"Si esta moción de censura está motivada en intereses particulares, en intereses personales de algunos congresistas, en verdad me daría bastante pena", dice Luis Roel en entrevista con El Comercio. (Foto: Congreso de la República)
"Si esta moción de censura está motivada en intereses particulares, en intereses personales de algunos congresistas, en verdad me daría bastante pena", dice Luis Roel en entrevista con El Comercio. (Foto: Congreso de la República)
René Zubieta Pacco

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Por estos días, el congresista de y segundo vicepresidente de la Mesa Directiva del , , cumple las labores propias de la semana de representación parlamentaria. En paralelo, no solo guarda dentro de sí un sentimiento de reprobación, sino que expresa claramente su condena e indignación por un intento de legisladores de algunas bancadas —incluyendo colegas de la suya— para , incluyendo a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), quien ejerce la presidencia del Legislativo.

Roel también dice esperar que (TC) que actualmente camina en el Parlamento se desarrolle “sin apasionamientos imprudentes, irresponsables, que buscan intereses particulares”.

MIRA: Walter Gutiérrez, defensor del Pueblo: “No se trata de que nos pasemos cinco años más combatiendo” | ENTREVISTA

— ¿Cuál cree que es la verdadera intención del grupo de congresistas que busca censurar a los vicepresidentes de la Mesa Directiva, entre ellos usted?

Ante todo rechazo la moción de censura en todos sus términos. Como vicepresidente del Congreso mis acciones y declaraciones han estado en primer día en función acorde con la defensa y respeto con las funciones y decisiones del Parlamento. Todos los congresistas tienen la prerrogativa de interponer una moción de censura, pero esta facultad siempre tiene que ser utilizada con responsabilidad […] Yo siempre he defendido y defenderé la institucionalidad y autonomía del Congreso de la República, y por ello defiendo siempre la gobernabilidad de nuestro país que necesita la misma para la crisis sanitaria y económica que atravesamos. Ahora bien, ¿se puede decir lo mismo de las personas que buscan una censura a menos de 16 de días? Porque si es el 30, nosotros solo podemos legislar hasta el 16 de julio, ¿o sea vamos a tener menos de un mes para legislar, menos de un mes labores? Entonces ¿para qué generar esa inestabilidad? No necesitamos generar más crisis de las que ya vivimos. Y ojo, hoy día tenemos una crisis política, está el país polarizado, dividido en dos, ¿y queremos todavía incorporar a esa polarización una crisis política dentro del Parlamento a nuestro salida? Eso no lo podemos aceptar.

— La congresista Rocío Silva Santisteban dijo sospechar de una intención de tomar la Mesa Directiva para obstruir resultados electorales, ¿le parece posible esa hipótesis?

Yo no puedo ponerme en supuestos, sobre los que no tengo pruebas ni conocimiento de que se pueda generar esa situación. Pero sí me parece imprudente, me parece irresponsable, que a este punto se busque generar una crisis política dentro del Parlamento que está de salida y con tanta inestabilidad que ya de por si tenemos de ilegitimidad de las instituciones. Porque se le critica a las autoridades electorales, al Poder Ejecutivo, al Congreso de la República se le está criticando por esta moción de censura. En pocas palabras, estamos generando una inestabilidad institucional. Yo creo que tenemos que pensar que no podemos seguir deslegitimando a este Congreso, más aún si tenemos temas pendientes, como por ejemplo iniciativas legislativas que faltan ver hasta el 16 de julio y, además, tenemos ya a portas la elección de magistrados del TC. Esta situación nos genera un problema de legitimidad para la cual nosotros tenemos que evitar estas situaciones, y pensar en lo que nos toca: que es terminar con nuestras iniciativas legislativas y concluir con la elección de magistrados del TC

— ¿Encuentra usted alguna relación entre esta moción de censura y el proceso de elección de magistrados del TC?

Si bien hay bancadas que se han opuesto a la elección de magistrados del Tribunal Constitucional, eso será una posición política, una decisión política por parte de esas bancadas. Ya serán los congresistas y las bancadas que han formado parte de la comisión de elección de magistrados del Tribunal Constitucional quienes han estado a favor de que esto se vea en este Congreso, quienes decidirán a través de sus votos la conformación y el apoyo de los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional si se alcanzan los votos necesarios. Lo que yo digo es que si nosotros queremos elegir a los magistrados del TC, no debemos seguir estas ideas, apasionamientos imprudentes, irresponsables, que buscan intereses particulares y no el interés general, que es lo mejor para nuestro país.

— Le consultaba lo anterior porque en el comunicado de la Mesa Directiva se pide a los congresistas responsabilidad y garantizar “una transición democrática ordenada”.

Exactamente, nosotros tenemos que ser prudentes, tenemos que ser responsables y pensar en el país.

— Claro, por eso le insistía en si veía intenciones subalternas.

Espero que no, y eso ya dependerá de los congresistas el día 30 de junio al momento de poner la censura al debate y al voto.

— En un tuit, y lo acaba de mencionar hace un momento también, habló incluso de intereses particulares. ¿Cuáles serían esos intereses particulares?

