Fuentes legislativas señalaron que, de darse un pleno para discutir el pedido de Torres, sería tras la visita de la misión de la OEA la próxima semana. El primer ministro aseguró que no buscan cerrar el Congreso.(Foto: Hugo Pérez / @photo.gec)
Fuentes legislativas señalaron que, de darse un pleno para discutir el pedido de Torres, sería tras la visita de la misión de la OEA la próxima semana. El primer ministro aseguró que no buscan cerrar el Congreso.(Foto: Hugo Pérez / @photo.gec)
René Zubieta Pacco

Lo que era una sospecha en días previos se confirmó la mañana del jueves pasado. Primero, con el movimiento policial en exteriores de Palacio de Gobierno, y luego con la llegada del primer ministro al a eso de las 9 a.m. Ahí, flanqueado por su Gabinete y en los primeros minutos del pleno, planteó oficialmente la primera cuestión de confianza del gobierno de , cuya resolución por el Parlamento ha quedado en suspenso.

El pedido se presentó en torno a un proyecto de ley presentado por el Ejecutivo (3570) que busca derogar una ley aprobada por insistencia por el Parlamento en enero pasado, la cual reafirma límites para la convocatoria a un referéndum. En suma, esta norma calificada por Torres como ley “antirreferéndum” establece que, cuando se trata de una reforma constitucional, una consulta popular solo será procedente si respeta el artículo 206 de la Constitución; es decir, si tiene el respaldo de la mayoría del Parlamento.

El proyecto del Ejecutivo fue recibido en mesa de partes del Legislativo cuando los ministros esperaban su ingreso al hemiciclo en la Sala de Embajadores.

MIRA: Incertidumbre por la agenda que cumplirá misión de OEA en Perú: lo que se sabe hasta el momento

Torres sostuvo que la propuesta se enmarca en el sexto eje de la política general de gobierno, referido al fortalecimiento del sistema democrático, y descartó que se busque cerrar el Congreso. Ello en referencia a la denominada ‘primera bala de plata’ del Ejecutivo.

Además, hizo una advertencia: “No optemos por términos oscuros, ambiguos, como que no es admisible, procedente [...] Ese rehusamiento se puede dar por cualquier mecanismo, como el de declarar la improcedencia, y eso será interpretado como un rehusamiento de lo que planteamos”.

Aún sin respuesta

En el Congreso también se sospechaba del arribo de Torres, aunque con la idea de que insistiría en plantear cuestión de confianza por otra iniciativa anunciada hace más de una semana, que buscaba derogar una ley que regula ese mecanismo. El pedido no se llegó a oficializar y la Comisión de Constitución decretó su archivo.

No obstante, la temática del pedido de ayer tomó por sorpresa a la oposición y, tras la presentación de Torres, la Mesa Directiva suspendió la sesión hasta la tarde.

Reanudada la misma, mientras se debatían otros temas de agenda y a raíz de reclamos desde la izquierda para conocer el proceder ante el pedido del Ejecutivo, el presidente del Congreso, José Williams, informó: “La Mesa Directiva está evaluando la decisión sobre el trámite de la cuestión de confianza planteada por el presidente del Consejo de Ministros en el contexto del artículo 86 del reglamento del Congreso. Estamos en los plazos que corresponden”.

Tras la salida del Gabinete, integrantes de distintas bancadas se reunieron para intercambiar posiciones. De igual forma, miembros de la Mesa Directiva. Fuentes de este órgano parlamentario señalaron que como conjunto aún no se toma una decisión sobre el trámite por seguir, pero uno de los puntos de vista es que el requerimiento del gobierno sea declarado “improcedente”. Al anterior pedido Williams respondió que “no resulta atendible”.

MIRA: Betssy Chávez cesó a hermana de Sotelo una hora antes de intervención de fiscalía

Esa última postura también fue compartida por legisladores de bancadas de oposición, como Fuerza Popular, Renovación Popular, Avanza País e incluso Acción Popular y Alianza para el Progreso. “Una de las posibles consultas se le puede hacer a la Comisión de Constitución. Pienso que se debe rechazar de plano […] Ese es el camino que debería tomar, en mi opinión, la Mesa Directiva”, sostuvo Hernando Guerra García, quien –ante la advertencia de Torres– recordó que “ya no hay negación de confianza fáctica”.

Consultada por este Diario, María del Carmen Alva (Acción Popular) sostuvo que “esta cuestión de confianza no tiene ni pies ni cabeza, porque es improcedente”.

Medición

El ministro de Trabajo, Alejandro Salas, refirió a El Comercio que ya no se insistirá con el anterior pedido de confianza sobre la regulación de este mecanismo. “Simplemente queríamos ver cómo iban a actuar, ya lo vimos”, comentó. En la misma línea, Félix Chero, titular de Justicia, refirió que el señalamiento de Torres sobre el rehusamiento “es una precisión, porque la Constitución establece el rehusamiento. No existe otro término”.

En tanto, desde el Ejecutivo y legisladores oficialistas se expresó abiertamente que la cuestión de confianza abriría la puerta para reintentar la convocatoria a una asamblea constituyente. Kelly Portalatino, ministra de Salud, indicó que la Ley 31399 “no refleja el sentir de los ciudadanos cuando vamos a las regiones. Ellos expresan que quieren un referéndum para llamar a una asamblea constituyente”. Ese sería el objetivo del gobierno con su propuesta, según expresaron congresistas de oposición.

Lo que tienen claro en el Ejecutivo, según comentó una fuente a El Comercio, es el escenario que puede venir: la salida de Torres de la PCM. “Todos los cargos en el Gabinete están en evaluación permanente y en disposición del presidente. Si la cuestión de confianza se deniega, cae y se renueva el Gabinete”, sentenció.

Permisos al presidente

El Congreso rechazó el pedido del presidente Castillo para viajar del 24 al 26 de noviembre a México para la Cumbre de la Alianza del Pacífico.

Jaime Quito (Perú Libre) pidió al gobierno que solicite otra cuestión de confianza “porque no se puede seguir permitiendo el autoritarismo y dictadura de un Congreso”.

No obstante, el pleno luego dio luz verde al petitorio del mandatario para viajar a Chile del 24 al 26 de este mes, a un gabinete binacional.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más