. (Foto: Jesús Saucedo / GEC)
Alexander Villarroel Zurita

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Ya es el final de la tarde y el ministro José Elice da una pausa y nos concede unos minutos. Más temprano estuvo en Pucallpa, donde presentó los resultados -junto a la fiscalía- de un megaoperativo contra Los Fantasmas de Ucayali, una red criminal presuntamente liderada por nada menos que . En la víspera, había presentado ante el Consejo de Ministros las “Bases para el fortalecimiento y modernización de la Policía Nacional”, y ahora nos detalla de qué trata.

SUSCRIPTOR DIGITAL: el insólito y dramático caso del policía que se disfrazó de médico para poder ver a su padre moribundo | CRÓNICA

—Cuando asumió el presidente Francisco Sagasti anunció una reforma policial en medio de una crisis. Con este documento aprobado en el Consejo de Ministros, ¿se da por saldada esa deuda?

El Gobierno ha hecho un avance importante. La reforma policial es un problema antiguo. Es decir, muchos se lo han planteado y ha terminado prácticamente en papeles. Y nosotros nos planteamos un poco ese problema, cómo hacemos para que no sea uno más. Entonces descubrí que la policía en el 2019 había preparado un plan que se llama Mariano Santos al 2030 (MS30). Es un documento muy interesante, pero le faltaba algunas cosas. Nosotros no le hemos impuesto nada a la policía, hemos dialogado. Creamos un comité, donde hay representación de los oficiales y suboficiales, lo integra también el comandante general, el viceministro de Orden Interno, el ministro del Interior, el viceministro de Seguridad Pública. Entonces este plan ha sido armado sobre el MS30, pero mejorado. La idea es que la policía presente, exprese, de manera clara cómo se ve y cómo se quisiera ver. Cómo espera que sea su policía en los próximos diez años.

—Claro, mi pregunta era si este documento responde a ese compromiso del presidente Sagasti, al inicio de su gestión, de impulsar una reforma.

Es la respuesta. Hemos buscado la vía que creemos que es la mejor para lograr ese objetivo. Hacer las cosas distintas a como se han hecho antes. Que no sea un papel más. La policía tiene que reconocerse en los problemas que se tratan en el plan y en los objetivos. Es un plan de la policía para la policía. No importa que José Elice sea ministro hasta mañana o hasta julio. Lo importante es que sea algo permanente, que ellos lo tengan en las manos y lo empiecen a ejecutar.

—¿Entonces consideran que aún no se ha saldado este compromiso?

No, está completamente saldado en cuanto a la promesa que se hizo. Ahí está el plan de modernización y estamos avanzando. Recuerda que hay varios temas en la propuesta del presidente: el plan, avanzar en el tema de las investigaciones sobre los sucesos del 14 de noviembre y la incorporación de los gerentes públicos dentro de la policía, que ya se está realizando.

El año pasado, durante las marchas contra el régimen de Manuel Merino,"hubo graves abusos policiales contra manifestantes", según concluyó en su informe Human Rights Watch. En esas protestas, el 14 de noviembre, fueron asesinados Jack Pintado e Inti Sotelo. Hasta ahora, no se han hallado a los responsables. (Foto: archivo/ César Campos / GEC)
El año pasado, durante las marchas contra el régimen de Manuel Merino,"hubo graves abusos policiales contra manifestantes", según concluyó en su informe Human Rights Watch. En esas protestas, el 14 de noviembre, fueron asesinados Jack Pintado e Inti Sotelo. Hasta ahora, no se han hallado a los responsables. (Foto: archivo/ César Campos / GEC)

—Entrando en materia, cuéntenos un poco: ¿qué es lo que indica esta nueva propuesta y cuál es su objetivo?

El objetivo es modernizar y fortalecer a la policía para que cumpla de manera eficaz su mandato constitucional, que es garantizar el orden interno y también la seguridad ciudadana en un marco de integridad, respeto de derechos humanos y del estado de derecho. Pero sobre esto ya habíamos encontrado cosas que la policía venía haciendo. No es que hemos empezado de cero.

—¿Y cuáles son los ejes del plan?

Se han diferenciado seis ejes: ‘Nuestra gente’, ‘Nuestra infraestructura’, ‘Nuestro equipamiento’ (todos sabemos que la policía carece del equipamiento adecuado para cumplir su misión), ‘Nuestras tecnologías de la información y comunicación’, ‘Nuestra Imagen’, y ‘Nuestra Institucionalidad’, que es lo nuevo.

—Pero, ¿qué significan cada uno de estos ítems?