Yo soy una persona que siempre espera que los que estamos asumiendo una función pública lo hagamos con responsabilidad, pensando siempre en el interés del país, no intereses personales. Si esta moción de censura está motivada en intereses particulares, en intereses personales de algunos congresistas, en verdad me daría bastante pena. Pero eso ya es responsabilidad de ellos, ellos tendrán que asumir su responsabilidad política frente a esta situación y frente a la sociedad peruana.

"Yo no puedo jugar al tema de la repartija y lo que sí es que vamos a votar por los mejores candidatos. Cada congresista tendrá que asumir su responsabilidad por su voto en la elección de magistrados al TC", también señala Luis Roel. (Foto: Congreso de la República)
"Yo no puedo jugar al tema de la repartija y lo que sí es que vamos a votar por los mejores candidatos. Cada congresista tendrá que asumir su responsabilidad por su voto en la elección de magistrados al TC", también señala Luis Roel. (Foto: Congreso de la República)

— ¿Ha conversado usted con el congresista de su bancada, Kenyon Durand, que firmó la moción, o con Franco Salinas, que apoya esta iniciativa?

Con relación a Franco Salinas, luego de la conferencia de prensa que dio en Pasos Perdidos, yo le respondí inmediatamente a través de un video en mis redes sociales. Sobre el congresista Kenyon Durand, no me he comunicado con él, ni pretendo hacerlo, porque yo creo que si tenía alguna preocupación, creo que por un tema de hermandad partidaria tenía que haberlo consultado directamente. Si él no lo ve de esa forma, bueno yo tampoco lo veré igual.

—¿Es una iniciativa particular de Durand, como ha visto usted el ánimo de la bancada respecto a esto?

Espero que hoy por hoy sea solo una iniciativa personalísima de él, y de esa forma la bancada, en su momento, cuando sea el miércoles [30], deslinde con esa situación. Y obviamente cada uno, a través de sus votos, a través de sus argumentos, tendrá que responder no solo al partido, sino a la militancia de Acción Popular y al pueblo peruano.

— Si bien es su facultad, ¿es prudente que el actual Congreso elija a los miembros del Tribunal Constitucional?

Este Congreso de la República todavía tiene un mandato vigente, ya tenemos seis magistrados que ya tienen más de un año con mandato vencido. Cuando nosotros participamos en la campaña política, señalamos que era necesario cambiar el proceso de elección de magistrados del Tribunal Constitucional, y esa fue nuestra promesa de campaña, de hacer un proceso público, transparente y meritocrático. Logramos el primer objetivo que era modificar la Ley orgánica del Tribunal Constitucional eliminando la invitación a los candidatos y solo estableciendo como única vía de elección de magistrados un concurso público, meritocrático, transparente. En ese sentido, habiendo culminado la primera parte, que es lo más difícil, que era modificar la ley orgánica del TC y el procedimiento de selección de magistrados, viene la segunda parte que es concretizar dicha reforma a través de una elección. Si nosotros logramos en ese proceso meritocrático, pulcro y transparente elegir a los magistrados del Tribunal Constitucional —tal vez no a todos, pero tal vez a alguno de ellos— no solo habremos cumplido con una promesa de campaña, sino que también habremos cumplido con nuestro mandato legal y constitucional que nos corresponde como Congreso de la República. Y si bien, comparto algunas observaciones, será el Pleno del Congreso de la República quien decida a través de sus votos si apoyan o no a los candidatos propuestos.

— ¿A qué observaciones se refiere?

Por el tema de las reconsideraciones que en su momento se hicieron, que no fueron flexibles con los temas de la hoja de vida, sobre el tema de los puntajes, de algunos títulos, algunos artículos. En ese sentido, yo si hubiera aceptado reconsideraciones, pero eso sí es un tema del colegiado de la comisión especial. Ellos actúan, como toda comisión dentro del Congreso, de forma autónoma a lo que es la Mesa Directiva y las bancadas.

— ¿Pero, hay riesgos de repartija, de que la conveniencia política se interponga a la meritocracia?

Hay un candidato que ha pertenecido a Acción Popular, que encima ha sido candidato a las elecciones complementarias de hace dos años, que es David Velasco. Y créame, por un tema de transparencia, yo por lo menos votaré en contra si fuera parte de la terna, para que vea que Acción Popular y mi persona no va a apoyar una repartija, que porque ha sido miembro o no de Acción Popular, o tiene alguna cercanía con el mismo partido, se tiene que apoyar. No, se va a apoyar a la terna y a los candidatos que mejor calificación tengan, que mejor hoja de vida profesional, académica, y personal, puedan llevar al pleno del Congreso. Y en base a ello votaremos.

— Claro, pero usted sabe que a veces el aspecto político, el número, los votos priman sobre el currículum. ¿Cómo se podría evitar esto esta vez?

Yo entiendo eso y tu preocupación. Pero, por lo menos de mi lado, yo no sería tan transparente como lo que te acabo de comentar. Yo soy así transparente, y las cosas como son. Por el lugar que yo ocupo en Acción Popular, yo no puedo jugar al tema de la repartija. Vamos a votar por los mejores candidatos. Cada congresista tendrá que asumir su responsabilidad por su voto en la elección de magistrados al TC.

