(Foto referencial: USI)
(Foto referencial: USI)
Junior Meza

La violencia familiar sigue siendo uno de los principales problemas en la región. Según los datos brindados por el personal policial de dicho territorio, solo en el año 2018 se registró un total de 4.121 casos de violencia familiar.

Esta cifra superó en 364 casos más a diferencia del 2017 donde se reportaron 3.757 casos, que hasta la fecha siguen manteniendo en alerta a la población.

► 
► 

Debido a este incremento significativo, diversas autoridades juramentaron como integrantes de la Instancia de Concertación Regional que tiene como objetivo erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar. Ellos se encargarán de desarrollar acciones articuladas con la finalidad de prevenir, sancionar y erradicar este problema.

“Es importante destinar un presupuesto desde el gobierno regional para cumplir con las diferentes actividades que nos ayuden a disminuir y erradicar la violencia familiar”, indicó el gobernador regional Vladimir Cerrón Rojas, quien participó del evento.

La Instancia de Concentración Regional está integrada por el gobernador regional, los responsables de las gerencias regionales de Planeamiento, Desarrollo Social, Dirección Regional de Educación, Dirección Regional de Salud, Corte Superior de Justicia, Junta de Fiscales, ONGs, Ministerio de la Mujer, PNP y otros instituciones.