Sicarios juveniles: los casos más sonados en los últimos años
Sicarios juveniles: los casos más sonados en los últimos años
Redacción EC

El sicariato juvenil en nuestro país es una realidad y hoy en día es más evidente que nunca. En dos años, los casos se han incrementado y concentrado, en su mayoría, en , y . Según el , hay 130 menores recluidos por homicidio y más de 800 por hurto agravado. 

En Lima, hay pocos casos registrados. No obstante, , por parte de tres menores de 13 y 15 años, ha puesto en alerta a la capital y ha rehabierto el debate sobre si los sicarios jóvenes deberían ser procesados como adultos. 

1.- : considerado el sicario más joven del país, Alexánder Pérez Gutiérrez, natural de Trujillo, fue capturado en el 2012 por la Policía Nacional. En ese entonces, solo tenía 16 años y estaba acusado de 12 homicidios, entre ellos el de una mujer embarazada. Actualmente, está recluido en el penal Ancón II junto a otros menores peligrosos. 

2.- 'Hormiguita': el menor de 13 años, nacido en Trujillo, fue capturado el año pasado al ser acusado de tres asesinatos. Según relató, se dedicaba a la delincuencia desde que tenía 11 años y había trabajado para una banda de secuestradores. Actualmente, está recluido en el Centro Juvenil La Floresta, en Trujillo. 

3.- Sicario de Amazonas: en el 2012, este adolescente de 15 años le disparó a quemarropa al vicepresidente de la región Amazonas, Augusto Wong López, en su clínica ubicada en Bagua. En abril del año pasado, el joven fue sentenciado a seis años de internamiento en el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Maranga. 

4.- Banda de adolescentes: en abril de este año, la Policía Nacional capturó a una banda de adolescentes que iban a viajar a Chiclayo. La organización criminal era liderada por una mujer embarazada y entre sus miembros había dos menores de edad. Los efectivos señalaron que los delincuentes se dirigían a la provincia para asesinar a pedido. 

Más casos:

dos sicarios de 16 y 17 años fueron detenidos en Chiclayo. El primero, Joel Humberto Otiniano Yupanqui, fue detenido por intentar asesinar al alcalde de Lamas. Él trabajaba con una banda criminal de la cárcel. El otro sicario, Norbin Antonio Aguilar, fue capturado por matar a un suboficial por mandato de su tío. 

una banda de sicarios adolescentes, de entre 10 y 17 años, fue capturada por la policía en Ventanilla. Los menores habían asesinado a un dirigente de construcción civil y extorsionaban a los constructores de obras. Cuando los detuvieron, llevaban el uniforme escolar. 

Opina: ¿Los sicarios menores de edad deberían ser procesados como adultos?