Hugo Anteparra

Colaborador en San Martín

anteparrahugo@gmail.com

Decenas de caracoles son vendidos en mercados de Tarapoto, región San Martín, como ingredientes para potajes a pesar de la advertencia del Servicio Nacional de Sanidad Agraria - Senasa sobre el riesgo de consumir especies silvestres. 

El Senasa ha alertado específicamente sobre el peligro de consumir o tocar al llamado caracol gigante africano, debido a que se alimenta de desperdicios y puede transmitir parásitos. 

En la región San Martín, la población consume el caracol regional conocido como Congompe, desde hace varios años. Según los vendedores de los moluscos, estos son recolectados a las orillas de los ríos y en zonas húmedas cerca de Tarapoto.

En el mercado El Huequito de Tarapoto el costo de cada caracol es de S/3.50. Lolita Amasifuén, comerciante en este centro de abastos, manifestó a El Comercio que diariamente vende entre 20 y 25 unidades, recolectadas en los alrededores del distrito Juan Guerra. Dijo que desconoce si estas especies son dañinas para la salud.

Una madre de familia, identificada como María Huansi Sangama, expresó que no ha escuchado de la existencia del llamado caracol gigante africano.“El Congompe es muy sabroso, en mi casa lo preparamos en sancochados y en cebiche. Mi familia lo consume desde hace más de 40 años, pero hoy en día es muy cara su comercialización. 

En los centros de abasto de Tarapoto no se regula la venta del Congompe. Aunque los comerciantes admitieron que no tienen conocimiento sobre el caracol gigante africano, expresaron que les gustaría recibir mayor información sobre el molusco. 

Respecto de este caso de venta de caracoles, el Senasa informó a El Comercio que especialistas se acercarán al mercado para verificar si se trata del caracol gigante africano.