Este Diario no tuvo respuesta del exalcalde sobre los contratos firmados durante su gestión. (Foto: Lino Chipana)
Este Diario no tuvo respuesta del exalcalde sobre los contratos firmados durante su gestión. (Foto: Lino Chipana)
Delsy Loyola Jorge

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Unidad de Investigación

Un empresario, su pareja y los hijos de cada uno de ellos se beneficiaron a través de contratos por más de S/3 millones durante la gestión de en la (MLV). A la entidad edil le vendieron desde alimentos para perros, agua hasta uniformes de serenazgo y materiales de construcción.

Los contratos se hicieron con las cinco empresas de esta familia, tres de ellas sin historial de adjudicaciones con el Estado. El incremento de sus ingresos se produjo durante la gestión del actual candidato a la Presidencia de la República por el partido Victoria Nacional. Los procesos, sin concurso público de por medio, se hicieron en plena emergencia sanitaria por el COVID-19.

Se trata de la pareja conformada por Manuel Coello y Milagros Erquiaga, y sus hijos de anteriores compromisos Patricia y Manuel Coello Oldratti, y Bruno y Carlos Ibañez Erquiaga, respectivamente, quienes figuran como accionistas de las empresas implicadas. El empresario es cercano al círculo de confianza del exalcalde, tal como lo registran sus diversas interacciones en redes sociales como Facebook e Instagram.

MIRA: George Forsyth: JEE lo excluye de las Elecciones 2021 por omitir información en su hoja de vida

Las dos empresas

Pemin S.A.C. y Publideas Perú S.A.C, empresas vinculadas a Milagros Erquiaga y sus hijos, fueron las que ganaron más en La Victoria: S/2′034.030,23, entre el 2019 y 2020.

Pemin S.A.C., que figura a nombre de Erquiaga y de su hijo Bruno, suscribió 30 contratos. La adjudicación más alta se hizo por S/805.968 a través de la modalidad de contratación directa con motivo de la emergencia sanitaria por el COVID-19, el 7 de setiembre del 2020.

Se trató de la “adquisición de uniformes y equipos de protección para el personal de la Subgerencia de Fiscalización”. Para justificar la modalidad de compra en pandemia, el municipio señaló en las bases del contrato que el propósito era “reducir la informalidad, la sensación de inseguridad poblacional y la aglomeración de personas en los centros de acopio para evitar el contagio del COVID-19 dentro de la jurisdicción”.

Las empresas Pemin S.A.C. y Davis&Cia S.A. se adjudicaron un millonario contrato en plena emergencia sanitaria.
Las empresas Pemin S.A.C. y Davis&Cia S.A. se adjudicaron un millonario contrato en plena emergencia sanitaria.

Un año antes, en julio del 2019, Pemin S.A.C. ganó una licitación por S/163.690 también para la adquisición de uniformes para el personal de limpieza. El resto de contratos que firmó con la municipalidad se hizo de forma directa durante un año, a través de órdenes de compra y servicios por un total de S/660.078,55.

La empresa le brindó a la municipalidad distintos productos como alimentos para perros, parlantes, materiales de construcción y gasfitería, toldos, cámaras de videovigilancia, agua y más. Y entre los servicios prestados, figuran: demolición de estructuras, instalación de pisos de porcelanato y acondicionamiento de oficinas.

Estos son algunos de los contratos de Pemin S.A.C. con la Municipalidad de La Victoria en 2019. (Foto: Web OSCE)
Estos son algunos de los contratos de Pemin S.A.C. con la Municipalidad de La Victoria en 2019. (Foto: Web OSCE)

Publideas Perú S.A.C., la empresa del otro hijo de Milagros Erquiaga, Carlos Ibañez, fue contratada por la municipalidad por S/537.865,10, a través de más de 44 órdenes de servicio en un año. En Sunat, registra como actividad principal “otras actividades de servicios personales”.

Esta compañía vendió pinturas, bienes de seguridad, sillas, mesas, alambres, pilas, linternas, ventiladores y materiales de construcción para el equipamiento del Complejo Deportivo San Cosme, que Forsyth anunció en reiteradas veces que operaría como la nueva sede de la municipalidad y que nunca se concretó.

En el 2019 fue la primera vez que esta empresa brindó servicios a una entidad pública como la MLV, precisamente durante la gestión del exarquero.

Las empresas ganaron un total de S/3'032.126,23. (Elaboración: El Comercio)
Las empresas ganaron un total de S/3'032.126,23. (Elaboración: El Comercio)

Los otros contratos

Las otras empresas que tampoco tienen historial de adjudicaciones en el Estado hasta que fueron contratadas por la gestión de Forsyth son las de Manuel Coello: Davis & Cía S.A., en convenio con su hija Patricia, que ganó un contrato por S/356.045; e Impsan S.A., en sociedad con su hijo, que recibió S/336.521 por 16 contratos, en su mayoría, con la subgerencia de Obras Públicas y Mantenimiento. Esta empresa le vendió a la municipalidad extintores, alambres, materiales de construcción, servicios de albañilería, de instalaciones eléctricas y de concreto premezclado.

Impsan S.A. también se adjudicó contratos durante la pandemia los días 8 y 9 de octubre del 2020. La MLV le pagó S/107.561,13 por la adquisición de reflectores LED subacuáticos y por materiales eléctricos como focos ahorradores, cintas aislantes, esferas de vidrio y cables vulcanizados para la “conservación de parques” a cargo de la subgerencia de Áreas Verdes y Saneamiento Ambiental.

