Jonathan Castro

La celebración del resultado de las elecciones del 26 de enero trajo una imagen inusual en los últimos tiempos: , , y juntos en el local de . Horas más temprano había estado departiendo con Diez Canseco en el desayuno.

Las bases vocean a cada uno de ellos –todos hombres– como potenciales candidatos presidenciales de AP rumbo a las . De hecho, AP es el único partido en el que hay competencia real por la candidatura presidencial.

Cada uno ha tomado un protagonismo diferente respecto al futuro del partido, de la bancada y de su visión del país: Muñoz tiene en mente proyectos que presentará a la bancada para el reordenamiento de Lima en cuatro grandes zonas; Diez Canseco ayudará en proyectos de desarrollo de infraestructura y turismo; Lescano acompañando a los nuevos congresistas de la zona sur del país.

La última encuesta de El Comercio-Ipsos le preguntó a los peruanos quién debería ser el candidato presidencial de la lampa –aún cuando ninguno de ellos haya declarado su interés real aún– para las elecciones del 2021. Jorge Muñoz encabeza las preferencias de los peruanos. Este resultado podría sentar una idea de qué es lo que pasaría si todos ellos compiten en una elección primaria abierta.

Si bien todos reafirman la vigencia de las palabras del expresidente Fernando Belaunde, sus visiones, en muchos temas, están contrapuestas. Por ello, El Comercio los entrevistó sobre temas claves del partido y la dinámica política de los últimos meses.

Jorge Muñoz

“Distraer mi labor no sería lo más adecuado”

Alcalde de Lima por Acción Popular. El 13% considera que debería ser el candidato presidencial de AP en el 2021. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Alcalde de Lima por Acción Popular. El 13% considera que debería ser el candidato presidencial de AP en el 2021. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)

¿Aprueba la gestión del presidente Martín Vizcarra? ¿Por qué?

Yo no soy una encuestadora, no entro a calificar. Trabajo de la mano de todos los actores (...) Yo siempre en el presidente he encontrado esas facilidades [para trabajar], no así en otros representantes del Ejecutivo. A veces la burocracia es muy compleja y hace que las cosas cuesten un poco más.

A la luz de los hechos, ¿fue correcta la decisión de cerrar el Congreso?

Fue la utilización de mecanismos constitucionales por parte del Ejecutivo frente a una situación donde se torna insostenible la gobernabilidad. Se utilizaron mecanismos, que por ser inéditos generaban dudas. Esta es una página de la historia política que se utiliza por primera vez y se ha tenido que escribir como se han ido desarrollando las cosas.

Del 0 al 20, ¿qué nota le pondría a la bancada de AP en el periodo anterior?

Ya he dicho que sobre eso no voy a hablar, porque he sido muy crítico sobre ciertas cosas, y eso ya se cerró. Ahora lo que hay que hacer es que esta [nueva] bancada tenga, del 0 al 20, el 20.

¿Cuál es su evaluación de las investigaciones del Caso Lava Jato?

Creo que todo lo que ayude a transparentar, a poner las cosas sobre la mesa, es bueno. Y en la medida en que esto sucede rectamente va a ser doblemente bueno. Yo veo que en algunos de los eslabones [de los procesos judiciales] ha habido una situación que quizás se esté pasando la raya. Pero lo que sí remarco es que limpiar la casa es muy bueno.

¿Cuál debe ser el tema prioritario que AP impulse en la agenda del Congreso?

Hay que revisar los decretos de urgencia que se han dado; muy importante es terminar de plasmar las reformas políticas, poner las bases de lo que va a ser la próxima elección presidencial y congresal. Allí ya tienes un montón de trabajo.

¿Con qué bancadas AP debe entablar diálogo y con cuáles no?

En los últimos días se han tocado algunas puertas. Deberíamos trabajar en base a esa visión de unidad y no divisionismo en el Congreso porque es poco el tiempo que hay (...) Te pediría que por razones de ejercicio de gestión me eximas de dar esa respuesta [sobre con quiénes no hablar].

¿Cómo zanjar las diferencias internas en AP?

Yo siempre digo que Jorge Muñoz trabaja por la unidad. Esa es la mejor receta, más allá de la diversidad de criterios. No todos somos iguales, pero hay un pensamiento, una doctrina esbozada por Belaunde. Si todos mirasen la doctrina de AP, creo que el camino sería mucho más ordenado.

¿Piensa postular a algún cargo en las elecciones internas del partido?

Yo estoy concentrado en mi trabajo en la municipalidad. Creo que distraer mi labor no sería lo más adecuado. Quiero ser un buen alcalde, trabajar para los ciudadanos.

¿Y piensa postular como precandidato presidencial de AP para el 2021?

Mi foco está en la municipalidad. Tengo una responsabilidad encargada por la gente para ser alcalde metropolitano de Lima, y creo que no sería lo adecuado faltar a ese compromiso.

¿Cómo ve el futuro político de AP?

Soy un convencido que los futuros se construyen. No hay una fórmula mágica para acceder a un posicionamiento (...) [De los congresistas electos] depende muchísimo el futuro de las próximas elecciones.

Yonhy Lescano

“Largamente derrotaría a los contendores”


Excongresista de AP. El 12% considera que debería ser el candidato presidencial de AP en el 2021.
Excongresista de AP. El 12% considera que debería ser el candidato presidencial de AP en el 2021.


¿Aprueba la gestión del presidente Martín Vizcarra? ¿Por qué?

Yo lo apruebo por una sola razón: ha tenido la voluntad política de disolver el Congreso, que era nefasto, que pretendía tomar los poderes del Estado. Aun cuando no se enfrente a los abusos de los grupos económicos, aun así habría que aprobar.

A la luz de los hechos, ¿fue correcta la decisión de cerrar el Congreso?

Claro que sí. Yo fui el primer político que propuso cerrar el Congreso. Luché solitariamente para el cierre del Congreso. El fujimorismo no había cambiado, era abusivo y cobarde.

Del 0 al 20, ¿qué nota le pondría a la bancada de AP en el periodo anterior?

Ha habido dos comportamientos: los que estuvieron con la mayor parte de los congresistas de AP, que no deslindaron del fujiaprismo; y yo en solitario que traté de cumplir con los postulados del partido. El pueblo ha reconocido el combate contra los corruptos, pecaría de vanidoso al poner(me) una nota, pero creo que ha sido muy buena; en el otro lado, obviamente están jalados.

¿Cuál es su evaluación de las investigaciones del Caso Lava Jato?

Aún cuando hay algunos errores, me parece que hay un avance porque está saliendo la pus. Eso me parece positivo, más allá del monto de las reparaciones civiles. En el caso del trabajo que se ha hecho en la fiscalía, es un esfuerzo que vale la pena resaltar y apoyar. Pero el trabajo que se hizo en el Congreso sí fue muy desastrozo y blindó a los principales corruptos del caso de Odebrecht.

¿Cuál debe ser el tema prioritario que AP impulse en la agenda del Congreso?

Seguir la lucha contra la corrupción. Tienen que deslindar, especialmente, con la corrupción que destrozó el Congreso anterior. Se tiene que hacer una buena reforma política, porque la reforma iniciada por el fujimorismo quedó a medias, es una reforma bamba. En tercer lugar, aprobar leyes a favor de la población.

¿Con qué bancadas AP debe entablar diálogo y con cuáles no?

Se puede llegar a acuerdos con Somos Perú, de alguna manera con Alianza para el Progreso que no ha tenido una clara posición en el Congreso anterior; qué duda cabe con el Frente Amplio, que no lo ha hecho mal; quizás con los otros partidos también si tienen propuestas interesantes, con la gente de UPP. Con el fujimorismo nada que ver, no se puede confiar.

¿Cómo zanjar las diferencias internas en AP?

Creo que la única forma es que vayan por el camino correcto algunos militantes. Pero qué duda cabe, eso va a ser bastante difícil porque algunos tienen una posición tibia frente al fujimorismo. Eso se va a zanjar con las elecciones de dirigentes y ojalá que la posición del partido se imponga. No le hace daño esta dualidad de posiciones, pero sería mucho más óptimo tener una posición consistente en la lucha contra la corrupción. Yo lo veo difícil por las raíces de algunos militantes que han tenido poder económico, que han tenido una participación política en estos últimos tiempos y tratan de imponer su posición. Pero gran parte de la militancia no está con ellos.

¿Piensa postular a algún cargo en las elecciones internas del partido?

No. A mí me han propuesto para secretaría general nacional, pero se necesita mucho tiempo y mucho dinero. No tengo las dos cosas.

¿Y piensa postular como precandidato presidencial de AP para el 2021?

Eso no lo descarto. Hay una gran parte de militantes que están proponiéndome. Estoy checkeando con cuidado para ver si asumo esa responsabilidad. Si se produjera una votación, largamente derrotaría a los contendores.

¿Cómo ve el futuro político de AP?

El partido tiene tradición democrática, tiene bastante obra hecha por el presidente Belaunde, de la conducta, de ser valiente en la política, no transar. Ese es el camino que tenemos que seguir.

Víctor Andrés García Belaude

“No he tomado una decisión”


Excongresista de AP. El 10% considera que debería ser el candidato presidencial de AP en el 2021.
Excongresista de AP. El 10% considera que debería ser el candidato presidencial de AP en el 2021.

¿Aprueba la gestión del presidente Martín Vizcarra? ¿Por qué?

La desapruebo por haber interpretado a su manera la Constitución para poder disolver el Congreso. Me parece que es una manera absurda, ilegal y autoritaria de cerrar el Parlamento. Segundo, durante el tiempo que ha transcurrido no ha hecho nada. Antes del 30 de setiembre, su nota podía ser ligeramente aprobatoria. Pero después, sin ningún tipo de oposición, ha podido hacer grandes transformaciones y no ha hecho absolutamente nada.

A la luz de los hechos, ¿fue correcta la decisión de cerrar el Congreso?

Sigo creyendo que no correcto, necesario ni adecuado. Creo que el presidente pudo haberlo evitado y en ese camino estaba su primer ministro Del Solar. El Perú se hubiera ahorrado una serie de inconvenientes y una paralización de la economía.

Del 0 al 20, ¿qué nota le pondría a la bancada de AP en el periodo anterior?

Con todos los defectos que hemos tenido, la apruebo ampliamente porque no se puede juzgar a la bancada por lo que pasó el 30 de setiembre, sino por lo que hizo en 3 años y medio. Lo que hizo el último día aún está en discusión. Algunos creen que sí se actuó bien; otros que no. Nosotros hemos actuado de acuerdo a la defensa de la institucionalidad.

¿Cuál es su evaluación de las investigaciones del Caso Lava Jato?

Creo que el Estado peruano debió ser más duro con Odebrecht y el club de la construcción, y lamentablemente hemos sido muy blandos y las consecuencias las estamos viendo ya. El Estado no se preocupó de aceptar las recomendaciones de una comisión investigadora que tenía pruebas a la mano de lo mal que habían hecho las cosas. Esas cosas se siguen permitiendo hasta hoy, siguen contratando con el Estado las constructoras. Esto incluye a todos, Poder Judicial, Ministerio Público, procuradores y al gobierno de turno. No he visto que ningún gremio haya expulsado a abogados, árbitros o a empresarios que han coimeado.

¿Cuál debe ser el tema prioritario que AP impulse en la agenda del Congreso?

La fiscalización. Estamos hablando del tema de la inmunidad pero no discutimos del tema de la corrupción en general. El problema principal no es la inmunidad, es la corrupción transversal.

¿Con qué bancadas AP debe entablar diálogo y con cuáles no?

Creo que el Congreso está atomizado porque así lo ha querido el pueblo peruano, dejar de conversar con todos sería un error. Hay que buscar afinidad con los grupos y personas que no tengan las manos manchadas ni de sangre ni de dinero sucio.

¿Cómo zanjar las diferencias internas en AP?

AP tiene gente que cree que estuvo bien cerrado el Congreso, que pensarán que la bancada no actuó bien. Pero creo que la gran mayoría piensa que hemos defendido la institucionalidad. El tiempo será el mejor juez. Tiene que haber en algún momento una franca y abierta discusión al interior del partido sobre los hechos políticos de los últimos 4 años.

¿Piensa postular a algún cargo en las elecciones internas del partido?

No, yo he sido presidente del partido, y creo que hay que dejar la conducción del partido a personas más jóvenes que tengan equipos de trabajo. Es un cargo de mucha responsabilidad y mucha actividad.

¿Y piensa postular como precandidato presidencial de AP para el 2021?

No lo he pensado, pero dependerá de las circunstancias y de las bases del partido. Esas decisiones no se toman de manera individual. No he tomado una decisión.

¿Cómo ve el futuro político de AP?

AP está mejorando desde el 2016 a la fecha. Ojalá que en 2020-2021 sigamos avanzando, eso dependerá mucho de la bancada nueva. Dependerá más de ellos que de nosotros que ya estamos en el balcón.

Raúl Diez Canseco

“No descarto nada”

Exvicepresidente de la República. El 6% considera que debería ser el candidato presidencial de AP en el 2021 (Foto: Lino Chipana /GEC)
Exvicepresidente de la República. El 6% considera que debería ser el candidato presidencial de AP en el 2021 (Foto: Lino Chipana /GEC)

¿Aprueba o desaprueba la gestión del presidente Martín Vizcarra? ¿Por qué?

