Susel Paredes y Flor Pablo fueron electas congresistas por el Partido Morado, al igual que Edward Málaga. Pero solo ellas dos integran al momento la nueva bancada Integridad y Desarrollo.
Susel Paredes y Flor Pablo fueron electas congresistas por el Partido Morado, al igual que Edward Málaga. Pero solo ellas dos integran al momento la nueva bancada Integridad y Desarrollo.
/ EDUARDO CAVERO
Redacción EC

En el se ha generado incomodidad producto de una reciente decisión de dos de sus tres representantes en el . La molestia corresponde a la medida de y , quienes eran legisladoras no agrupadas hasta antes de conformar la .

Según fuentes de El Comercio en el Partido Morado, dicha decisión no fue coordinada ni acordada con los miembros del comité político de la citada organización política.

MIRA: Congresistas presentan moción para eliminar beneficios de la Mesa Directiva que presidio María del Carmen Alva

Como se informó, el último lunes se oficializó la creación de la bancada Integridad y Desarrollo. Además de Pablo y Paredes la conforman legisladores que han pertenecido a otros grupos parlamentarios. Por ejemplo, , que solo en dos semanas ha estado en tres bancadas: Alianza para el Progreso, Cambio Democrático y ahora el referido nuevo grupo.

También participa Carlos Zeballos, que llegó al Congreso con Acción Popular y, tras renunciar a esta bancada, creó otra llamada Perú Democrático. Igualmente, Carlos Alva, quien recientemente se alejó del grupo de la lampa.

Edward Málaga Trillo, legislador también electo por el Partido Morado, no se ha sumado a la nueva bancada y permanece como no agrupado. En declaraciones a Canal N la noche del martes, el parlamentario aseguró que “no hay una ruptura” con sus colegas Pablo y Paredes. “Tenemos iniciativas comunes, seguimos trabajando juntos. No es que hubo un divorcio, riña o pelea. Yo le llamo amor libre”, explicó.

“Considero que para tomar una decisión de ese calibre hubiera necesitado días para conversar con mis colegas para saber cuáles eran sus posiciones sobre la bicameralidad, reelección, salida a la crisis, la contrarreforma educativa, violencia contra la mujer, etcétera”, acotó respecto de los otros miembros de Integridad y Desarrollo.

Las fuentes del Partido Morado refieren que son respetuosas de la libertad de acción que el cargo de congresista otorga y que los parlamentarios no tienen mandato imperativo, pudiendo conformar alianzas con otros parlamentarios en base a principios y valores democráticos, pero esperando que estén enmarcados en los valores, principios e ideología de la organización política.

Además, desde el partido señalan ser conscientes de la necesidad de conformar una bancada para viabilizar los proyectos de ley, así como tener presencia en la Junta de Portavoces y demás prerrogativas que tienen los miembros de un grupo parlamentario oficial.

En esa línea, desde el Partido Morado se ha solicitado a las legisladoras Flor Pablo y Susel Paredes que expliquen su decisión a la brevedad, precisando los motivos de la misma a fin de que la militancia no tenga que recurrir a redes sociales o entrevistas en medios de comunicación.

En comunicación con El Comercio, Flor Pablo respondió: “Es nuestra potestad formar bancada como congresistas. Además, es una decisión de la que ellos estaban informados”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más