"En realidad, los partidos se han convertido hace ya un buen tiempo en vehículos electorales y la relación que tienen con sus miembros es una relación muy débil", afirma Fernando Tuesta Soldevilla (Foto: GEC)
"En realidad, los partidos se han convertido hace ya un buen tiempo en vehículos electorales y la relación que tienen con sus miembros es una relación muy débil", afirma Fernando Tuesta Soldevilla (Foto: GEC)
Ana Bazo Reisman