‘Nuestra gente’ es la mejora de los incentivos para el desempeño del personal policial. Lo segundo, el saneamiento y la modernización de la infraestructura. Por ejemplo, hay que replantear la arquitectura de los inmuebles policiales. No se puede poner a una señora que ha sido maltratada, al lado del señor que acaba de intentar matar a una persona. Hay una revictimización, no hay cámaras Gesell, eso tiene que cambiar. Después, ‘Nuestro equipamiento’, es una adquisición oportuna y mantenimiento continuo del equipo, ya hemos visto en qué condiciones trabaja la policía. ‘Nuestra tecnología de la información y comunicación’, se trata de la actualización e integración de tecnologías. ‘Nuestra imagen’, el reconocimiento por la ciudadanía y del propio personal policial de los valores de la PNP. Y el último, ‘Nuestra institucionalidad’, es el fortalecimiento de los mecanismos para la aplicación de estándares de integridad moral y relacionamiento con la ciudadanía. Ahora, dentro de estos seis ejes hay 16 acciones estratégicas.

MIRA: San Juan de Lurigancho: recluso fugó de clínica a donde fue trasladado por el INPE | VIDEO

—¿Y podría comentarme algunos cambios puntuales que se señalan en este plan y que la ciudadanía podrá ver de aquí a un futuro en la PNP?

Por ejemplo, en el primer eje, la actualización del sistema educativo policial. Tenemos más de 20 escuelas policiales, el sueño de la escuela propia. Es un desastre. No puedes manejarlos, la formación es ineficiente. Un experto en criminalística tiene que pasearse por más de 20 escuelas, eso no es posible. Entonces hay la intención de reducir el número de escuelas a 10 nada más. Hay oposición de todo tipo. Creen que contando con una escuela en la región ya tienen garantizado el tema de la seguridad y no es cierto, al contrario. Y a esos locales de la policía se les puede dar otro uso.

—¿Algún otro ejemplo?

Dentro del eje de ‘Nuestra gente’, mejorar y estandarizar los proceso de asignación, evaluación y cambio de situación, etcétera. Hay dos cosas importantes: por primera vez en la historia de la policía, ni el presidente ni el ministro ni otras autoridades han intervenido o influido en los ascensos. La policía, con su comisión que conforma de acuerdo a la ley, ha tomado la decisión. También habrá mejores servicios médicos para los policías. El nuevo hospital central de la policía va a ser uno de los mejores del país.

—¿Marcará un antes y un después este plan?

Estoy seguro de que sí, porque he visto a la policía trabajar con sinceridad y hay algo que me ha impresionado muchísimo: se convocó a las organizaciones de la sociedad civil (se inscribieron 100), organizaciones de derechos humanos, pero también de expolicías. Y el nivel de entendimiento que hubo de la policía es una de las cosas que más me ha sorprendido. Han sido total y sinceramente abiertos. Claro, han discutido los temas, por supuesto. Pero han llegado a acuerdos.

—¿Y se podría decir que es un pacto entre la policía y la ciudadanía?

Simbólicamente sí. No hemos convocado a un referéndum para aprobarlo, pero sí. Porque organizaciones que todo el tiempo están trabajando temas policiales, o que se vinculan a través de los derechos humanos, han estado de acuerdo y han participado activamente y de manera entusiasta. Ha habido un consenso en ese sentido.

—¿Y cuándo va a comenzar a aplicarse este plan?

El plan se empieza a aplicar ya mismo. Vamos a crear un grupo de trabajo que no solamente le va a dar seguimiento sino que va a trabajar para que se empiece a aplicar. Ya se está aplicando, pero lo vamos a formalizar.

—¿Y qué es lo que opina la propia policía del plan?

Te voy a responder así: eso pregúntale a la policía. No me escuches a mí. Habla con ellos.

—Pero entiendo, por lo que me dice, que lo que se ha buscado es que sea la propia policía la que se fortalezca.

Mi tesis es la siguiente: ningún ministro, José Elice u otro, va a modernizar y fortalecer la policía. Quien la va a fortalecer es la policía misma. Si ellos internalizan y hacen suyo el plan, y lo tienen como una estrategia permanente, pero además como objetivos muy puntuales, pues creo que sí va a haber avances.

—Lo que se busca es que la policía esté fortalecida más allá de las personas

Eso es. Es lo esencial. Por eso, no se trata del plan Elice, acá no aparezco yo. [...] Es un plan de la policía para la policía. Con el esfuerzo facilitador del Ministerio del Interior, que es el ente rector del sector. Y con la participación de la sociedad civil.

MIRA: Caso Inti Sotelo: abogado pide a fiscalía incluir informe de Mininter para avanzar con la investigación sobre la muerte de jóvenes

—Sobre el tema de los derechos humanos. ¿Qué es lo que se plantea?

