La ampliación del Hospital Carlos Alcántara de EsSalud permitirá la instalación de nueve camas para pacientes. (Seguro Social)
La ampliación del Hospital Carlos Alcántara de EsSalud permitirá la instalación de nueve camas para pacientes. (Seguro Social)
Martin Hidalgo Bustamante

Jefe de la Unidad de Periodismo de Datos

martin.hidalgo@comercio.com.pe

La visita del primer ministro Walter Martos al presidente del Congreso, Manuel Merino, el pasado viernes, no sirvió de mucho. El pleno aprobó la insistencia de la ley que habilita el nombramiento automático de profesionales de la salud, pese a que la misma presidenta de EsSalud, Fiorella Molinelli, había advertido que ocasionaría un .

La insistencia de la ley fue aprobada con 115 votos a favor, 1 en contra y 9 abstenciones. Los únicos grupos que se opusieron fueron

BancadaA favorEn contraAbstenciones
Acción Popular2201
Alianza para el Progreso2200
Frepap1400
Fuerza Popular1211
Unión por el Perú1300
Podemos Perú1100
Somos Perú1100
Partido Morado207
Frente Amplio600
No agrupados (Arlette Contreras, Rosario Paredes)100
Total11519

La norma autoriza al Ministerio de Salud, sus organismos públicos y los gobiernos regionales, la progresión en la carrera médica y de los profesionales de la salud no médicos, mediante el proceso de ascenso automático excepcional por años de servicio, en el marco de sus respectivas carreras especiales, quedando exceptuados el Ministerio de Salud, sus organismos públicos y los gobiernos regionales.

El requisito que se plantea para el ascenso es “que las plazas se encuentren aprobadas en el cuadro de asignación de personal (CAP), y registradas en el aplicativo informático para el registro centralizado de planillas y de datos de los recursos humanos del sector público a cargo de la dirección general de gestión de recursos públicos del Ministerio de Economía y Finanzas”.

, titular de la Comisión de Salud, sustentó la insistencia de la norma asegurando que se busca “fortalecer capacidad de atención”, además de la búsqueda de incentivos para la profesionalización de los trabajadores del sector salud. “Todos esto se hace más necesario cuando estamos enfrentando a un enemigo común, el coronavirus”, refirió.

En esa línea, el legislador , advirtió que en el sector salud los trabajadores CAS vienen ganando hasta el doble que los profesionales nombrados. “Necesitamos darle estabilidad laboral al sector salud”, dijo.

Mientras que , vocero alterno de Podemos Perú, lamentó que, pese a los últimos 15 años de bonanza económica en el país, se haya tenido que esperar a una pandemia para recién reconocer los beneficios laborales de los profesionales del sector salud.

El único legislador que presentó observaciones fue , vocero alterno de Acción Popular, quien advirtió que la aplicación de la norma debería ser progresiva. “Si lo hacemos de un solo golpe, ponemos en riesgo el sistema de atención en el sector salud”, sostuvo.

A través de su cuenta de Twitter, recordó que la Constitución vigente establece que los parlamentarios no tienen iniciativa para crear ni aumentar gastos públicos, salvo en lo que se refiere a su presupuesto.

Idas y vueltas

Esta norma había sido aprobada por el Parlamento el pasado 6 de junio en una sesión plenaria de madrugada. Después de 16 días, el Poder Ejecutivo la observó alegando que el actual contexto de la pandemia no justiificaba la implementación de la medida pues se estaría contraviniendo de manera arbitraria las normas que regulan el régimen especial de los profesionales de la salud.

“Dichos dispositivos establecen que el ascenso de los profesionales de la salud solo se realizan mediante concurso de méritos y previo cumplimiento de los requisitos del nivel inmediato superior, ello en observancia de los principios de meritocracia, transparencia e igualdad de oportunidades”, dice la observación del gobierno.

Esta norma no contó con un estudio técnico en comisiones, sino que se elaboró un texto sustitutorio en el mismo pleno. “Entre gallos y medianoches, y sin pasar por dictámenes de comisiones y violando el artículo 79 de la Constitución, donde claramente se señala que el Congreso no tiene iniciativa de gasto, se obliga a la seguridad social, a EsSalud, a asumir un sobrecosto laboral de más de S/ 1.100 millones con la aprobación del proyecto de ley 4453″, manifestó Fiorella Molinelli, titular de EsSalud, al enterarse de la aprobación de la norma, en junio pasado.

Pese a ello, la Comisión de Salud del Congreso elaboró un dictamen de insistencia asegurando que los ascensos se financiarán “con cargo a los saldos presupuestales del Ministerio de Salud”. “Para ello se autoriza al Ministerio de Salud para realizar modificaciones presupuestarias en el nivel institucional con cargo a la fuente de financiamiento Recursos Ordinarias, a favor de sus organismos públicos y de los Gobiernos Regionales para el financiamiento del proceso de nombramiento autorizado por la presente ley”, dice el dictamen que fue finalmente aprobado en este último pleno.

En su visita al Congreso, el primer ministro Walter Martos había advertido que: “se está rompiendo todo el sentido de la meritocracia que se tiene en los ascensos en la carrera pública y traería un gran reembolso económico al Estado para subvencionar estos ascensos y en este momento de crisis nos traería serios problemas al gobierno para enfocarnos en la salud de las personas”.