Pacheco afronta tres investigaciones en el Ministerio Público por presiones en la Sunat, ascensos en las FF.AA. y Policía, y la licitación en Provías.  (Foto: El Comercio)
Pacheco afronta tres investigaciones en el Ministerio Público por presiones en la Sunat, ascensos en las FF.AA. y Policía, y la licitación en Provías. (Foto: El Comercio)

La noche del 24 de setiembre, un mensaje que recibió el entonces ministro de Energía y Minas, , le generó incomodidad y lo puso en alerta. El secretario general de la Presidencia, Bruno Pacheco, utilizando el nombre del presidente Pedro Castillo, le envío el currículo del economista para la gerencia general de Petro-Perú.

Pacheco había tratado de comunicarse con Merino a través de una llamada de WhatsApp sin mayor éxito.

Tras ello, optó por escribirle para decirle que Castillo Terrones necesitaba hablar con él. Una hora después de este primer mensaje, el titular del Ministerio de Energía y Minas (MINEN) le respondió escuetamente: “Sí, Bruno, qué deseas”.

La réplica del secretario general de la Presidencia fue hacerle llegar la hoja de vida de Chávez Arévalo con el rótulo “gerente general de Petro-Perú”.

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

En comunicación con El Comercio, Merino detalló que ese mensaje no representó el primer acto de presión de Pacheco para nombrar al economista como el gerente general de la empresa estatal. “Desde inicios de setiembre, él ya venía insistiendo de manera directa e indirecta con este asunto. Ahí [en el chat, la presión] es clara”, manifestó.

El ex titular del MINEN dijo que ni siquiera descargó la hoja de vida de Chávez, y que el hecho de no haberle dado una respuesta a Pacheco, no cesó con sus presiones. Estas, incluso, llegaron al punto de insinuarle que no continuaría en el cargo respaldaba la designación del economista a frente de Petro-Perú.

MIRA: Iván Merino: “Me retiré porque no acepté las presiones de Pacheco para que Chávez sea gerente de Petro-Perú” | Entrevista

Precisamente, Chávez Arévalo fue nombrado gerente general de la empresa estatal , un día después de que Merino dejara el sector Energía y Minas.

En la actualidad, el economista es investigado por la fiscalía anticorrupción por presunta colusión y negociación incompatible, luego de que un reportaje de “Panorama” revelara que la empresa Heaven Petroleum Operators (HPO) obtuvo un contrato con Petro-Perú por 74 millones de dólares para la venta de 280 mil barriles de biodiésel días después de que su director ejecutivo, Samir Abudayeh, entrara a Palacio de Gobierno para reunirse con Pedro Castillo el 15 y 18 de octubre.

En la segunda fecha, Chávez Arévalo y la empresaria Karelim López también ingresaron para una reunión con el presidente en horas similares.

José Luis Núñez, abogado de Pacheco, refirió que su patrocinado no es cercano al gerente general de Petro-Perú. Agregó que no ha podido conversar con el ex secretario general de la Presidencia sobre la denuncia de Merino.

MIRA: Fermín Silva, el médico amigo de Pedro Castillo que reclutó al gerente general de Petro-Perú

Una nueva investigación

El abogado penalista afirmó que tras la denuncia de Merino, el Ministerio Público debe iniciar una nueva pesquisa a Pacheco por los presuntos delitos de coacción y tráfico de influencias.

“Acá lo que se tiene es una situación donde existe un direccionamiento para el nombramiento de una persona, el señor Pacheco, como secretario general de la Presidencia, tiene una posición de poder, esto no es solo una recomendación”, manifestó a El Comercio.

Caro también remarcó que en el comportamiento de Pacheco habría un presunto “delito continuado”, porque en solo tres meses en Palacio de Gobierno tuvo actos de injerencia en la Sunat, Fuerzas Armadas, Policía Nacional y ahora en Petro-Perú [ver infografía].

El ex procurador anticorrupción Antonio Maldonado refirió que con el gobierno de Castillo se han ido instalado “redes que solo pueden ser calificadas como criminales” en instituciones “clave” del Estado. Agregó que esta práctica se ha realizado en anteriores administraciones, y que ello permitió la corrupción de Lava Jato.

Maldonado consideró que la fiscalía sí debe intervenir en esta situación, porque Pacheco habría estado detrás del protagonista central de las licitaciones aparentemente direccionadas en Petro-Perú. Aunque sugirió que no se aborde la pesquisa como “un hecho aislado”, sino por todo el contexto.

MIRA: AP se vuelve a fraccionar por moción para censurar a ministro Condori: las posturas en la lampa

“El Ministerio Público lo que debe investigar es el contexto general, donde los delitos pueden ser mayores, como colusión, cohecho y hasta organización criminal. ¿Cuál es la finalidad que hay detrás [de todas las injerencias]? Hay que ver el bosque y no solo un árbol. El presidente Castillo ha querido sorprender al Perú, como si no supiéramos lo que es la corrupción, como si no tuviéramos la experiencia de Fujimori y Montesinos y Lava Jato”, acotó.

El Comercio intentó comunicarse con Chávez, a través del área de prensa de Petro-Perú, pero no hubo una respuesta hasta el cierre de esta edición.

MIRA: Sobrinos del presidente Castillo ingresaron al Ministerio de Transportes y Comunicaciones

Más información

Chávez Arévalo negó haber asistido a la fiesta de cumpleaños de la hija de Pacheco. Agregó que le envió unos “aretes de oro” como regalo. “El carro que registran [en Cieneguilla] es un carro de seguridad, que fue a dejar el regalo y le toman [la foto] cuando estaba estacionado”, dijo a “Expreso”.

Pacheco afronta tres investigaciones en el Ministerio Público por presiones en la Sunat, ascensos en las FF.AA. y Policía, y la licitación en Provías.

Te puede interesar

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más