Aquí hay dos etapas. Apruebo la etapa de enfrentar a la corrupción, proponer leyes que fortalezcan el sistema de justicia. Pero la segunda etapa, sobre el crecimiento económico y el desarrollo, creo que el país está paralizado (...) En ese capítulo el presidente Vizcarra tiene que hacer grandes esfuerzos. Y otra cosa más: el gobierno ha debido crear una comisión sobre calentamiento global, porque yo creo que todas estas inundaciones, huaycos y todo lo que vemos con las lluvias cada vez va a ser peor en el Perú y tenemos que prevenir.

A la luz de los hechos, ¿fue correcta la decisión de cerrar el Congreso?

A estas alturas discutir esas cosas no tiene ningún sentido porque tienes un fallo del Tribunal Constitucional en medio. Ahora tenemos que concentrarnos en este nuevo Congreso que ya está elegido. Estoy convencido que está entrando una generación de jóvenes que van a hacer un gran esfuerzo.

Del 0 al 20, ¿qué nota le pondría a la bancada de AP en el periodo anterior?

Una nota importante. ¿Porque tú sabes lo que es tener cinco parlamentarios y enfrentarte a una mayoría aplastante? El día ingrato en el que le cerraron la puerta al primer ministro hubo una Junta de Portavoces, donde estuvo Víctor Andrés García Belaunde y dijo ‘déjenlo hablar, escuchémoslo’. Pero el Apra con Fuerza Popular rechazaron la propuesta. Se ha luchado defendiendo valores y principios. Además, no se cambió de camiseta ninguno.

¿Cuál es su evaluación de las investigaciones del Caso Lava Jato?

No creo que haya alguien en el Perú que no diga que son positivas. Cuando nos íbamos a imaginar que alguien vaya a tener la oportunidad de investigar y gente con el valor suficiente de denunciar. Pero sí me preocupa el exceso de prisiones preventivas (...) Hubiera preferido que el Poder Judicial tenga mayores recursos y soporte para que el fiscal pida sentencia y el juez sentencie.

¿Cuál debe ser el tema prioritario que AP impulse en la agenda del Congreso?

Hay que concertar en las nuevas formas de elegir a los miembros del TC. Hay que terminar con la reforma política. Hay un tema importante: modificar un artículo de la ley porque sino no van poder ser utilizadas [las reformas que se hagan] en la elección que viene, porque debe ser un año antes. Se tiene que eliminar el voto preferencial pero con elecciones primarias en los partidos, con [participación de] la ONPE para que sea transparente. El voto preferencial está destruyendo la estructura del partido, es canibalismo político. Y la reforma del Poder Judicial; debería crearse una escuela de jueces, donde los mejores lo sean.

¿Con qué bancadas AP debe entablar diálogo y con cuáles no?

Creo que a la hora de concertar por el país no debería dejar a nadie fuera. Sí se tuvo que hacer un trabajo muy puntual para la Mesa Directiva, y en eso AP ha buscado a quienes están más proclives a sumar por el país.

¿Cómo zanjar las diferencias internas en AP?

La primera manera es con los diálogos internos. Como Belaunde nos enseñó, el partido no es un convento de monjas, podemos discrepar pero una vez que nos ponemos de acuerdo, tenemos que respetar. Y lo otro es más democrático: una elección. Tú piensas así, yo pienso asá, contrastemos con los militantes, qué piensan.

¿Piensa postular a algún cargo en las elecciones internas del partido?

No, porque hay demasiados buenos jóvenes, hay que darles la oportunidad. Además, hay que tener energía. Yo tengo más de 70 años (…) [La falta de dirigentes con mandato vigente] le ha quitado mucha energía, [ha producido] enfrentamiento no adecuado.

¿Y piensa postular como precandidato presidencial de AP para el 2021?

Yo soy una persona dispuesta a sumar. Creo que la elección que se viene presidencial no lo gana uno solo, tiene que buscar alianzas, concertaciones (…) No descarto nada. Un día un alto dirigente del Partido Aprista me buscó para que convenza al presidente Belaunde de ser el candidato del Fredemo en vez de Vargas Llosa. Fui a hablar con el presidente y me dijo “Raúl, dile que le agradezco. ¿Pero sabes qué edad tengo yo? Tengo 72 años, el futuro del Perú no se puede ruletear”. Creo que lo que debe venir en el Perú es un mix de jóvenes y viejos.

¿Cómo ve el futuro político de AP?

