(Ilustración: Giovanni Tazza)
(Ilustración: Giovanni Tazza)
Rocío La Rosa Vásquez

A poco más de tres semanas del cierre de inscripción de listas de candidatos al Congreso, recordamos las principales características que tendrá este extraordinario.

1. La valla electoral que tendrán que superar seguirá siendo el 5%

Según el último sondeo de El Comercio-Ipsos, solo seis partidos lograrían superar la valla del 5% de votos válidos en las elecciones del 26 de enero del 2020, requisito que estará vigente para este proceso. Estas serían: Acción Popular, Fuerza Popular, Partido Morado, Alianza para el Progreso, Frente Amplio y el Apra. Son 24 en total las agrupaciones habilitadas para participar.

El politólogo Fernando Tuesta ha dicho en su reciente artículo que lo más probable es que tengamos un Parlamento “más fragmentado que el disuelto” y que difícilmente alguno consiga más de la mitad de escaños, como pasó con Fuerza Popular.

2. Las ventajas de lo ya conocido y de la novedad

La politóloga Milagros Campos comenta que es evidente que los partidos conocidos tendrán ventaja sobre los que no lo son. También indicó que, llevar en las listas a los miembros del Congreso disuelto, será una oportunidad para que los electores, “premien o sancionen la gestión” con su voto.

Para el director del Grupo Fides, Jeffrey Radzinsky, los partidos que quieran obtener curules tendrán que preocuparse por no postular a involucrados en casos de corrupción porque serán fiscalizados por la prensa y eso tendrá repercusión en la lista y la organización.

El analista comenta que tendrán que “combinar las personalidades con recorrido y ‘expertise’ en algunas materias, con los personajes nuevos, aunque no necesariamente jóvenes porque puede ser gente del ámbito académico o empresarial”.

3. Sin candidato presidencial de arrastre

Al no haber candidato presidencial que arrastre votos para las listas al Congreso, Campos dijo que será una buena oportunidad para que los electores se enfoquen en listas cuando normalmente lo hacen en planchas presidenciales. Consideró que lo ideal para los partidos será tener mensajes unificados para que el elector comience a votar por propuestas y no solo por personas.

Radzinsky comentó que, si bien hay repudio por algunos congresistas salientes, en caso se determine que pueden postular, “hay otros que tienen todavía un arrastre electoral que le sumaría a sus listas partidarias”.

4. Las desventajas del voto preferencial

Al no haber prosperado su eliminación durante el debate de la reforma electoral, el voto preferencial sigue vigente, lo que seguirá desatando, en la lectura de Tuesta, “una dinámica interna perversa”, donde el compañero de lista es considerado una competencia, más que el candidato de otra agrupación política.

Campos coincide en que el voto preferencial “personaliza mucho la política” y agrega que supone ciertas rencillas o conflictos que se podrían trasladar al ejercicio de la misma función parlamentaria.

Otro riesgo que advierte es que el uso del voto preferencial modifica sustancialmente la nómina, lo que termina beneficiando a los invitados y a las mujeres.

5. Adiós a la propaganda en radio y televisión

Una modificación que sí se concretó fue la eliminación de la compra de espacios para propaganda electoral en empresas de prensa escrita, televisión o radio, quedando solo disponible la franja electoral en medios del Estado. Para Campos, la campaña seguirá una tendencia que ya comenzó en otros países, con lo que se busca su abaratamiento, priorizando el contacto personal con los electores. Anotó que en circunscripciones grandes como Lima ayudarán mucho las redes sociales.

—Más datos—

En el caso de las alianzas, como la anunciada entre Juntos por el Perú y Perú Libre, deberán superar el 6% de la valla electoral.

El JNE se pronunciará sobre la posibilidad de postular de los miembros del Congreso disuelto cuando se presente algún caso.

TAGS RELACIONADOS