La última empresa de la familia implicada es Davisco S.A., de propiedad de Coello y su hija Patricia. La entidad del Estado con la que contrató por única vez también fue la MLV. La adjudicación fue por S/305.530 en setiembre del 2019. Se trató de la compra de más de 5 mil galones de pintura para el “marcado de pavimentos de las vías principales y locales” del distrito, a cargo de la Gerencia de Tránsito, Transporte y Seguridad Vial.

Fachada de la empresa Davisco S.A. En la misma dirección, opera la compañía Impsan S.A. Ninguno de los directivos quiso atender nuestras consultas. (Foto: El Comercio)
Fachada de la empresa Davisco S.A. En la misma dirección, opera la compañía Impsan S.A. Ninguno de los directivos quiso atender nuestras consultas. (Foto: El Comercio)

El Comercio conoció que el municipio, para justificar la selección exclusiva de las empresas como proveedoras, ponía a competir a dos de la misma familia en los procesos.

Cuadro comparativo que presentó la municipalidad como parte de uno de los procesos. La entidad edil comparó ofertas de Impsan S.A. y Pemin S.A.C., empresas de la misma familia, para justificar la selección de una de ellas.
Cuadro comparativo que presentó la municipalidad como parte de uno de los procesos. La entidad edil comparó ofertas de Impsan S.A. y Pemin S.A.C., empresas de la misma familia, para justificar la selección de una de ellas.
La municipalidad ponía a competir a las empresas de la misma familia en los procesos para justificar su selección.
La municipalidad ponía a competir a las empresas de la misma familia en los procesos para justificar su selección.

El círculo de confianza

Según se pudo constatar en las redes sociales de Manuel Coello, el empresario es conocido por los amigos de George Forsyth, como Renzo Navarro, quien según informó este Diario , y Álvaro Ortega, quien también fue contratado por la entidad edil.

Renzo Navarro, George Forsyth y Álvaro Ortega mantienen una amistad de hace más de 20 años. (Foto: Facebook)
Renzo Navarro, George Forsyth y Álvaro Ortega mantienen una amistad de hace más de 20 años. (Foto: Facebook)

El Comercio conoció que, durante la gestión del exarquero, Ortega prestó servicios por un total de S/73.000 como encargado del área de operaciones y coordinador administrativo de la Gerencia de Tránsito, Transporte y Seguridad Vial. Al igual que Navarro, es amigo del candidato a la Presidencia desde hace más de 20 años.

El amigo de Forsyth trabajó en la MLV con un sueldo promedio de S/4.500. Sus pagos se hicieron a través de once órdenes de servicio. Pese al monto que recibía, para su contratación solo se pedía como requisitos “secundaria completa” y “habilidad de comunicación, vocación de servicio, orientación y proactividad”.

Estos eran los requisitos de las órdenes de servicio a favor de Álvaro Ortega, otro amigo de George Forsyth. (Foto: El Comercio)
Estos eran los requisitos de las órdenes de servicio a favor de Álvaro Ortega, otro amigo de George Forsyth. (Foto: El Comercio)

El amigo de Forsyth tampoco contaba con experiencia en el Estado y, según su hoja de vida, estudió durante dos años en el instituto Centro Peruano de Estudios Bancarios (Cepeban) en 1998.

Este Diario buscó la versión de Ortega, pero no contestó nuestras llamadas ni mensajes.

Presunta colusión

En diálogo con El Comercio, el exprocurador Ivan Meini consideró que el caso se debería investigar desde la Contraloría y el Ministerio Público, debido a que “hay varios indicios que sugieren una contratación irregular o varias”.

“Como línea de investigación, yo no descartaría una eventual colusión. Es decir, si se toma en cuenta la relación de amistad y comercial entre el círculo de Forsyth y un miembro de esa familia y se trata de adjudicaciones directas entonces eventualmente podría haber delito [...] Si las irregularidades solo conllevan responsabilidad administrativa o penal es algo que debería ser investigado”, manifestó.

Además, consideró que se habría vulnerado “la lógica de la libre competencia”, al haberse contratado a cinco empresas de una misma familia. “Habría que indagar también desde la lógica de la libre competencia porque las adjudicaciones directas en principio son legales, pero tienen ciertas restricciones: montos, tipos de servicios, tiene que ser un servicio especializado donde no existan en el mercado postores a la mano que puedan competir”, explicó.

Meini también indicó que el exalcalde debería pronunciarse por los hechos en cuestión, debido a que está tentando a un cargo mayor como la presidencia. “Una persona que postula al cargo más importante como la presidencia de la República tiene que generar confianza en todo sentido. Lo que tendría que haber es una declaración. Creo que es un derecho de la ciudadanía poder preguntar a sus candidatos cuando existen dudas”, acotó.

Descargos

Este Diario llamó a los teléfonos de las empresas implicadas para recoger descargos, pero no tuvo éxito. La asistente de gerencia de la empresa Davisco S.A. nos aseguró una entrevista con Manuel Coello, pero el día pactado no contestó nuestras llamadas. El Comercio también buscó a los empresarios en sus viviendas, dejó cartas y envió correos, pero nunca se obtuvo respuesta.

También se solicitó una entrevista con , pero el área de prensa del exalcalde respondió que, una vez más, el candidato presidencial no declararía. Nuevamente, en su representación, habló la exgerenta municipal Yanina Abanto.

La exfuncionaria de la comuna respondió a este Diario solo a través de un mensaje de Whatsapp. Afirmó que a Manuel Coello lo conocen “como proveedor, como muchos de los que han trabajado en la municipalidad”. Además, aseguró que todas las contrataciones fueron “transparentes”.

“Durante nuestra gestión en la Municipalidad de La Victoria todas las contrataciones se hicieron de acuerdo a Ley, y los proveedores eran aquellos que presentaban la mejor propuesta técnica y económica para bienes y servicios que la municipalidad requería”, dijo.

TE PUEDE INTERESAR