Sicarios acribillan a guardaespaldas de autoridad prófuga
Sicarios acribillan a guardaespaldas de autoridad prófuga
Redacción EC

Milagros Rodríguez

Cinco balazos en la cabeza y espalda acabaron con la vida de Jorge Luis Carrillo Castillo, agente de seguridad y hombre de confianza del prófugo presidente regional de Tumbes, .

El asesinato se produjo el último jueves a las 5:00 p.m. en el sector Los Cardos, ubicado en el asentamiento humano Ciudadela Noé, donde vivía Carrillo Castillo. Testigos consultados por El Comercio indicaron que dos sujetos que iban en una moto se acercaron al guardaespaldas cuando caminaba para llegar a su casa. Uno de ellos descendió del vehículo y realizó dos disparos contra la cabeza y tres en el abdomen del sujeto.

A Luis Carrillo se lo vio públicamente en varias oportunidades como protector de Gerardo Viñas y también acompañó en sus presentaciones a la hija del prófugo funcionario, cuando estaba postulando al mismo cargo. En se sabe que Carrillo era uno de los más cercanos hombres de Viñas, pues se lo veía a toda hora en el gobierno regional y en su casa.

Las hipótesis
El jefe interino de la policía en Tumbes, comandante PNP Jorge Samalvides Linares, dijo que su institución maneja varias hipótesis. Entre ellas, la posibilidad de que sus agresores hayan querido silenciarlo. También se cree que se trataría de un ajuste de cuentas por traficantes de tierras.

En las redes sociales y en programas radiales de Tumbes, ciudadanos cercanos a la víctima indican que Jorge Luis Carrillo conocía todos los movimientos personales y económicos de Gerardo Viñas y exigen que la policía descubra quién está detrás del crimen.

Se repite la historia
Esta no es la primera vez que asesinan a un guardaespaldas del cuestionado presidente regional, sobre quien pesa una orden de captura internacional y serias denuncias por terrorismo y corrupción.

El 24 de febrero del 2013 fue acribillado Medardo Carrasco Guerrero, ex agente de seguridad de Viñas, de quien se dijo en su momento que tenía mucha información sobre presuntas irregularidades en la gestión regional.

Ese crimen ocurrió cuando terminaba un acto público de Viñas en la Plaza de Armas de Tumbes para desmentir una acusación de violación contra su prima María Hernández. Medasco Carrasco recibió varios disparos.