Alarcón afronta tres denuncias constitucionales que fueron presentadas por la fiscal de la Nación. La última es por el Caso Los Temerarios del Crimen. (Foto: GEC)
Alarcón afronta tres denuncias constitucionales que fueron presentadas por la fiscal de la Nación. La última es por el Caso Los Temerarios del Crimen. (Foto: GEC)
Redacción EC

La bancada de advirtió que existe una “actitud intimidatoria” de parte del parlamentario Edgar Alarcón (UPP) en contra del primer vicepresidente del Congreso, , luego de que el excontralor presentara dos denuncias ante la Fiscalía de la Nación contra el acciopopulista por los presuntos delitos de omisión de deberes funcionales y por supresión, destrucción u ocultamiento de documentos.

Alarcón acusó a Roel Alva, expresidente de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, de no entregar información que le requirió hace unos meses.

Las denuncias fueron presentadas por el upepista el 26 de noviembre, tres días después que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, aún bajo la conducción del congresista de Acción Popular, haya declarado procedente una tercera denuncia constitucional en su contra. Esta vez por el presunto delito de cohecho pasivo propio por el Caso Los Temerarios del Crimen.

“La bancada de Acción Popular expresa su respaldo a la labor desempeñada por el congresista Luis Roel Alva en la presidencia de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales (SCAC) y advertimos en su contra una actitud intimidatoria del parlamentario Edgar Alarcón Tejada”, refiere el comunicado de la bancada del partido de la lampa.

La agrupación también indica que la actuación de Roel Alva “se desarrolló acorde a la Constitución” y el reglamento del Congreso, “por lo que las denuncias presentadas buscarían intimidad a nuestro correligionario por realizar su labor”.

Acción Popular rechazó, en ese sentido, la posición asumida por Alarcón.

“Quieren bajarse a la Mesa Directiva”

El portavoz de la bancada del Partido Morado, Daniel Olivares, consideró a un sector político “no le conviene” que al gobierno de Francisco Sagasti “le vaya bien”.

Agregó que la denuncia de Alarcón contra Roel y las amenazas que recibió la presidenta del Congreso, Mirtha Vásquez (Frente Amplio), por no agendar la semana pasada el proyecto sobre la devolución de los aportes a la ONP son parte de una cruzada para desestabilizar a la administración de Sagasti.

“A mí me queda claro que , que es incómoda, porque es una mesa de consenso, de una minoría, que empezó con los que no votaron por la vacancia [contra el expresidente Martín Vizcarra]. He escuchado a colegas que están cansando de la estigmatización, de ser atacados por ser congresistas, son seres humanos, veo una reacción de querer hacer las cosas bien, pero esa es una minoría”, remarcó en declaraciones a RPP Noticias.

El congresista Ricardo Burga, vocero alterno de Acción Popular, dijo que él se suma al comunicado de su bancada en respaldo a Roel Alva, pero que no conoce los motivos reales detrás de la denuncia de Alarcón.

Burga rechazó los comentarios de Olivares, en el sentido, de que el parlamentario del Partido Morado “está viviendo en otro mundo”.

Por su parte, el portavoz de Somos Perú, Guillermo Aliaga, señaló que no tiene conocimiento sobre actos que tengan “esa dirección”, en referencia a querer desestabilizar al gobierno y a la actual Mesa Directiva del Congreso. “Entiendo que los señores congresistas que han dicho eso, tienen algún tipo de prueba o algo”.

Remarcó que su bancada le dará gobernabilidad al país y trabajará “sin cálculo político”.

Aliaga evitó pronunciarse sobre la denuncia de Alarcón contra Roel Alva, pero sí dijo que no entiende por qué el parlamentario de UPP continúa dirigiendo la Comisión de Fiscalización si presentó se renuncia al cargo de presidente de ese grupo investigador el 12 de noviembre.

El vocero de Alianza para el Progreso, César Combina, dijo que “hay grupos” dentro del Congreso y “esto no es positivo para nadie”.

“Es importante identificar en las bancadas de UPP y Podemos Perú alguna posición reactiva”, añadió en RPP Noticias.

Combina señaló que el Gabinete, dirigido por Violeta Bermúdez, es uno de “transición democrática” y que tiene “tareas más urgentes que dar pelea política”, como la reactivación económica, afrontar la segunda ola de COVID-18, entre otros.

Este Diario intentó comunicarse con Alarcón, pero no respondió a nuestras llamadas ni mensajes.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Te puede interesar