"Julio Chapo" será procesado por los delitos de tráfico ilícito de drogas y terrorismo.
"Julio Chapo" será procesado por los delitos de tráfico ilícito de drogas y terrorismo.
Ana Briceño

A “Julio Chapo”, capturado el viernes en el Vraem, no le quitaba el sueño llegar al poder asesinando a inocentes y adversarios, como sí sucedió con los terroristas de Sendero Luminoso (SL), en los años 80 y 90. Él era más bien un agente del narcotráfico que venía causando terror en esa zona con el objetivo de eliminar el control policial, informaron fuentes del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú (PNP). 

El gobierno ofrecía S/2 millones a la persona que brinde información sobre el paradero de este sujeto,  que ayer fue trasladado a Lima, donde permanecerá 15 días detenido preliminarmente. Durante su viaje a Lima, en un avión de las FF.AA., no pronunció palabra y siempre llevó puesto un chullo que le cubría los ojos.

El fiscal Antidrogas de Ayacucho, Javier Vásquez, sostuvo a este Diario que “Julio Chapo”, cuya identidad sería Hugo Campos, será procesado por los delitos de tráfico ilícito de drogas y terrorismo. Las fuentes consultadas precisaron que tenía nexos con distintas firmas de narcotraficantes.

“Su trabajo consistía en dar seguridad a los narcos durante su paso por las zonas del Vraem, que los delincuentes terroristas controlan”, indicaron las fuentes. La información que maneja tanto la PNP como las FF.AA. es que los traficantes de clorhidrato de cocaína lo habrían contactado para dinamitar la comisaría de Paucarbamba, en la provincia de Churcampa, en Huancavelica.

“La zona es paso obligado de narcotraficantes y querían anular el control policial con ese atentado. Detrás de su captura hay un arduo trabajo de Inteligencia”, detallaron las fuentes que le siguieron los pasos a esta persona.

Las autoridades que lo investigan buscarían que sea un colaborador eficaz. El propósito es que a través de él se llegue al paradero de Víctor Quispe Palomino (a) José, el delincuente que encabeza una organización terrorista vinculada al narcotráfico, en el Vraem, donde se elabora más de 70% de la cocaína que produce el Perú. Por Quispe Palomino, responsable de los delitos de terrorismo, secuestro y asesinatos selectivos, el gobierno ofrece S/ 22 millones

El número telefónico al que las personas se pueden llamar, de manera gratuita, para dar información de él es el 0800-14-500 o escribir un correo al oficinaderecompensas@gmail.com

“Julio Chapo”, como lo ha denominado la policía, era el número 9 de la red de Víctor Quispe. Según la información que se tiene sobre su vida, ha sido hombre de confianza de (a) José y fue ascendiendo en la organización en la medida que se atribuía más hechos violentos. Su esposa también formaría parte de esta red, que vive del narcotráfico en la zona. Con ella tiene dos hijos, de 5 y 4 años de edad.

El historial policial de “Julio Chapo” es amplio y está bañado de sangre. Se le atribuye haber participado de una emboscada a dos patrullas del Ejército, en Huanta, Ayacucho, en el 2009, donde murieron 15 militares. El otro, que enlutó a las Fuerzas Armadas, fue en el 2016 cuando habría participado de un atentado a una patrulla militar, donde fallecieron 10 personas, entre ellas ocho soldados y dos civiles.

No opuso resistencia a su detención. Se encontraba dentro de una precaria vivienda junto al delincuente Rafael Ichka, quien también fue trasladado a Lima. A ambos les incautaron una pistola con sus respectivas municiones.

-Pacificar el Vraem al 2021-
El ministro del Interior, Carlos Morán, y de Defensa, Jorge Moscoso, felicitaron a los agentes que participaron de la captura.

“Saludo a los valientes policías y militares que dejan todo por alcanzar un objetivo superior: darle tranquilidad y paz a esta zona del país. Al 2021 esperamos pacificar el Vraem definitivamente. Este es un logro que lo vamos a alcanzar con el apoyo decidido del Estado peruano", sostuvo Morán.

Moscoso resaltó que pacificar el Vraem es un especial encargo del presidente Martín Vizcarra.
“Aún faltan capturas importantes y dar con los Quispe Palomino. Estamos haciendo todos los esfuerzos porque eso también será un golpe al narcotráfico que impera en el Vraem”, sostiene un agente de la Dirección Antidrogas de la PNP.

“Julio Chapo” pasó la noche en la sede de la Dirandro, en la avenida Aramburú, donde viene siendo interrogado por sus nexos con las firmas del narcotráfico y su estrecho vínculo con el hombre más buscado del Perú: Víctor Quispe Palomino (a) José.