Cientos de personas estuvieron varadas en el Jorge Chávez. (Foto: Alessandro Currarino/ @photo.gec)
Cientos de personas estuvieron varadas en el Jorge Chávez. (Foto: Alessandro Currarino/ @photo.gec)
/ Alessandro Currarino
Diego Suárez Bosleman

Sandra y Akemi estaban a punto de llegar a su destino: Tacna. Solo faltaban unos 15 minutos para aterrizar, y luego seguirían su viaje hacia Chile. Sin embargo, en ese momento se escuchó la voz del capitán: no había controladores aéreos en el aeropuerto de Tacna; por lo tanto, tenían que regresar a Lima. Las dos jóvenes retornaron desconcertadas y confundidas al , donde esperaron durante horas por una solución.

Esta es solo una de muchas historias que dejó ayer el paro convocado por el Sindicato Unificado de Controladores de Tránsito Aéreo del Perú (Sucta), que suma una crisis más al ya muy afectado turismo nacional. En pocas semanas, este sector ha afrontado problemas por la falta de pasaportes o el colapso de la fortaleza de .

Afectaciones

Si bien el paro fue levantado más o menos a las 11 a.m., el impacto fue evidente. De acuerdo con la (Córpac), fueron 29 los vuelos cancelados o aplazados por este paro, que afectó los aeropuertos de Cusco, Ayacucho, Tacna, Trujillo y Juliaca, lugares de mucha afluencia por .

LEE MÁS: Semana Santa: reportan suspensión de venta de pasajes en terminal de Yerbateros por congestión vehicular

Asimismo, la (CCL) estimó que la huelga afectó a más de 8.000 personas. Se trata de un golpe muy duro para el país si se tiene en cuenta –según el gremio de turismo de la CCL– que durante este fin de semana largo se esperaba un movimiento económico de S/800 millones y la movilización de más de un millón de turistas nacionales.

Se veía venir

Hace 15 días el Sucta advirtió que preparaba un paro durante Semana Santa. Pero esto no es algo nuevo. Martín La Rosa, country manager para el Perú y Bolivia de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), indicó que desde hace muchos años, en épocas festivas, el sindicato de controladores aéreos anuncia un paro; sin embargo, en gobiernos anteriores jamás el Ministerio de Trabajo (Mintra) había declarado procedente esa medida. Pero esta vez el Ejecutivo sí lo hizo.

Cusco, una de las regiones con mayor afluencia turística, se vio muy perjudicada por el paro de controladores aéreos. (Foto: Melissa Valdivia / El Comercio)
Cusco, una de las regiones con mayor afluencia turística, se vio muy perjudicada por el paro de controladores aéreos. (Foto: Melissa Valdivia / El Comercio)

“El Ministerio de Trabajo, tanto en la Navidad pasada como en esta Semana Santa, autorizó la huelga, permitiendo que se radicalice. Y hasta ayer en la noche [miércoles 13] no sabíamos que se había aprobado el paro”, detalló.

“Nunca se ha visto tal grado de afectación a los pasajeros. Jamás. Y esto se da justo con un sector turismo en emergencia. No debió haber ocurrido”, puntualizó Carlos Gutiérrez, gerente general de la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (Aetai).

Agregó que la semana pasada hubo una reunión en el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, donde se convocó a los gremios de transporte aéreo. Allí se mencionó el paro de los controladores, pero el representante de Córpac –entidad encargada de este tema– dijo que ya estaba en vías de solución. No fue así.

En diálogo con El Comercio, el presidente del directorio de Córpac, Jorge Perlacios, afirmó que es cierto que se sabía con antelación sobre el paro; sin embargo, indicó que ya se estaban solucionando varias de las exigencias del sindicato, como que se les considere los días 31 como trabajados, pagos que habían sido relegados por varios años y movilidad. Señaló que el Sucta también pedía cambios gerenciales, pero que eso no estaba en discusión.

LEE MÁS: Semana Santa: reportan aglomeración en el terminal pesquero de VMT este Viernes Santo

“El Mintra le da al sindicato el 1 de abril permiso para el paro. Nosotros apelamos porque estábamos cumpliendo los pedidos. Por ejemplo, se resolvió el pago del día 31, se les está pagando, solo quedan algunos remanentes”, declaró.

Perlacios recalcó que cuando el sindicato hizo el pedido de paro ante el Mintra se comprometió a mantener un nivel mínimo de operación. El 13 de abril, que se inició la huelga, se trabajó con el mínimo necesario. Sin embargo, Perlacios subrayó que ayer no fue ningún controlador. “Por ejemplo, en Cusco, que es el punto más neurálgico, tenían que garantizar al menos seis controladores. No llegó ninguno. Con eso han entrado a un problema legal”, comentó Perlacios. En otras palabras, Córpac contaba con que el sindicato enviaría una cantidad mínima de controladores (piquete), pero ayer eso no se cumplió.

Víctor Zavaleta, secretario general del Sucta, sabe que pueden ser vistos como “los malos de la película”, pero sostuvo que su objetivo es buscar mejoras laborales, las cuales llevan exigiendo por bastante tiempo.

“He venido a verificar el orden [en el aeropuerto Jorge Chávez] y me encontré con la sorpresa de la huelga”, dijo el ministro del Interior Alfonso Chávarry. Dentro del aeropuerto escuchó las quejas de las personas.
“He venido a verificar el orden [en el aeropuerto Jorge Chávez] y me encontré con la sorpresa de la huelga”, dijo el ministro del Interior Alfonso Chávarry. Dentro del aeropuerto escuchó las quejas de las personas.

“Varias exigencias, en su momento, fueron acordadas a través de actas. Lo que sucede es que Córpac ha incumplido. La huelga no se ha hecho de un día para otro, se anuncia de acuerdo a la normativa por ser servicios esenciales con hasta 15 días de anticipación. Y antes de esos 15 días ya ha habido comunicaciones con la empresa, expresando el malestar por el incumplimiento de las actas”, dijo Zavaleta.

Contrario a lo dicho por Perlacios, Zavaleta afirmó que no se habían solucionado los puntos de discusión. “No se habían resuelto. Hay un acta de la huelga de diciembre donde figuran justamente temas como la movilidad, y eso no se ha cumplido”, manifestó.

La decisión radical –dijo Zavaleta– se tomó debido a la indiferencia de Córpac. Pero, con el acta recién firmada y que puso fin al paro de ayer, la empresa estableció plazos para solucionar las exigencias y un proceso de comunicación. “Consideramos que sí se va a cumplir”, finalizó Zavaleta.

Puntos claves

  • El sector turismo sigue muy afectado. Se estima que perderá S/5 millones por el cierre de la fortaleza de Kuélap en Semana Santa.
  • El ministro del Interior, Alfonso Chávarry, responsabilizó en parte a Latam y exhortó a la empresa a dar soluciones para sus pasajeros varados.
  • Según el gremio de turismo de la CCL, se tenía previsto que los viajeros nacionales gastaran entre S/700 y S/800 este feriado largo.