Las mesas de transeúntes solo son de carácter excepcional. (Foto: Cancillería)
Las mesas de transeúntes solo son de carácter excepcional. (Foto: Cancillería)
Alicia Rojas Sánchez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La (ONPE) una versión que circuló en redes sociales y mensajes de WhatsApp respecto a que durante esta segunda vuelta electoral se habían dispuesto mesas de sufragio en el extranjero.

MIRA: Una guía para no caer en la desinformación electoral a pocos días del balotaje

¿Qué dicen las normas sobre estos espacios de votación? ¿Se usaron alguna vez? Por lo menos desde las elecciones de 1990, no se ha vuelto a utilizar de las mesas de votación de transeúntes en los procesos electorales del Perú.


Por su parte, que el Consulado General del Perú en Miami alquiló, desde el 21 de mayo, el Centro de Convenciones de Miami Beach para las elecciones de este domingo.

MIRA: Elecciones 2021: ¿En qué casos se puede presentar una excusa para no ser miembro de mesa?

En setiembre del 2009, la Comisión de Constitución del Congreso había descartado un predictamen que proponía la instalación de mesas de transeúntes para las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Asimismo, en el boletín de setiembre del 2014, de que la única elección en la que hubo mesa de transeúntes fue para las elecciones de 1985. Esa mesa fue instalada en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Es complicado instalar estas mesas porque exigen un trabajo adicional al personal del JNE y de la Oficina Nacional de Procesos Electorales, al tener que ‘rehacer’ las mesas originales. De otra parte, si estas mesas no están debidamente controladas se pueden prestar a acciones fraudulentas. Parece por ello que el JNE ha cortado por lo sano y no utiliza esta modalidad de voto prevista en la ley”, se explicaba en el boletín.

Las disposiciones para las mesas de transeúntes están contempladas en la Ley Orgánica de Elecciones (N°26859). Estos espacios tienen un carácter excepcional y temporal.

El capítulo 7 de la referida ley precisa que es el JNE el encargado de disponer la instalación de las mesas de transeúntes para cualquier elección nacional. Mientras que la ONPE es la entidad que garantiza esta instalación.

Este tipo de mesas se establecen solo para los casos de elecciones con distrito electoral único. Para su inscripción, se requiere un procedimiento. En primer lugar, el ciudadano que tenga que hacer uso de ella deberá acudir a la Oficina del Registro Distrital de Identificación y Estado Civil del lugar donde pretende votar para cumplir los requisitos. El trámite tiene que hacerse anticipadamente, no menos de 90 días antes de la elección.

Luego, la referida oficina deberá enviar al Reniec la relación de los ciudadanos que se inscribieron para votación en mesas de transeúntes con copia a la ONPE.

Con esa relación, se procede a realizar la emisión de las listas de electores correspondientes. Todo ciudadano que se haya inscrito en la mesa de transeúntes vota en la mesa designada por la ONPE. La inscripción en mesas de transeúntes es válida exclusivamente para la elección en curso.

Finalmente, la legislación precisa que las mesas de transeúntes de un distrito se ubican, de preferencia, en un solo local.

Por otro lado, que en nuestro país ni en los consulados peruanos en el extranjero se han instalado mesas de transeúntes.

(Captura de la web de ONPE)
(Captura de la web de ONPE)

El que si el DNI de un peruano en el extranjero sigue señalando una dirección en Perú, le seguirá tocando votar en ese distrito.

Las mesas de transeúntes en elecciones presidenciales (1990-2001)

  • En la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 8 de abril de 1990, peruanos de regiones residentes en Lima se quedaron sin votar, pues el JNE no había contemplado la instalación de mesas de transeúntes.
  • Sin embargo, en la segunda vuelta, el 10 de junio de 1990, sí hubo mesa de transeúntes: las llamadas “mesas para los provincianos”. Estas se instalaron en el Estadio Nacional, donde se formaron largas colas. Lo curioso es que muchos de ellos no habían votado en la primera vuelta, por lo que se les retuvo la libreta electoral, aunque sí se les permitió depositar su voto en las urnas.
  • Pese a ese esfuerzo por instalar mesas de transeúntes, estas fueron insuficientes.
  • Para las siguientes elecciones presidenciales de abril de 1995, el JNE advirtió desde temprano, el 25 de julio de 1994, que no funcionarían, ni en el Perú ni en el extranjero, mesas de transeúntes, así como tampoco mesas especiales durante dichos comicios generales del año siguiente.
  • La razón del JNE fue que “dicho mecanismo da lugar a una serie de irregularidades que podrían empañar la transparencia del proceso”.
  • Para las elecciones del 2000, funcionarios de Reniec indicaron que no habría mesa de transeúntes.
  • El 31 de octubre de 1999, el entonces jefe del Reniec, Celedonio Méndez, mencionó la necesidad de mesas de transeúntes en el extranjero. Pero añadió que era competencia del JNE y ONPE.
  • El 30 de diciembre de 1999, El Comercio confirmó que no se instalarían mesas de transeúntes en el extranjero.
  • Durante las elecciones presidenciales del 9 de abril de 2000, pese a que ya se había anunciado oficialmente -en marzo de ese año- que no habría mesa de transeúntes en funcionamiento, algunas personas realizaron una manifestación frente al Estadio Nacional para exigirlas, ya que no habían cambiado sus DNI y no pudieron viajar a sus ciudades de origen.
  • En las elecciones presidenciales del 8 de abril de 2001, el JNE también volvió a advertir a los votantes, el 17 de marzo en El Comercio, que no habría mesas de transeúntes “porque representaban un peligro para el normal desenvolvimiento de los comicios, ya que se prestaban a la manipulación de los votos”.
  • Desde entonces, no se volvió a pensar en las mencionadas mesas para los transeúntes.

Fuente: Archivo de El Comercio

VIDEO RECOMENDADO

La pregunta del día: ¿Cuál es el análisis de Fernando Vivas sobre el debate del domingo?

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS