Wilfredo Sandoval

Los pobladores del distrito de Mesones Muro, en , están consternados tras enterarse que en las últimas 48 horas fueron profanadas las tumbas de tres bebes en el cementerio de esa localidad, ubicada a media hora de Ferreñafe.

Ayer, los familiares acudieron hasta el camposanto para indagar sobre lo ocurrido con los ataúdes y se dieron con la sorpresa de que los cuerpos de los niños habían desaparecido.

Un equipo de criminalística de la Divincri de Chiclayo llegó a la zona para realizar las primeras pesquisas. Allí, los detectives recogieron testimonios de los familiares y de personas que viven cerca del cementerio. A un costado de las tumbas profanadas, la policía solo encontró una linterna y una botella de agua florida.

(Foto: Wilfredo Sandoval)

(Foto: Wilfredo Sandoval)

Urbano Cieza Ramírez, alcalde de la Municipalidad de Mesones Muro, descartó que los restos óseos sean utilizados en ritos de curanderismo. Exigió una profunda investigación y sanciones drásticas para los responsables de este acto, al que calificó como delito muy grave.

Mencionó que la madrugada del último domingo los infractores sustrajeron dos restos pertenecientes a bebés fallecidos a los 15 días de nacidos y una osamenta completa de un bebé que murió a los siete días de nacido.

(Foto: Wilfredo Sandoval)

(Foto: Wilfredo Sandoval)

La autoridad reconoció que el camposanto se ubica en un área al aire libre, sin vigilancia y anunció que gestionará la construcción de un cerco perimétrico para evitar más robos en el lugar.

El jefe de investigación criminal de la región Lambayeque, comandante PNP Néstor Arrascue Camus, explicó que aún no se logra resolver la profanación de casi 30 tumbas de los cementerios de San José y Puerto Eten, ocurrido hace más de dos semanas.