Loreto: el último 3 de agosto, un grupo de indígenas ingresaron a la estación 5 del Petroperú. (Foto: Difusión)
Loreto: el último 3 de agosto, un grupo de indígenas ingresaron a la estación 5 del Petroperú. (Foto: Difusión)
Redacción EC

La Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (Coica) expresó su total respaldo a las medidas que tomaron 400 comuneros del pueblo Awajún como un llamado de auxilio frente a la pandemia del nuevo coronavirus y a la defensa de sus derechos por la actividad pretolera.

El último 3 de agosto, un grupo de indígenas ingresó a la estación 5 de Petroperú, ubicada en la provincia de Datem del Marañón (), con el objetivo de exigir al Gobierno central un nuevo contrato social y ambiental urgente, frente a la reactivación de operaciones hidrocarburíferas y la expansión del en sus territorios.

A través de un comunicado, la Coica señala que dicha medida fue emprendida tras acusar un abandono del Estado, el no cumplimiento de promesas de desarrollo y la falta de acciones oportunas ante sus demandas.

VIDEO RECOMENDADO

Huarochirí: Madre e hijo reciben clases virtuales desde un solo celular

Como organización indígena internacional exigen, además, una respuesta inmediata a sus pedidos y a la protección de los derechos de los hermanos Awajún, de la Federación Nativa Awajún Río Apaga (Fenara) y su presidente Tito Tusayal. De lo contrario, precisa Coica, “estas medidas lejos de ser atendidas suelen son juzgadas y hasta enjuiciadas como incitación a la violencia y el desorden”.

Finalmente, hizo un llamado a la comunidad internacional a unirse a esta lucha incansable y a estar atentos de las acciones que se tomen frente a las medidas que como pueblos indígenas tenemos que tomar para exigir nuestros derechos reconocidos en los tratados y acuerdos internacionales. “Ya basta de palabras, exigimos acciones”, finaliza el documento.

TE PUEDE INTERESAR