Intensificar eso. Por ejemplo, hablé con el defensor del Pueblo y le pedí ayuda para que la Defensoría, que tiene mucha experiencia, participe en la capacitación de la policía. Otra cosa que se va a hacer es entrenar. La policía entrena todos los días, pero [esto] va a ser un entrenamiento que tenga que ver con situaciones de derechos humanos en la práctica. Hay que hacerlo directamente. Si practicas un deporte y lo dejas seis meses, hay que empezar de cero. La policía tiene que estar constantemente entrenada, no solamente leer sus manuales, que si bien son muy buenos, hay que hacerlos más amigables y que lleguen a todos lados, colocar orientaciones sobre el uso de la fuerza en las diferentes dependencias policiales.

—¿Cómo se va a financiar el plan?

Hemos considerado que llevar adelante este cambio cuesta unos S/350 millones. Eso es solo para el 2021. El presupuesto de la policía es de aproximadamente unos S/10 mil millones. ¿Y cómo se va a financiar? El Banco Interamericano de Desarrollo nos provee de US$57 millones, el Fondo de Defensa Nacional de S/563 millones, vamos a ver cuánto podemos sacar de ahí. Después tenemos un tema de presupuesto por resultados que eso sí está por definir.

—Pero, ¿y todo el plan cuánto costaría?

Eso se va a ir graduando poco a poco. El costo es diverso, como comprenderás.

—Ahora, ¿por qué apostar por un trabajo a largo plazo y no apostar desde el Gobierno en una reforma inmediata?

No, en estos meses estábamos trabajando en esto. No sé si a ti no te parece importante que no haya habido intervención de poder político en los ascensos y en los cambios, ese es un tema. El propio plan es otro. En tercer lugar, tienes este inicio del proceso de integración de la policía, la recuperación de los megaoperativos. [...] Ya estamos haciendo reformas, sin mencionar el día a día en una entidad como el Mininter donde la PNP es el órgano más importante, pero no es el único. O sea, se está trabajando a todo tiempo para mejorarse.

—Es que podría darse la sensación de que el plan solo quedaría en el papel y con el nuevo Gobierno se impondrá otra cosa

Se lo entregaremos a quien gane las elecciones, explicándoles, diciéndoles que no es un plan de gobierno de transición y de emergencia, sino que es un plan de la Policía Nacional y que lo acojan. No te puedo asegurar nada al 100%, pero esa es nuestra ilusión y la de la policía.

—¿Y confía en que estas bases van a ayudar a recuperar la confianza de la ciudadanía en la policía?

Bueno, de manera automática no; cuando se vean los cambios, ahí sí. Y se van a ver cambios, vamos a presentar cada uno de ellos. Por ejemplo, el 8 de marzo mostraremos cómo se está dando el empoderamiento de la mujer policial. Ya está ocurriendo, pero ese día va a ser la presentación oficial de nuestra primera coronel de armas en la PNP, como parte de los ascensos que ellos mismos han hecho. Ella se va a encargar de todo un sistema de apoyo a la lucha contra la violencia familiar, el feminicidio y contra el hostigamiento sexual.

—Es decir, ¿la ciudadanía va a poder palpar estos cambios?

Eso es. Estamos necesitando que la ciudadanía perciba a su policía de una manera distinta, que recupere la confianza.

—¿Y este nuevo plan incluye en alguna de sus aristas la derogatoria de la Ley de Protección Policial?

No, pero yo ya he dado mi opinión al respecto. La policía no necesita la ley. Es más, te lo digo con toda sinceridad, jamás he escuchado, en todo el tiempo que estoy ahí, a un policía referirse a la ley o decir que se siente protegido porque existe la ley o porque alguien dice que la va a derogar, nada.

—Le pregunto esto porque en el informe de la Oficina General de Integridad Mininter se recomienda eso, la derogación.

Yo lo que creo es que la policía no necesita esa ley.

—¿Pero la va a derogar?

Yo no puedo derogarla, tendría que hacerlo el Congreso.

—Pero lo que le dice la comisión es que plantee un proyecto de ley para la derogatoria.

No es algo que me preocupe ahora, seguramente lo vamos a ver, pero no es algo que me quite el sueño, honestamente.

VIDEO RECOMENDADO:

Más de 520 policías han fallecido por COVID-19 y cerca de 39 mil fueron contagiados, afirmó Mininter
El viceministro de Seguridad Pública del Ministerio del Interior (Mininter), Nicolás Zevallos Trigoso, informó este martes que hasta la fecha han fallecido más de 520 agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP) a causa del COVID-19 y cerca de 39 mil fueron contagiados con esta enfermedad.

TE PUEDE INTERESAR