Muy bueno (...) Hay dos caminos: una extraordinaria labor de [Manuel] Merino y sus 24 acompañantes, AP [para arriba]; si no es así, esto se acabó. Creo que viene una época muy interesante.

Mesías Guevara

“Queremos que el partido tenga perpetuidad”

Presidente de AP. El 1% considera que debería ser el candidato presidencial de AP en el 2021.
Presidente de AP. El 1% considera que debería ser el candidato presidencial de AP en el 2021.

¿Aprueba o desaprueba la gestión del presidente Martín Vizcarra? ¿Por qué?

Apruebo porque ha consolidado la descentralización. Por primera vez en los últimos 20 años, hay una estrecha coordinación entre los gobiernos nacional, regional y municipal.

A la luz de los hechos, ¿fue correcta la decisión de cerrar el Congreso?

El Congreso se lo buscó, y nos llevó a una situación bastante polarizada. Estábamos entre la disolución del Congreso y la vacancia del presidente. Si el presidente no disolvía el Congreso, de seguro que al día siguiente era vacado. Lamentablemente el Congreso, con su actuación irresponsable, llevó a una difícil situación no solo para el presidente, sino para la democracia y la gobernabilidad en el país

Del 0 al 20, ¿qué nota le pondría a la bancada de AP en el periodo anterior?

Le pondría 12. Porque el partido, más que la bancada, ha estado a favor de la democracia. Yo he discrepado [de la bancada], pero en la evaluación hay que ser hidalgo. Lo rescatable es que la bancada siempre ha participado en el debate, ha estado fiscalizando, a través de García Belaunde y Lescano que fueron los congresistas más visibles.

¿Cuál es su evaluación de las investigaciones del Caso Lava Jato?

Yo soy muy respetuoso del sistema judicial y fiscal. Desconozco a profundidad qué es lo que se está llevando. Pero sí creo que el sistema de justicia tiene un gran desafío que tenemos que afrontar como país estos días. Yo no respaldo ni desapruebo. Hay que hacer la invocación a que jueces y fiscales lleven el debido proceso sin llegar a los extremos de absolución ni sentencias que podrían generar mucha controversia. Hay que evitar politizar el sistema de justicia .

¿Cuál debe ser el tema prioritario que AP impulse en la agenda del Congreso?

La agenda parlamentaria ya fue definida, a través del plenario nacional. Uno [de los temas] es continuar la reforma política, ver la consolidación del marco de la educación, la salud, de la descentralización y la reforma del sistema de justicia para evitar la impunidad y la corrupción.

¿Con qué bancadas AP debe entablar diálogo y con cuáles no?

Por las coincidencias de ubicarnos en el centro, sería Alianza para el Progreso, Somos Perú y el Partido Morado. Y bueno, hay bancadas como Fuerza Popular [con las que] no nos debemos sentar.

¿Cómo zanjar las diferencias internas en AP?

Nosotros tenemos un comité político donde se encuentran las diferentes visiones. Nos hemos reunido y hemos logrado un entendimiento para moderar todas las partes. Hay un sector a los que llaman fujiapristas; hay otro al que le dicen izquierdistas. Por tanto, lo primero que hemos acometido es evitar este tipo de adjetivos porque es falso que en el partido haya comunistas o fujiapristas.

¿Piensa postular a algún cargo en las elecciones internas del partido?

No puedo, porque soy presidente del partido. A lo único que podría postular es a la secretaría general pero ya lo he sido dos veces. Y por otro lado no hay reelección, es decir, no pienso postular.

¿Y piensa postular como precandidato presidencial de AP para el 2021?

En el partido hay tres precandidatos que están corriendo, a quienes he felicitado públicamente: Yonhy Lescano, Raúl Diez Canseco y Alfredo Barnechea. Yo no estoy en esa lista. Estoy ahora en mi calidad de gobernador cumpliendo con mis tareas. Como máximo dirigente en funciones, tengo que mantener la neutralidad.

¿Cómo ve el futuro político de AP?

Para nosotros el futuro es promisorio, miramos más allá del 2021. Queremos que el partido tenga perpetuidad dentro de la democracia peruana.

Alfredo Barnechea

El 7% considera que debería ser el candidato de la lampa en el 2021.
El 7% considera que debería ser el candidato de la lampa en el 2021.

Este Diario intentó recoger el testimonio del excandidato presidencial de Acción Popular pero no fue posible. En los últimos tiempos, Alfredo Barnechea se mostró junto al exalcalde Luis Castañeda, dio un discurso en el velorio de Alan García y criticó a los fiscales del Caso Lava Jato.