— La Comisión ha realizado particulares preguntas a los postulantes. ¿No implica un riesgo que, de ser electos esos candidatos, se les cuestione luego por adelanto de opinión?

Es mejor que sea transparente y público, cuáles son sus opiniones, para que luego —si estos asumieron el cargo de magistrado— no les saquen a la luz un articulito por ahí, una conferencia por ahí, una clase por otro lado, en donde ya hayan asumido una posición sobre el tema por el que justamente les están preguntando en la entrevista. La mayoría de ellos, precisando que pertenecen al mundo académico, ya lo hizo en algún momento en un artículo, una clase, una conferencia o una entrevista radial, televisiva o vía redes sociales. Entonces, esas preguntas es mejor que se ventilen en este momento, que es la entrevista de elección de magistrados para que luego no se sorprendan en el pleno del Congreso de la República, que presenten un artículo, una grabación, una clase en donde ese candidato ya tomó una postura y se nos ofendan todos.

— ¿Tampoco es una forma de condicionar apoyo político al candidato?

No, yo creo que son preguntas que son de coyuntura, temas jurídicos que podemos decir, como tú lo has señalado, que tarde o temprano podrían llegar al Tribunal Constitucional.

Pronunciamiento de voceros parlamentarios
Voceros de diversas bancadas le dieron 48 horas de plazo a la presidenta del Congreso de la República, Mirtha Vásquez (Frente Amplio), para que convoque a una sesión extraordinaria del pleno, a fin de debatir y votar la moción de censura presentada contra la Mesa Directiva.

— Mencionaba que quedan algunas reformas constitucionales pendientes, pero la cuarta legislatura acaba el 16 de julio. ¿El tiempo que queda no sería muy precipitado?

Por mi lado, yo creo que hay dos reformas mías pendientes que creo que no afectarían a grandes rasgos el panorama hoy por hoy del sistema jurídico. Y yo creo que una amplia mayoría lo apoya. Por ejemplo, está el derecho de vivienda digna, que es un derecho constitucional que tiene reconocimiento de tratados internacionales de derechos humanos, que tiene reconocimiento en jurisprudencia internacional de materia de derechos humanos, y que estuvo también en la constitución de 1979, pero que en esta constitución no se reconoció. ¿Usted cree que ampliar la protección del patrimonio cultural, es decir, reformar el artículo 21 de la Constitución, va a afectar en algo la normativa peruana? Para nada. Lo que vamos a hacer es cautelar mejor los derechos a la identidad cultural, el derecho a todo peruano a tener una historia, y esa historia se logra a través de la protección de nuestra cultura. Además, de esta forma también vamos a garantizar un sector económico a lo largo del tiempo, que es el turismo.

— Hay otras iniciativas que se pueden meter, digamos, en el tiempo que queda, a parte de esas...

Yo entiendo eso, pero yo respondo por mis acciones, por mis propuestas. Obviamente con el objetivo de mejorar la dignidad de cada persona, que es a través del derecho de vivienda digna. Y, por otro lado, dejar un legado a nuestros hijos y los hijos de los nuestros que es la protección de la cultura.

— ¿Cómo es su relación con la bancada? Sobre todo considerando estas últimas intenciones.

Obviamente que sí, yo soy una persona institucionalista. Podremos tener diferencia con algunos correligionarios, pero al final si alguno de ellos se equivoca o va en contra de los intereses del partido, tenemos un Comité Político. Además, próximamente tendremos elecciones internas en donde se establecerán tribunales disciplinarios. Y quienes no hayan estado actuando conforme a las exigencias, principios y valores de Acción Popular, serán obviamente pasados a disciplina y ya entonces veremos si se quedan o no dentro de Acción Popular.

— Culminado el periodo parlamentario, ¿tiene usted algunos otros objetivos a nivel de cargos públicos, políticos?

Déjame terminar mi gestión. Si sobrevivo a ella, pensaré después de julio. Hasta ahora, en mi cabeza está pasando dejar el cargo con las promesas cumplidas, con los objetivos cumplidos y, por lo menos, con la gobernabilidad del Perú hasta ese entonces.

— ¿Qué desafíos tiene el próximo Congreso, que temas urgentes debe enfrentar?

En verdad, va a ser un tema difícil. Yo pretendo dejar al país con la gobernabilidad el 26 de julio, y que el Congreso que venga pueda mantenerla. Eso va a hacer lo más difícil, un Congreso bastante fragmentado desde un inicio, con posibilidades de que se puedan fragmentar más adelante, va a ser difícil lograr consensos políticos que son necesarios para superar la crisis sanitaria, la crisis política, la polarización que vivimos actualmente; superar la crisis económica, laboral y las brechas sociales que hoy por hoy nos hemos dado cuenta que son muy importantes.

VIDEO RECOMENDADO:

Arturo Cárdenas sobre Verónika Mendoza
Arturo Cárdenas, secretario de Organización Nacional de Perú Libre, conversa con una persona sobre la intención de "restar gente" al Frente Amplio y Juntos por el Perú.

Te puede interesar