Niños especiales de Piura esperan techado de su colegio
Niños especiales de Piura esperan techado de su colegio
Redacción EC

Tienen más de cinco años luchando por mejoras en la infraestructura de su colegio. Padres de familia y profesores del Colegio Especial Paul Harris denunciaron el retraso en la ejecución del proyecto “Mejoramiento de servicio educativo especial y equipamiento del centro educativo”. La mencionada obra debió ejecutarse el año pasado, pero hasta la fecha la Municipalidad Provincial de Piura no encuentra solución al problema.
El contrato de la iniciativa asciende a más de 23 mil nuevos soles y la empresa ganadora de la licitación es Consorcio Kallpa, que tiene como contratista al ingeniero Nicolás La Torre Razurí.
Según el jefe de la unidad formuladora de proyectos de pre-inversión de la Municipalidad Provincial de Piura(MPP), Gerardo Rosillo, el ingeniero presentó el primer avance del proyecto, pero la oficina de programación e Inversiones (OPI) lo observó y hasta la fecha no responde.
“Lo vamos a notificar notarialmente. Me ha engañado diciendo que hablará conmigo. Queremos resolver el contrato y comunicarle al Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), para que inhabiliten a ese señor”, dijo.
Por otro lado, la directora de la institución educativa, Luzmila Farfán, sostiene que  desde hace dos meses la Municipalidad de Piura alega que va a notificar al ingeniero contratista, ya que este tiene el expediente de la obra. Pese a ello aún no la inician.
“Desde hace dos meses el señor Rosillo dice que notificarán al ingeniero La Torre, pero hasta el momento no lo hacen. Queremos una solución, es responsabilidad de la municipalidad”, anotó.

PERJUDICADOS
Los más afectados en este problema son los niños de la institución educativa, debido a que el proyecto prioriza el techado de la institución. 
“Ellos son parte del Estado, no pueden estar excluidos. El niño no solo viene a terapia, viene para lograr un enfoque educativo y en estas condiciones no se puede lograr”, sostuvo Farfán.
La directores invitó a una reflexión social. Según ella, si el ingeniero contratista del proyecto es notificado notarialmente, los trabajos volverían a cero. “Qué seriedad tiene la municipalidad al decir: si lo notificamos, volvemos a cero. Ellos deberían resolver el problema”, criticó la autoridad académica.
Actualmente el centro educativo de educación básica especial (C.E.B.E) Paul Harris no solo necesita el techado que impide el desarrollo de las actividades psicomotoras de los niños, sino también presenta un techo colapsado que representa un peligro para los pequeños.