La DINI cuenta con una oficina en Palacio de Gobierno. Foto: archivo GEC
La DINI cuenta con una oficina en Palacio de Gobierno. Foto: archivo GEC
Redacción EC

Javier Sotomayor renunció este martes al puesto de Director de Inteligencia. En su carta de renuncia detalla que su salida se da por no coincidir con los lineamientos de la gestión del director de la Dirección Nacional de Inteligencia (), Wilson Barrantes.

MIRA: El sueño del partido propio: al menos 15 solicitaron su inscripción ante el JNE

“Presento a usted mi renuncia al cargo recomendándole una gestión alejada de fines políticos y enfocada en prevenir amenazas y riesgos que puedan afectar la continuidad democrática de nuestra nación”, se lee en el escrito.

“Aprovecho pata reiterarle que la DINI es una institución que debe producir inteligencia estratégica orientada al logro de objetivos nacionales, lo cual es totalmente distinto a proveer insumos para sustentar la política de cualquier gobierno de turno”, añadió en su escrito.

La renuncia del funcionario se da luego de que el extitular de la DINI denunciara una serie de supuestas irregularidades que habría presenciado durante su estancia en el puesto.

La denuncia de Fernández

El extitular de la DINI, José Fernández, denunció que en más de una oportunidad el sobrino de Pedro Castillo, Rubdel Oblitas, le pidió dinero de manera irregular.

“Me pidió 100 mil soles porque dijo que tenía que arreglar un reportaje en un medio de comunicación donde le iban a sacar a su tío y que los necesitaba de manera urgente”, aseveró este 6 de diciembre.

MIRA: Pedro Castillo: los argumentos que sustentan la tercera moción de vacancia presidencial

El exfuncionario, que fue detenido de manera preliminar junto a otros investigados y que fue liberado tras varios días a inicios de diciembre del 2022, señaló que el familiar de Castillo Terrones también le pidió la salida del actual ministro de Defensa y entonces jefe de su gabinete de asesores, Emilio Bobbio Rosas.

También señaló que en una conversación que tuvieron Oblitas, acompañado por el exministro de Defensa Walter Ayala y Henry Shimabukuro, le llegó a solicitar medio millón de dólares.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más