Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

Una intensa algarabía viven los habitantes de la ciudad de y miles de turistas que arribaron para participar de las celebraciones de la festividad de la , reconocida como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

La incesante lluvia en horas de la madrugada y gran parte de la mañana no detienen el jolgorio donde se entremezclan la música y danzas tradicionales que participaran de la Octava en honor a la Mamita Candelaria.

La efervescencia, como es una costumbre de muchos años atrás, comenzó con un verdadero estruendo melódico ejecutado por las bandas de música que acompañarán a los 90 conjuntos de danzas en trajes de luces o mestizos.

La fiesta por la Candelaria se vive en las calles y parques desde la tarde del viernes y con la Miza de Alba desde las primeras horas de la madrugada de este sábado.

Los integrantes de conjuntos de bailes como morenadas, diabladas, caporales, kullahuadas y otros, luego de trasladarse al santuario de la patrona de Puno para participar del acto litúrgico, salen acompañados de sus bandas musicales para recorrer las calles de la ciudad.

Luis Alberto Salvador Pilco, presidente del Grupo de Operadores en Turismo de Aventura de Puno (Gotap), afirmó que la afluencia de turistas nacionales y extranjeros a Puno comenzó con mayor fuerza desde el jueves. Todos los hoteles están repletos de clientes.

“Muchos de los visitantes debieron alquilar viviendas particulares para hospedarse, especialmente aquellos grupos que llegan para integrar alguna de las agrupaciones de danzas que tienen filiales en ciudades como Arequipa, Cusco, Lima o Tacna”, dijo Salvador Pilco.

Después de los primeros momentos de algarabía con el recibimiento de las bandas de músicos procedentes de distintas partes del país y de Bolivia, esta tarde debe cumplirse la Misa de Víspera por la Octava de la Festividad.

En tanto, mañana será la Misa de Octava y segunda procesión de la imagen de la Virgen de la Candelaria, mientras que en el estadio Enrique Torres Belón se cumplirá con el LVI Concurso de Danzas en Trajes Mestizos o de Luces, donde harán su presentación 90 conjuntos.

Luego de esto, todas las agrupaciones saldrán por calles y plazas para deleitar al público con sus fastuosas vestimentas y donde los hilos de plata y oro, piedras preciosas, lentejuelas y perlas relucirán en cada danzarín.

La segunda parte del concurso serán los días lunes y martes, cuando se cumpla con la parada de veneración a la Mamita Candelaria en un recorrido de unos dos kilómetros que comenzará por la avenida Costanera, teniendo al lago Titicaca como marco paisajístico. También se llegará al Santuario de la Virgen en el Parque Manuel Pino y luego al parque Mariátegui.

Según un análisis de la Cámara de Comercio y Producción de Puno, solo durante esos tres días, es decir, desde el domingo al martes, habrá un movimiento económico de más de S/123 millones, teniendo en cuenta los gastos promedio que deberá desembolsar cada conjunto y espectadores en comida, bebidas, alquiler o compra de disfraces, etc.

Síguenos en Twitter como